Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   ACB: JORNADA 24   -   Sección:   Baloncesto

El Bruesa suma una importante victoria y aprieta la lucha por la permanencia (81-64)

Ganaron con total merecimiento a un débil Etosa que se complica el futuro
Redacción
domingo, 11 de marzo de 2007, 23:56 h (CET)
El partido no tuvo mucha historia. Los primeros 20 minutos disputados fueron un duelo igualado y poco intenso entre dos equipos que se jugaban mucho. Exploraban y examinaban las debilidades de su rival con cierto medio. Tras el descanso, el equipo de ‘Porfi’ Fisac se decidió a atacar y, desde el juego interior con Bradley, Fajardo y Pavlidis, cimentó una victoria que le anima moralmente y le permite continuar fuera de los puestos que llevan a la LEB.

FICHA TÉCNICA
81- Bruesa GBC: Uriz (4), Urtasun (-), Smith (14), Fajardo (12) y Bradley (15). Ordín (6), Mulaomerovic (15), Martínez (-), Doblas (2) y Pavlidis (13).
64- Etosa Alicante: Fisher (14), Angulo (4), Lewis (14), Lewis (7) y Sundov (10). Sonko (1), Hernández (-), Weigand (-), Vasic (4) y Kornegay (10).
Parciales: 18-16, 13-11, 21-14 y 29-23.
Árbitros: Arteaga, García G. y Cortés (2). Eliminados en el Etosa por cinco faltas personales Angulo y Kornegay.
Incidencias: 9.500 espectadores en Illumbe en la vigésimo cuarta jornada de la ACB.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: zona baja apretada
Para algunos como el Etosa Alicante tal vez no sea bueno pero, la zona caliente de la clasificación se ajusta bastante y hay ahora siete equipos luchando en ella por no bajar.
Lo peor: Lanzamientos triples
Los dos equipos naufragaron casi siempre a la hora de intentar sumar de tres en tres y los porcentajes de Bruesa y Etosa fueron del 25% y 23% respectivamente.
El dato:
Con su victoria de 17 puntos sobre el Etosa Alicante, el GBC se hace con el ‘average’ particular, superando la derrota de la ida en Alicante por 87-81.

Jon Narváez / San Sebastián

La tarde del domingo era peligrosa. El Bruesa se sentía con la obligación de ganar a un rival directo y más después del triunfo del ViveMenorca sobre el Pamesa que, de haber perdido, le habría dejado como segundo equipo por la cola. Los alicantinos llegaban a Donostia sabiendo que, de ganar, se situaría en una posición cómoda y el descenso quedaría muy atrás. Sin embargo fueron los donostiarras quienes saltaron a ganar el partido con más ganas y terminaron por vencer de una forma más cómoda de lo previsto al equipo entrenado por Trifón Poch.

Los dos primeros cuartos transcurrieron sin incidencia alguna. La grada se aburría y los jugadores que estaban en la cancha se dedicaban a cruzar unas pocas canastas. Bradley y Sundov eran los encargados de ir sumando puntos. Aunque nadie apretaba y el marcador era igualado, algunos jugadores del Bruesa daban muestras de que en poco tiempo eclosionarían. Apoyados en Devin Smith, Diego Fajardo y Michael Bradley, los de Fisac se anotaban un primer cuarto en el que el Lucentum vivió de la superioridad bajo tableros y la buena muñeca de Bruno Sundov, que fue diluyéndose con los minutos. Quincy Lewis, defendido por un Urtasun inferior físicamente, se aprovechaba de su físico para sumar de vez en cuando.

En el segundo parcial lo más destacable fue la labor de Pavlidis, el reciente fichaje de los guipuzcoanos. El ala-pívot consiguió que la baja de Kammerichs pasara desapercibida con su intensidad y rebotes y además sumó un aceptable tiro de larga distancia. El griego empujaba a un Bruesa que parecía que quería irse pero no podía. Kornegay y Vasic tomaron el relevo anotador de Sundov y varios fallos sin oposición de Mulaomerovic u Ordín facilitaban la labor al Etosa.

Pero llegó el paso por vestuarios con un escueto 31-27 y los de Fisac mostraron un gran cambio. Sabiendo que no era la noche desde los triples, el discurso donostiarra cambió y se dirigió hacia sus hombres de dentro. Los pívot donostiarras se encargaron de asegurar el rebote defensivo y, dirigidos muy bien por ‘Mula’ y Ordín, los locales comenzaron a despegarse en el marcador. Fisher se volvía loco por la falta de ofrecimiento de sus compañeros y se ofuscaba en ataque, por lo que las malas elecciones de tiro y la buena defensa del Bruesa permitieron a éstos realizar varios contraataques bien culminados.

Sundov dejó de anotar y no supo defender a un inspirado Bradley, Mulaomerovic fue lo que se espera de él –una amenaza en ataque y un buen director-, Smith anotaba y cogía rebotes, Fajardo anulaba al tan veterano como peligroso Lewis... Y Poch recurrió por primera vez en el minuto 28 a Berni Hernández, cuando el marcador era de 47-37. Kornegay no podía con los cinco hombres que tenía en cancha el Bruesa.

Los lucentinos, por su inexplicable falta de motivación y por el buen hacer local, dejaron de ser una amenaza a falta de unos diez minutos. El 52-41 que resultaba tras la disputa de los tres primeros cuartos fue creciendo rápidamente y tras dos canastas de Pavlidis y otra de Fajardo los hombres de Fisac se aseguraban este importante partido. Fisher y Quincy Lewis trataron de maquillar la desventaja pero Mulaomerovic, Fajardo o Uriz continuaron acertando para los suyos e Illumbe se aseguraba el triunfo.

El marcador final, un 81-64 que permite al Bruesa anotarse un tanto doble tras asegurarse el ‘average’ particular con los alicantinos, que se encuentran ahora a dos encuentros de los puestos que llevan directamente a la LEB y últimamente van cuesta abajo. El pesimismo empieza a aflorar por la capital de la Costa Blanca. Mientras, el Bruesa intenta asomar la cabeza y una vez más, ha podido con la presión de saber que el Menorca había ganado y que de perder el futuro se habría puesto muy negro.


SALA DE PRENSA
’Porfi’ Fisac (entrenador Bruesa GBC)

"Lo más importante es que desde el descanso hemos tenido criterio y coherencia. Buscábamos un cinco que nos diera estabilidad en ambos lados y hemos tenido fortuna en encontrarlo. Además el desgaste de nuestros jugadores nos han dado un ‘extra’ que no se ve en las estadísticas. Me gusta valorar la manera en la que hemos sabido jugar con Michael (Bradley) y luego cambiar a jugar con nuestros ‘cuatros’. Creo que el trabajo de la gente de dentro nos ha dado mucha movilidad para que al final el marcador terminara así. Con la baja de Fede teníamos que buscar a alguien que tuviera la capacidad de ser versátiles y tanto con Diego (Fajardo) como con George (Pavlidis) lo tenemos. Hoy hemos ganado dos partidos; el del basket ‘average’ y el partido en sí. Lo que más me agrada de mi equipo es que partidos tan complicados mentalmente como éste siga entero".
Trifón Poch (entrenador Etosa Alicante)

"Atacando como lo hemos hecho durante todo el partido es imposible. Tanto en porcentajes como en parciales es francamente complicado. El trabajo defensivo, excepto alguna situación concreta, ha sido correcto y ha estado condicionado por el desastre que hemos hecho adelante. No somos capaces de estar con equilibrio entre el ataque y la defensa. Hay que seguir mirando adelante y seguir peleando. No hemos sido lo duros que necesitábamos para el partido de hoy; no sé si es tema de actitud o de falta de confianza que tenemos ahora. Estamos con problemas de ritmo en los últimos meses y nos estamos resintiendo".


Noticias relacionadas

Scariolo: "Tenemos delante el escollo más duro de la primera fase"

Reconoció tener el compromiso para los partidos de septiembre de los jugadores NBA y Euroliga

El Real Madrid cierra el doblete Liga Endesa-Euroliga

Los de Pablo Laso se llevan el cuarto partido por 85-96 ante un Baskonia con menos energía

El Real Madrid atisba el título en el Buesa Arena

Tavares y Doncic aplacan el empuje de Baskonia en el 2-1 de la final

Un colosal Real Madrid somete al Baskonia (98-91)

La poderosa defensa exhibida durante el tercer cuarto, con un parcial de 31-13, resulta determinante en el triunfo blanco, colofón a un espléndido encuentro de baloncesto del grupo de Pablo Laso; la serie final se marcha ahora a Vitoria.

El Baskonia sorprende al Real Madrid (90-94)

El conjunto de Pedro Martínez muestra una versión colectiva excelsa (con mención para Vildoza, Beaubois y Shengeila) y se apunta el primer punto de la final, recuperando el factor campo a un Real Madrid muy intermitente.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris