Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La parte por el todo   -   Sección:   Opinión

Con los ojos vendados

Óscar Arce Ruiz
Óscar Arce
domingo, 11 de marzo de 2007, 06:38 h (CET)
Deberíamos aprender a mirar el ejercicio político desde una perspectiva diferente, acaso más alejada. Sin perjuicio de las opiniones particulares, es evidente que el programa político se ha de desarrollar a largo plazo, intentando que éste sea lo suficientemente flexible como para encajar lo imprevisible que pueda surgir durante la legislatura.

Hay quien dice que toda la experiencia humana no puede entenderse sino mediante la necesaria representación de una experiencia ‘gestáltica’. En ella, las partes y su simple conjunción o yuxtaposición no son condición suficiente para encontrar un significado satisfactorio.

Débese entender, entonces, que el resultado satisfactorio no puede ser nada más que una experiencia en cierto sentido superestructural, observada desde una distancia mayor. Por ello, no puede ser más que una lectura simbólica de lo que realmente está pasando.

Tengamos en cuenta que el acontecer de la vida humana se desarrolla entre cuerpos físicos y sustancias materiales formadas por una cantidad enorme de partes, sustancias, moléculas y átomos.

¿Cómo podríamos vivir si nuestros sentidos fuesen sensibles ‘per se’ a la composición de los cuerpos y no a los cuerpos mismos? Sin una visión global de lo que representa el ensamblaje, dando tanta si no más importancia a la parte que al todo, nuestro paso por el mundo físico sería, cuanto menos, titubeante.

El botánico escocés Robert Brown observó al estudiar una suspensión de partículas de polen en una solución acuosa, cómo los granos se hundían de manera gradual y a una velocidad definida por diferentes factores.

Al observarlo más detenidamente, por medio del microscopio, notó cómo el movimiento descendiente que sufre cada grano es regular solamente por término medio. A grandes rasgos, describen un movimiento descendiente pero no rectilíneo, sino que su superficie es golpeada constantemente por las moléculas que ocupan también el lugar provocando pequeños y continuos cambios de dirección.

Otro físico, Schrödinger, hizo notar que, aunque las partículas de polen descendientes no son átomos, son lo suficientemente pequeños y ligeros como para no ser totalmente insensibles al impacto del martilleo incesante que desdibuja la rectitud de su trayectoria. El movimiento, dice, se puede comparar al de un hombre con los ojos vendados que intenta caminar sin tener un itinerario marcado. Realiza también una analogía entre el movimiento browniano y la ‘capacidad’ del ser humano para despreciar la influencia sensitiva de las constantes arremetidas de las partículas mínimas.

Cuando Zapatero cedió en la sesión de control en el Senado al juego provocador del portavoz del grupo popular, comenzó la falta de firmeza en la exposición del presidente. Ello se ha traducido en los últimos días en un cruce de acusaciones sobre quién, cuántos y bajo qué circunstancias se establecieron ventajas penitenciarias a presos etarras.

Esa parece la estrategia política del PP, forzar el descenso medio del gobierno mientras es golpeado por las innumerables arremetidas externas, influencias que deberían tenerse en cuenta aunque no habrían de desestabilizar su actuación.

Es posible que, ante la opinión del pueblo, sus representantes empiecen a semejarse al hombre aquél de ojos vendados el camino del cual es claro en su mente, pero confuso desde fuera.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris