Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La responsabilidad de los medios de comunicación

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
lunes, 12 de marzo de 2007, 12:21 h (CET)
El arzobispo Foley, al inaugurar la asamblea plenaria del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, de la que es presidente propuso hacer un examen de conciencia sobre la comunicación. Decía: “Los vendedores usan los medios de comunicación con mucho éxito para vender jabón, automóviles, ropa y vacaciones, en cambio, nosotros, que tenemos la responsabilidad de proclamar el mensaje más importante en la historia de la humanidad, con frecuencia hemos carecido de imaginación y de dedicación para dar a conocer con estos medios a todos los hombres y mujeres, la buena noticia de Jesucristo, de su amor y del destino al que hemos sido llamados”. “A veces nosotros también pecamos, o al menos faltamos, en nuestro uso de los medios, al dedicarnos a condenar más que a elogiar. Nuestro Santo Padre Benedicto XVI nos ha aconsejado no mostrarnos siempre diciendo “no”, sino mostrándonos como reflejo del amor, la misericordia y la compasión de Jesucristo en nuestro modo de usar los medios”. San Lucas 6, 37-38 nos recuerda las palabras de Jesús: “Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo. No juzguéis y no seréis juzgados. No condenéis y no seréis condenados. Perdonad y seréis perdonados. Dad y se os dará”.

Cuánta realidad hay en estas reflexiones del arzobispo, porque si todos los comunicadores tuvieran en cuenta las palabras de Jesús, antes de manipular la noticia verdadera: como falsa, lo positivo: como negativo, lo beneficioso: como degradante. Teniendo en cuenta sobre todo, que las jóvenes generaciones no leen, no estudian, no se instruyen, creen aprenderlo todo en la pantalla de la televisión, tendríamos una sociedad, con más valores y virtudes, que sabría distinguir lo falso de lo verdadero.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris