Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Saben lo que hacen

Piedad Sánchez de la Fuente (Málaga)
Redacción
martes, 13 de marzo de 2007, 12:24 h (CET)
El derecho a la libertad de expresión es para algunos poder insultar, ofender, calumniar y hacer mofa de todo lo divino y humano, a veces con el matiz de la pornografía. Y eso está ocurriendo ahora con la figura divina y santa de Jesucristo, con la de su Madre la Santísima Virgen María y con la de sus ángeles. Este espectáculo bochornoso puede verse en el ordenador.

A mí me gustaría que esos individuos que cometen tales canalladas, tuvieran la valentía a cara descubierta de explicar por qué hacen eso. En qué ennoblecen y perfeccionan al género humano, a la sociedad y a la ideología, a la que pertenecen. Pero no lo harán no, porque son unos cobardes, que están ayudados por otros que les apoyan con medios y con tecnología al servicio del mal.

Cuando mataron a Jesús de Nazaret, Él pidió a su Padre que los perdonara “porque no saben lo que hacen”. Pero en estos tiempos la maldad si sabe a la perfección lo que pretende hacer. Quiere acabar con el cristianismo con la Religión del amor, de la paz, con la única que trata al hombre con respeto elevando su dignidad hasta hacerlo hijo de Dios, con la única que tiene como fundador al mismo Dios hecho Hombre.

Son dos mil años de Iglesia, de predicar la Verdad, con la frase de Jesús “La Verdad os hará libres”, y aunque muchas veces los cristianos no hemos dado la talla, no hay doctrina más hermosa, ni noble, ni más digna, ni más consoladora, ni que produzca una felicidad en el hombre, pero felicidad de la buena, no de la carcajada y vacío interior, que el Cristianismo

Cristo ayer, hoy y siempre. Los temporales no podrán derribarla, ni hundirla, aunque haya gente que como no saben ni tienen capacidad mental para atacarla con las ideas o con la palabra, lo hacen con lo único que poseen, el instinto del mal, en su faceta más animalesca, la pornografía.

Pobres criaturas, son de lástima porque en su ignorancia o en su mala fe, están desperdiciando un tesoro, que es de ellos también.

Y, para terminar un ruego a estas pobres gentes. No se os ocurra hacer lo que habéis hecho con Jesús, María y el Ángel, con otras religiones menos tolerante. Pero no hay cuidado, vosotros en vuestra cobardía sabéis que los cristianos perdonamos y los otros no.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris