Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Sobran razones para manifestarse contra Zapatero

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
lunes, 12 de marzo de 2007, 10:14 h (CET)
Pablo es un chavalote de ocho años que era el jefe de la pandilla hasta el verano pasado. El último agosto llegaron a su pueblo dos familias nuevas cargadas de hijos. A partir de ese momento no sólo perdió su jefatura “pandillar” sino que además ha sido condenado al absoluto ostracismo por los nuevos jefes. Ahora mismo anda solo y perseguido por los que antes eran sus amigos. “Lo malo de ser el jefe es que te lo crees y te crees que va a ser pa siempre” me dijo el otro día cuando yo trataba de consolarle.

Es lo que yo digo, que lo malo de ser presidente del Gobierno es que te lo crees y que piensas que nunca vendrá otro más fuerte que te pondrá de patitas en la calle. Entonces empiezas a pensar que el resto de la pandilla está equivocada, que ya te harán caso cuando te necesiten y entonces verán cuánto dependen de ti, verán quién es el más listo, el mejor y el más fuerte. Eso es lo que le pasó a Aznar por enfrentarse a todo un pueblo echado a la calle. Que se creyó que nadie le iba a apear del burro y que todos íbamos a reclamarle que volviera dirigir nuestros pasos con su áureo e inmarcesible estilo de gobierno.

Sobraban las razones para manifestarse contra aquel Aznar, como sobran las razones para manifestarse contra este Zapatero. Es lo que tiene el gobierno, que te crees predestinado para dirigir los pasos de la plebe aunque la plebe no se deje. Seas de derechas de izquierdas, de arriba o de abajo. Debe ser contagioso, porque que yo recuerde le pasó también a Felipe González, tal vez sea algún microbio o alguna bacteria infiltrada en los tapices de la Moncloa, pero ya ve usted cómo les afecta a todos por igual. Terminan por enfrentarse a quien debe mantenerlos, a quién es su jefe natural y por ello tiene la potestad de despedirles del trabajo.

Hace tiempo que tengo escrito en este mismo blog que Aznar cometió dos errores: Ése de enfrentarse a toda España por la guerra de Irak, una de las más injustas de las últimas décadas, y designar a Rajoy como sucesor. Sólo en los errores del gallego puede entenderse que ambos primeros partidos están más o menos equilibrados en las encuestas de votos, no se entiende de otra forma. La cerrazón de Zapatero (A cualquier persona medianamente preparada han de llamarle la atención sus discursos hueros, plenos de retórica y de alusiones grandilocuentes pero vacías de contenido real) y su distanciamiento de la realidad, de lo que la calle quiere y de lo que en petit comité le dicen sus grandes líderes regionales debían haber servido para que otro líder hubiera llevado ya al PP a superarle por muy amplio margen.

Que el PP no lo haya hecho, teniendo en cuenta la gestión de Zapatero con el tema de los estatutos de autonomía, con la negociación guadianesca con BatasunETA y su enfrentamiento actual con sus propios compañeros de partido es sólo muestra grave del segundo error de Aznar. Hay razones sobradas para manifestarse contra “Zapthuero”, pero yo no voy a ir, no con este PP.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris