Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Baloncesto

Mientras el Tau avasalla, Vitoria duda

Maljkovic será el entrenador después de que Lezcano sustituyera a Perasovic
Redacción
jueves, 8 de marzo de 2007, 19:54 h (CET)
El partido de Euroliga que enfrentó al Tau con el Maccabi de Tel Aviv supuso el comienzo en el club vasco de una nueva etapa dirigida por Natxo Lazkano. La afición vitoriana conoció, después del partido frente al Unicaja, que Velimir Perasovic ya no volvería a sentarse en el banquillo baskonista. Tras las declaraciones post-partido, el jefe de prensa del club, Alfonso Txurruka, hizo público un extraño comunicado pactado entre la directiva vitoriana y el agente del técnico croata en el que se anunciaba su cese.

Jon Narváez / Vitoria - Gasteiz

El frenético ritmo de partidos, su pasión por el baloncesto, su excesiva obsesión por el trabajo y el estar siempre en el punto de mira terminaron por provocar que el corazón diera un buen susto al bueno de Velimir. La ciudad se conjuraba para que ‘Peras’ se recuperara sin problemas rápidamente y volviera a su puesto. Lo primero se cumplió, pero no lo segundo.

Después de mucho meditarlo y pensar detenidamente las consecuencias de la decisión a tomar, la entidad de Zurbano llegó a la conclusión de que lo mejor para el club y para la salud de Perasovic era que éste no volviera a ejercer un cargo que requiere tanta dedicación y está sometido a tanta presión. ‘Peras’, idolatrado en Vitoria desde su época como jugador y muy querido por toda la ciudad, se vio obligado a abandonar la capital alavesa de una manera un tanto oscura y sin posibilidad de ser despedido por su afición.

Dieciséis meses después de su llegada a Vitoria, el técnico de Split puede presumir de haber logrado una Copa del Rey y una Supercopa, además de situar a su equipo como subcampeón de liga ACB y tercero en la Euroliga. A pesar de su inexperiencia como entrenador de elite, ‘Peras’ ha sabido, a través del incesante trabajo, manejar una nave de mucho peso con notoriedad. El novato fue aprendiendo sobre la marcha y logró que su equipo cuajara actuaciones memorables. En la memoria de los aficionados del club vitoriano quedarán para siempre grabados partidos como el que dio el pase a la Final Four en el OAKA contra el Panathinaikos o la final de Copa contra el Pamesa. Tras varias críticas, todos le agradecen ahora sus servicios.

De repente la responsabilidad recaía sobre el portugalujo Natxo Lezkano, segundo entrenador en el Tau desde la época en que Ivanovic comandaba el proyecto baskonista. Lezkano, con seis partidos dirigidos, había conseguido una química perfecta después de infligir soberanas palizas al Lottomatica, Unicaja y Maccabi. Su balance: seis victorias, una derrota y la clasificación matemática del Tau como primero del Grupo D en el top-16. El experimento avanzaba ‘viento en popa a toda vela’, pero nadie sabía cómo sería capaz el nuevo jefe de los vitorianos de desenvolverse cuando llegasen los momentos de la verdad. El listón del equipo está por las nubes después de dos años consecutivos llegando a la Final Four y a la final de la ACB.

Los resultados y el juego decían que se podía confiar en el vizcaíno pero, conociendo la forma de trabajar de Querejeta, nadie dudaba de que podía estar atento a las posibilidades que ofrece el mercado de entrenadores. El domingo expresaba estas palabras: “Nuestro entrenador ahora, por circunstancias, es Natxo. Hay que darle confianza, apoyo y seguridad, pero veremos qué ocurre en un futuro”. Pero el presidente azulgrana también se mostraba satisfecho porque “está haciendo un trabajo muy difícil y muy bueno”.

Y hubo sorpresa. El elegido: Bozidar Maljkovic. La máxima del deporte reza que si las cosas van bien no deben cambiarse, pero no es la primera vez que tal hecho ocurre en las oficinas del Tau -el año pasado Pedro Martínez fue destituido con el equipo bien posicionado en las competiciones doméstica y continental-. ¿Quién sabe si en el Baskonia Lezkano habría conseguido algo parecido al ‘efecto Joan Plaza’ en el Real Madrid?

Lezkano estaba dando continuidad al estilo propuesto por Perasovic y había impregnado su propia personalidad al juego. Sin embargo, ahora llega ‘Boza’, un técnico que no responde al perfil de los técnicos que han ocupado el banquillo baskonista en los últimos tiempos. El serbio lo ha ganado todo y tiene experiencia de sobra pero hay quien le achaca que últimamente ha perdido un tanto el rumbo.

Querejeta ha vuelto a apostar. Quien no se arriesga, difícilmente gana. Ahora se amplía el abanico de dudas entre la afición vitoriana: ¿Qué tal se amoldará ‘Boza’ a la plantilla? ¿Y viceversa? ¿Le queda aún ilusión y motivación por este deporte? ¿Cambiará la forma de jugar del equipo? ¿Qué hubiera pasado habiendo continuado con Lezkano?

Estas cavilaciones ya no sirven de nada. La suerte está echada y Maljkovic es el encargado de manejar una gran plantilla con grandes objetivos. Ojalá tenga ganas de dar sus últimos coletazos en el baloncesto a lo grande y brinde la tan ansiada Euroliga a todo el baskonismo.

Muchas gracias por todo, Velimir, y suerte para Maljkovic.

Noticias relacionadas

España supera el día 'tonto' subida a los hombros de Ndour

Puerto Rico llegó a estar diez arriba

El Real Madrid conquista su quinta Supercopa

Los de Laso empiezan como acabaron tras ganar a Baskonia con un gran Llull

El Real Madrid se cita con Baskonia tras aplastar al anfitrión

La final se juega hoy a las 19.15 horas

Baskonia, a la final tras ganar a un combativo Barça

Los blaugranas llegaron a perder por 20 y pudieron forzar la prórroga en una buena segunda parte

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris