Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Una polémica alimentada de forma artificial

J.D. Mez. Madrid
Redacción
lunes, 12 de marzo de 2007, 12:21 h (CET)
Con relación a la sentencia del TC, que desestimó la cuestión de inconstitucionalidad planteada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias relativa a una disposición adicional de la Logse y a ciertos preceptos del acuerdo España-Santa Sede sobre enseñanza y asuntos culturales está provocando una polémica alimentada de forma artificial. Tal vez la clave del asunto reside en la distinción. Al amparo de un supuesto laicismo que no se corresponde con el artículo 16 de la Constitución, un determinado sector pretende imponer una moral social que se llama así misma “progresista”. El TC no cae en la trampa de proclamar los valores materiales que algunos intentan generalizar como si fueran un dogma constitucional, y de ahí las críticas fuera de lugar que provoca la sentencia. La Constitución establece con todo rigor que ninguna religión tendrá carácter estatal y añade que los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

Esta decisión constituyente es acorde con los convenios firmados entre la Iglesia y el Estado, cuya naturaleza de tratados internacionales los convierte en plenamente vinculantes en el marco de nuestro ordenamiento jurídico. Dicha compatibilidad ha sido reiteradamente declarada por el TC, por lo que resulta insólito que algunas instancias partidistas o de opinión se atribuyan una autoridad que no les corresponde para afirmar en tono dogmático que son “inconstitucionales”.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris