Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   Euroliga - Top 16   -   Sección:   Baloncesto

El Tau sigue imparable y humilla al Maccabi (94-73)

La defensa vitoriana rozó nuevamente la perfección y no hubo ataques sin criterio
Redacción
jueves, 8 de marzo de 2007, 01:38 h (CET)
El Fernando Buesa Arena puede presumir de ser el pabellón más infranqueable de la Euroliga. Un Maccabi herido en su orgullo acudió a él para cortar la racha de 25 victorias consecutivas del Tau en él. Pero los de Lezkano se mostraron extraordinariamente superiores y consiguieron matemáticamente la primera plaza del Grupo D a falta de dos jornadas por disputarse.

FICHA TÉCNICA
94- Tau Baskonia: Prigioni (5), Erdogan (3), House (10), Scola (25) y Splitter (16). Vidal (6), Planinic (9), Peker (9), Teletovic (0) y Arslan (11).
73- Maccabi Elite Tel Aviv: Bynum (8), Jeretin (5), Jasaitis (7), Eliyahu (19) y Vujcic (6). Sharp (10), Arnold (-), Burstein (11), Sashon (3), Green (4) y Halperin (-).
Parciales: 25-15, 25-18, 20-21 y 24-19.
Árbitros: Pitsilkas (Grecia), Belosevic (Serbia) y Rocha (Portugal) (2). Sin eliminados.
Incidencias: 9.323 espectadores llenaron el Fernando Buesa Arena en la cuarta jornada del Top-16.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: equipo
En el Baskonia ahora mismo todos son felices. Si no es uno es otro, pero el caso es que en estos últimos partidos el rendimiento de todos los jugadores está siendo extremo.
Lo peor: parafernalia israelí
Como siempre, la llegada de los macabeos a Vitoria se correspondió con constantes provocaciones del banquillo hacia el público. La exagerada seguridad que rodea a los de amarillo se califica entre cómica y lamentable.
El dato:
El Baskonia ha batido el récord de imbatibilidad como local en la Euroliga tras vencer su vigésimo sexto partido consecutivo. Además, Scola se ha convertido en el máximo anotador de la historia de la competición.

Jon Narváez / Vitoria-Gasteiz

Como un ataque de un Mihura herido se esperaba al Maccabi de Tel Aviv en Vitoria después de la derrota que le endosó el Baskonia en el choque de ida en el Nokia Arena. Pero pronto se estrelló el subcampeón de la Euroliga. El Tau siguió la línea arrolladora que hizo caer estrepitosamente durante la última semana a Lottomatica y Unicaja en su pabellón y desde el principio dejó rezagado a los de Neven Spahija. La plantilla del club israelí recibió en tierras vascas una cura de humildad y sufrió un durísimo varapalo que no habrá recibido en muchos años. Los aficionados baskonistas, todo lo contrario, marcharon a casa en estado de éxtasis habiéndose quitado la espina de ver ganar de tal manera a los suyos ante el gran verdugo en los dos últimos años en la Final Four.

De la misma manera que ocurrió en los dos choques anteriores, la defensa de inicio de House y Splitter sumado al acierto de Scola hicieron coger las primeras ventajas a los de Lezkano, 11-4. El Tau avisaba de que los vientos huracanados que había por las calles de todo el País Vasco podían entrar a la pista del Buesa Arena y barrer a los macabeos pero éstos supieron mantener el tipo durante unos tres minutos más de la mano del joven Lior Eliyahu, que aprovechaba los espacios y asistencias que le daba un desdibujado Nikola Vujcic.

Pero Splitter se hizo grande y cortó la única vía anotadora hebrea. Spahija sentó en el banco a Eliyahu llegó el arreón local, de manera que House anotara el triple que hacía crecer la diferencia hasta los diez puntos para los vascos. La perfecta defensa ejercida por el Baskonia fue como un muro que cortaba el paso al Maccabi, mal dirigido por Bynum.

Y para aumentar la brecha entraba en pista Zoran Planinic. A comienzos del segundo cuarto la diferencia era ya muy favorable y el público entraba en éxtasis con los suyos. El 38-17 al Maccabi era una especie de utopía pero aún quedaba tiempo por disputarse. Y la esperada reacción amarilla llegó de la mano de Sharp y los rebotes ofensivos de Eliyahu. Los macabeos se llegaron a acercar a trece puntos pero Prigioni llamaba al orden a sus compañeros y la victoria volvía a verse con total claridad. Scola bailaba a sus pares y el marcador enseñaba un bonito 50-33 al descanso.

El paso por vestuarios enfrió a grada y equipo. Eliyahu encadenó varios ataques seguidos y permitía a su equipo lograr un parcial 2-7 que volvía a meterle en el partido. Sharp y Bynum también creaban problemas y el público se planteaba que tal vez el partido acabara siendo igualado. Pero de nuevo apareció el temple de Prigioni que consiguió anotar un aliviador triple y anotaba dos tiros libres al recibir falta en una jugada en la que Bynum se produjo una torcedura que le apartó del juego unos minutos. Volvía la calma...

Pues no. El volcán del Buesa entró en erupción con la puesta en escena del explosivo Arslan, a quien Lezkano introdujo por primera vez en el minuto 28. Los contraataques, triples, entradas y asistencias del turco enfervorizaron a una grada totalmente entregada y que disfrutaba a tope cuando Peker culminaba con un tremendo mate un contraataque llevado por su compatriota. Era el 75-57 y la rendición final del Maccabi, que sólo se limitó entonces a evitar que la paliza fuera in crescendo. El Tau no se relajó y continuó con su asfixiante defensa para llegar a derrotar al Maccabi por un resultado inolvidable, 94-73.

De esta brillantísima manera, los vitorianos se aseguran la clasificación matemática como primeros de grupo evitando así un cruce con el Cska de Moscú. El rival de cuartos saldrá de entre la igualada pugna que mantienen Olympiakos, Partizan y ‘Penya’. En Vitoria, mientras, siguen relamiéndose del gusto de ver a los suyos aplastar a los israelíes mientras desean que llegue el próximo partido.


SALA DE PRENSA
Natxo Lezkano (entrenador Tau Baskonia)

"Otro partido muy bueno en líneas generales y algo a tirones en muchas fases de él. Ha habido muchas fases en las que no hemos jugado con la idea que teníamos pero en un alto porcentaje del partido sí. Por eso estoy muy contento con la forma de defender que hemos tenido. Lo han hecho bien todos los jugadores y eso ha sido clave para ganar el partido. Muchos de nuestros puntos han sido propiciados por nuestra defensa, que nos ha permitido salir rápido al contraataque. En líneas generales estoy satisfecho del rendimiento de todos. Hemos cumplido con el objetivo de quedar primeros y tengo esa satisfacción. Los jugadores han dado un paso adelante, tienen muy buena actitud tanto en partidos como entrenamientos y estoy muy contento con su aportación y predisposición".
Neven Spahija (entrenador Maccabi Tel Aviv)

"Quiero felicitar al Tau Cerámica por una gran y merecida victoria. Es uno de los mejores equipo de Europa y están en un momento de forma excelente. Les deseo lo mejor y que mantengan la forma, porque si la mantienen hasta abril van a lograr grandes cosas". En ese momento entró en la sala de prensa una mujer gritando a favor de Palestina y Spahija abandonaba la sala de prensa.


Noticias relacionadas

El Real Madrid se cita con Baskonia tras aplastar al anfitrión

La final se juega hoy a las 19.15 horas

Baskonia, a la final tras ganar a un combativo Barça

Los blaugranas llegaron a perder por 20 y pudieron forzar la prórroga en una buena segunda parte

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria

España ultima su puesta a punto antes de viajar a Kiev

Antes de volver a Madrid para jugar ante Letonia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris