Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   XODO TRAS UN SUEO   -   Sección:  

Una pol mica ley en Italia provoca que las parejas emigren a otros lugares en busca de fecundacin asistida

Espa a, por su legislacin, es uno de los destinos preferidos
Redacción
viernes, 6 de agosto de 2004, 07:11 h (CET)
Una pol mica ley que restringe en Italia la prctica de la fecundaci n asistida ha provocado una autntica emigraci n de parejas con problemas de fertilidad a otros pases europeos para someterse a este tipo de tratamiento.

Iv n Martn / Redacci n
Un reciente artculo en el diario 'Il Messagero' revela que entre los destinos preferidos por estas parejas para recibir asistencia est Espaa, donde a los matrimonios o las parejas de hecho y tambi n a los solteros les est permitido someterse a estos tratamientos, siempre que exista un consentimiento consciente.

De hecho, la asociaci n 'Madre Provetta', histrica en el campo de la lucha por la fecundaci n asistida, considera que Espaa es actualmente el pa s europeo "ms libre" en este campo. Prueba de ello, es que "en las salas de espera de los centros de procreaci n espaoles el n mero de italianos que piden la fecundacin asistida ha aumentado un 40%" desde la prohibici n en Italia, asegura una de las representantes de la asociacin, M nica Soldano.

La controvertida aprobacin, el pasado febrero, de una ley que proh be la fecundacin asistida con el uso del semen donado por una tercera persona ajena a la pareja es la causante de este ' xodo' de parejas que desean cumplir su sueo de ser padres.

El doble en gastos
Una norma "injusta", seg n los afectados, que ha impulsado la movilizacin de m s de 15.000 voluntarios que, a travs de 5.000 puestos dispersos por todo el pa s, emprendieron el pasado 31 de julio una campaa para recoger las firmas necesarias para llevar la ley a referendo y as derogarla o incluso abolirla. Una iniciativa que llevan a cabo a contrarreloj, ya que la regulacin italiana establece que son necesarias al menos dos millones y medio de firmas -que representan cerca del 4 por ciento de la poblaci n residente en Italia-, y el plazo para presentarlas concluye el prximo 30 de septiembre.

Entre tanto, quienes se trasladan a otro pa s para someterse a estos tratamientos pueden llegar a gastar el doble de lo que gastaban antes en Italia, dado que a los gastos de viaje hay que sumar los del tratamiento, que en el extranjero cuesta cerca de 6.000 euros por cada ciclo de fecundacin mientras que en territorio italiano costaban unos 2.500.

Adem s, otras prcticas como la congelaci n de embriones, la inseminacin de m s de tres vulos a la vez o el diagn stico de embriones portadores de enfermedades estn prohibidas en Italia, mientras se permiten en el resto de Europa. Y es que si bien es cierto que en pa ses como el Reino Unido, Alemania o Francia hay ciertas limitaciones en cuanto a la fecundacin "in vitro", "s lo nosotros hemos hecho una ley ideolgica, en la que la tica del Gobierno prevalece sobre la de los individuos", denuncia "Madre Provetta".

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris