Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La Alejandría del invidente

José Carlos Navarro
Redacción
sábado, 10 de marzo de 2007, 10:29 h (CET)
Todavía recuerdo cuando niño leíamos lecturas de textos a mi tío invidente, que les servían para la elaboración de sus libros de Historia antigua regional y comarcal, que muchos años después superó con la adquisición del escaner lector. Hoy estaría encantado con las utilización de las nuevas tecnologías aplicadas para disminuidos visuales, si conociera que un grupo de invidentes han creado la primera Biblioteca digital para ciegos.

Tiflolibros -que es como se llama- dispone de 19.000 obras literarias para distribuir en CD, o ser leídos desde el ordenador, discman o reproductor de MP3, para sus más de 3000 socios de 40 países. Argentinos como los fundadores, alemanes, brasileños, bolivianos, chilenos, costaricenses, croatas, cubanos, daneses, canadienses, ecuatorianos, españoles, norteamericanos, franceses, guatemaltecos, hondureños, italianos, mexicanos, peruanos, venezolanos, uruguayos y suecos, son los socios invidentes que disfrutan de las obras literarias en castellano pero que también tienen un servicio que traduce al inglés y al alemán. La accesibilidad a los textos se debe a la creación de un software por un programador ciego, André Duré que cifra a través de lectores de pantallas especiales el texto digitalizado. Los libros tienen el don de la ubicuidad gracias a la tecnología, supliendo lo qie la gran Biblioteca de Alejandría representaba. Estas iniciativas alejandrinas para invidentes son grandes pasos para la integración y la cultura. Bienvenida sea esta Alejandría del invidente, de la que a buen seguro mi tío que en gloria esté sería socio.

Noticias relacionadas

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación

Mi discalculia

Algunos profesores de ciencias simplemente se contentaban con recordarme que no “servía para estudiar”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIV)

Aunque no sea por convicción sino por estrategia, es mejor no mentir ni ocultar la verdad

Sánchez habla de reconciliación mientras sigue abriendo viejas heridas

Quien salga elegido nuevo presidente del PP deberá aprender del pasado y devolverle, al PSOE del señor Sánchez, golpe por golpe, traición por traición

Pasado, presente y Casado

Diario de una no tan joven promesa a la que se le acaba el tiempo si no se lanza ya a la piscina
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris