Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Por la libertad

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 10 de marzo de 2007, 10:07 h (CET)
Será mañana. Y de nuevo en hora taurina, hora de la fiesta nacional. Mañana en la capital de España tendrá lugar la que Mariano Rajoy ha definido como la manifestación 'más importante de la historia democrática de España'. Y es que mañana los españoles, de todo signo político, estamos llamados a salir a la calle para decirle al gobierno socialista que preside Rodríguez Zapatero que no vamos a admitir más cesiones a ETA. Que no somos tontos.

Y es que Zapatero no tenía ninguna obligación de conceder el segundo grado penitenciario al asesino múltiple. Si De Juana está tomando calditos y duchándose cuarenta minutos con su compañera sentimental en un hospital de San Sebastián –en el mismo hospital, ironías del destino, en el que diez años antes murió Miguel Ángel Blanco- es porque ZP así lo ha querido. No existe ninguna otra razón. Ningún otro motivo. Sencillo: si De Juana toma calditos en el País Vasco es porque a ZP le ha dado la gana.

Y es que, por mucho que se empeñen ZP, Blanco y López Garrido y demás portavoces socialistas, en hacer creer a los españoles que los gobiernos de Aznar fueron unos gobiernos mansurrones con la ETA (nosotros somos malos, pero ellos peores, parece que nos quieren transmitir desde Ferraz) la verdad es la que es. Y la realidad es que hace tres años ETA estaba más arrinconada que nunca en su historia. Los españoles sabíamos que a ETA se la podía derrotar por la vía policial y con la ley en la mano. Que es como bajo los gobiernos del PP, a diferencia de lo que sucedió bajo gobiernos 'humanitario-socialisto-pacifistas' anteriores, se luchó contra el terrorismo. Ni GAL ni GEL ni GOL. La ley. El Estado de Derecho.

Y la ley vigente hasta 1996, ley que ahora parece que los progres recriminan al gobierno del PP que, pese a querer cambiarla, respetara, establecía una serie de beneficios penitenciarios para los delincuentes. Beneficios que han sido aplicados a De Juana y a todos los que fueron juzgados por delitos cometidos antes del 23 de mayo de 1996. Ley franquista que el PSOE hasta en 9 ocasiones se negó a modificar. Y es que, según los socialistas, eso de obligar a los etarras a cumplir íntegramente sus condenas es algo 'reaccionario'. Así pues, hasta que el PP no obtuvo mayoría absoluta, no se pudo modificar la ley. Hoy, gracias al gobierno del PP, no se podría dar un caso como el de De Juana.

Pero, como De Juana no tuvo que sufrir esas leyes tan 'reaccionarias' que le hubieran obligado a permanecer en prisión, tuvo que salir López Aguilar, el hermano de Sorrocloco, por aquél entonces Ministro de Justicia o similar, a decir que como era un escándalo que el sanguinario asesino fuera a salir a la calle habiendo cumplido tan sólo 18 años de una pena de 3000, él y su gobierno se iban a encargar de “construir un sumario”. Tranquila la población: el gobierno de ZP hará lo que sea necesario para que De Juana permanezca entre rejas. Y en ese momento el fiscal pidió 96 años para el terrorista por dos artículos escritos para el diario 'Gara'. Claro que luego vino la negociación. Y los 96 años se quedaron reducidos a 3. Había que “deconstruir lo construido”. Vamos, que había que aplicar el socialismo.

Y he aquí el resultado: De Juana Chaos obteniendo el segundo grado por la gracia de ZP. Y la indignación de la gran mayoría de los españoles por lo que ha sido clarísimamente una cesión ante un chantaje. Cesión que el propio ZP reconocía el pasado día 7 en el Senado cuando afirmaba en, por lo menos, dos ocasiones, que “no estamos ante la primera vez que el gobierno cede ante un chantaje de ETA”.

Quizá el error del PSOE, tan acostumbrado a hacer lo que se le antoje en cada momento, haya sido el pensar que la sociedad española está ya tan aborregada, tan “alogsada”, tan adoctrinada, que iba a ser capaz de tragarse también este infumable sapo.

Pues se han equivocado. La decisión presidencial ha provocado un verdadero terremoto social. La rebelión cívica, silenciosa y democrática, a la que llevaban tiempo llamando las víctimas de ETA y que arrastra con ella al principal partido de la oposición es ya, se pongan como se pongan, imparable.

Muchas son las personas anónimas que en Madrid han ido a depositar unas flores en la Plaza de la República Dominicana, escenario de la mayor matanza perpetrada por De Juana Chaos. Innumerables los ciudadanos que en bares, cafeterías y oficinas ya no callan. Ni van a callar. Miles las personas que el mismo días salieron a la calle a manifestarse ante el Ministerio del Interior. Cientos de miles estarán mañana en Madrid.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris