Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Están contra las cuerdas, sólo les queda mentir

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 8 de marzo de 2007, 11:42 h (CET)
'El mentirosos tiene dos males: que ni cree ni es creido' (B.Gracián). El señor Ortega Lara, que sepamos, no fue liberado por el Gobierno del señor Aznar, sino que fue rescatado del zulo gracias a una magnífica actuación de la Guardia Civil. Por tanto no existe relación de causa a efecto entre el acercamiento de presos al país vasco (en ningún caso se habló de su excarcelación) y lo que se hizo con los presos etarras; máxime, cuando la banda terrorista no sacó beneficio alguno de todo el proceso. A pesar de ello, ahora el aparato mediático al servicio del señor Zapatero, se empeña en tergiversar los hechos para vendérnoslos a la ciudadanía como una claudicación del PP ante los terroristas. Lo que ocurre con el PSOE es que están dando palos de ciego con la esperanza de que la tinta que están esparciendo a través de la prensa, radio y televisión, sirva para emborronar lo que ellos han hecho con el etarra De Juana Chaos. Vano intento, la ciudadanía ya los tiene calados.

Vamos a ver, señores socialistas, ¿acaso se cedió cuando asesinaron a Miguel Angel Blanco? Y era un caso lo suficientemente penoso para que un gobierno débil lo hubiera hecho, cuando digo débil me refiero a uno parecido al del señor Zapatero, por supuesto. Tampoco lo hicieron, por mucho que quieran intrigar mezclando las cosas los señores PepiñoBlanco y compañía, cuando el caso Ortega Lara y por tal motivo el pobre hombre tuvo que soportar su largo cautiverio. El mismo reconoció que ya sabía que el Gobierno nunca podría ceder ante el chantaje de ETA (ahora es militante del PP).

Cuando el señor Zapatero pone en su boca la palabra 'hipocresía' debería indigestársele ya que, si existe en toda España un sujeto que ostente con más propiedad el derecho a ser considerado el 'hipócrita del año', es él. Cómo se puede calificar a una persona, como el señor Presidente del Gobierno, que dice que se acabó la negociación con ETA mientras, bajo mano, sigue negociando con ellos; cómo se puede considerar a un estadista que cuando asume el poder dice que tiene el 'talante' se dialogar a menudo con la Oposición y después lo que hace es procurar arrinconarla; qué catadura moral se le puede atribuir a un hombre que, para conseguir el poder, no duda en coaligarse con los nacionalistas para luego entregarles parte de España; qué concepto se puede tener de un sujeto que esquiva dar explicaciones al Parlamento de la Nación escudándose en su ministro del Interior que miente más que respira. Si su comportamiento no es el de un hipócrita redomado diganme ustedes quíén lo es.

Si no tuviéramos bastantes muestras de cómo se las gastan los que nos gobiernan, basta ver como están actuando con el Tribunal Constitucional. Como no les conviene que la Presidenta cese, como era preceptivo, en Junio del corriente año, han decidido prorrogar su mandato, sin contar con el beneplacito de la Oposición, hasta el més de diciembre. ¿A qué viene este interés? ¿Ha cambiado el reglamento del Alto Tribunal? No, en absoluto, lo que confían es que la señora Emilia Casas les apoye en lo del Estatut. Conste que no lo digo yo, que creo en la imparcialidad de nuestra más alta estancia judicial, lo dice sin ambages el periódico del Conde Godó en su fatídica página trece “Ardid del PSOE para garantizarse una presidenta del TC que sea pro Estatut”. Yo creo que la señora Casas debería querellarse contra este periódico por haberla acusado de parcialidad y de fiel cumplidora de las consignas de PSOE. ¿Cómo podemos calificar esta intromisión en las funciones judiciales, del señor Zapatero?

¿Saben ustedes que el PSOE y el PP estaban a punto de alcanzar un acuerdo respecto a la Reforma del TC? El señor Estarloa y Diego López Garrido estaban negociando cuando, la nueva adquisición del Presidente del Gobierno, el flamante ministro de Justicia, Fernández Bermejo, le telefonéo a Lòpez dándole la orden de que rompiese las negociaciones. Todo lo contrario de lo que informa hoy La Vanguardia en el citado reportaje. Esta clase de intoxicación es la que hace que sea imposible tomar en serio a esta prensa desestabilizadora que está a las órdenes del señor Pôlanco.

Creo que no hay que marear más la perdiz. Aquí el Gobierno del señor Zapatero ha jugado con varias opciones que le permitía la Ley para solucionar el caso de De Juana Chaos, de las que ha escogido la que más beneficiaba al etarra porque estaba obligado a ello por las amenazas de ETA. Son tantas las irregularidades que se han producido a través del desarrollo de este proceso (incluidos los beneficios penitenciarios) que nadie nos podrá hacer creer que la decisión tomada por el Gobierno ha sido promovida como una 'acción humanitaria' y no como una claudicación ante el chantaje al que ha sido sometido por De Juana Chaos. Baste ver como lo han celebrado los de Batasuna y los Comunistas de las Tierras Vascas. No hacen falta más avales.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris