Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Argentina / Ftbol   -   Sección:  

Boca contundente y Palermo convirti en su vuelta al club

Redacción
jueves, 5 de agosto de 2004, 07:41 h (CET)
Sorpresa grande se llevaron los jugadores de Boca cuando en el primer ataque del partido, Abbondanzieri sali muy lejos a cortar y se llev por delante a un rival, justo adentro del rea. M s all de los reclamos, fue un claro e inocente penal. Emerson, con clase, puso el 1 a 0.

Alejandro Miravet / Corresponsal en Argentina
Boca sinti el impacto, porque sali como un le n herido a llevarse por delante lo que tena enfrente. No tard en darse cuenta de que el negocio estaba por arriba, donde Palermo y su cabeza iban a abrir el camino de la recuperacin. Dicho y hecho. Tiro libre de Cagna al coraz n del rea y sin marcas, con llamativa comodidad, el Loco apareci en el segundo palo para meter un cabezazo esquinado.

El partido, a partir de ah, se jug en campo de los japoneses. Vargas y Ledesma manejaron la pelota y la distribuyeron siempre hacia adelante, donde Cangele se movi por todo el frente de ataque. No tard en llegar el segundo. Frmula repetida: tiro libre al medio del rea y esta vez apareci Vargas para desequilibrar de cabeza.

Con la diferencia, el juego se hizo aburrido y casi no hubo m s situaciones de peligro hasta el final del primer tiempo. Boca se conform r pido y retrocedi para cederle la iniciativa a los rivales, a quienes se les vino el mundo encima porque no sab an qu hacer para buscar la igualdad.

En el segundo tiempo, el partido tuvo mucho m s tono amistoso. Aparecieron los espacios y ah las situaciones de peligro se apilaron sobre el arco japon s. Cangele, primero, sac un zurdazo b rbaro y puso el tercero. Enseguida aument Cagna y, a esa altura, ya todo estaba resuelto.

Lo que vino fue lo previsible. Boca, con la goleada en la mochila, se dedic a esperar y a tratar de responder de contra. Red Diamonds? Fue para adelante a chocar contra sus propias ideas, siempre de la mano del voluntarioso Emerson. Y otra vez grit Boca, esta vez con un cabezazo de Silvestre, quien haba ingresado hac a unos minutos. Ya con todo definido, descont Yokoyama, quien lo festej como si fuese el ltimo gol de su vida.

Gole Boca, ante un rival flojito. Pero sirve para ir acumulando confianza.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris