Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

Ford y SEAT

Sergio Brosa
Sergio Brosa
martes, 13 de marzo de 2007, 10:11 h (CET)
Alan R. Mulally, consejero delegado de Ford, remitió el pasado jueves un correo electrónico a los empleados de la empresa comunicándoles que aunque en el ejercicio anterior habían caído los beneficios y los objetivos en su segmento de mercado, se habían hecho significativos progresos en la calidad y la reducción de costes, por lo que Ford gratificaría a todos sus empleados con un modesto bonus, a pesar de la pérdida record de 12,7 millones de dólares y la hipoteca de la mayor parte de sus activos.

El anuncio no fue del todo iniciativa de la cúpula directiva de Ford, pues había sido duramente criticada por los sindicatos al respecto de las bonificaciones para los gestores.

Los trabajadores de Ford Motor Company representados por los sindicatos United Automobile Workers o la Canadian Auto Workers recibirían 500 dólares. El bonus para otros empleados ajenos a la gerencia estaría comprendido entre los 300 y los 800 dólares. Los trabajadores en niveles de gerencia recibirían uno más alto pero todavía modesto; premios que reflejarían proporcionalmente los parámetros alcanzados en 2006, dijo Mr. Mulally.

Todos los que trabajaban para Ford al final de 2006, incluso los miles que aceptaron paquetes accionariales a cambio de dejar sus empleos, obtendrán un bonus. La mayoría de los bonus se pagarán el próximo jueves.

Únicamente compartirán esta medida si cumplieron su parte el año pasado y se fueron de la empresa voluntariamente tomando un paquete accionarial, dijo Oscar Suris, portavoz de Ford. Quien añadió que no podía saber el efecto que las críticas de los sindicatos el pasado enero, tuvieron sobre el plan de premios de gestión. En ese momento creía que únicamente los gestores estarían incluidos en el plan.

Ford tenía más de 115.000 empleados en Norteamérica a 31 de diciembre, de acuerdo con su informe trimestral. Pagarle a cada uno el bonus representará un coste muy superior a los 50 millones.

El anuncio de los bonus llegó una semana después que Ford reveló una normativa por la que el Consejo incrementó el incentivo de Mulally de opción sobre acciones, de 1 millón a 6 millones de dólares.

Por su parte, Martin Winterkorn, sucesor de Bernd Pischetsrieder en la presidencia del fabricante automovilístico Volkswagen, en la presentación de los resultados del grupo Volkswagen –más de 100.000 millones de euros de facturación en 2006 y casi 325.000 empleados–, se muestra muy satisfecho y renueva la apuesta por SEAT.

La estrategia de Winterkorn pasa por invertir anualmente en SEAT 450 millones de euros a lo largo de la próxima década y adjudicar la fabricación de dos nuevos modelos, una berlina y un pequeño 4X4, que se sumarán al Altea Freetrack, de próxima comercialización, a fin de recuperar el liderazgo del mercado español en los próximos tres años.
Pero el aspecto negativo está en otra página del mismo plan estratégico de SEAT, en el que se contempla el despido de 1.500 trabajadores de la empresa.

El margen de contribución de SEAT al grupo Volkswagen sigue siendo escaso. La facturación de la filial española creció en un discreto 1,5% que si lo unimos a la inflación en España del mismo período, nos dará exactamente el crecimiento experimentado por la empresa. Mientras que todo el grupo creció un 11,6% y sus beneficios lo hicieron en un 145%.

Se desconoce, sin embargo, el incentivo económico de los gestores de Volkswagen que han sabido hacer progresar a la empresa más que considerablemente, habida cuenta de los tiempos que corren para el sector del automóvil.

En cualquier caso, no estaría de más, tomando ejemplo de Ford, incentivar a los propios trabajadores y empleados de la compañía que no pueden sino hacer exactamente lo que sus jefes les mandan y difícilmente pueden influir, desde sus puestos de trabajo, en la marcha de la empresa, como no sea en un mayor esmero, si cabe, en el cometido asignado en la cadena de producción.

Si una empresa como Ford, con un nivel record de pérdidas, es capaz de costear un modesto incentivo a sus trabajadores, no parece que deba ser algo inalcanzable para Volkswagen, con un record en el incremento de sus beneficios. Y a todas luces es mucho más alentador un pequeño premio a la dedicación de sus empleados que la amenaza a sus puestos de trabajo y, en definitiva, al pan de sus hijos.

¿Qué hacen los sindicatos por sus representados?

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris