Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica literaria   -   Sección:   Libros

'Las películas de mi vida', de Alberto Fuguet

Gabriel Ruiz-Ortega
Gabriel Ruiz-Ortega
martes, 17 de julio de 2007, 23:47 h (CET)
Siempre he sido de la idea de que los escritores tienen libros. Me explico: los escritores siempre estamos obsesionados por tópicos, pero en estos siempre hay uno que nos persigue. Y estas obsesiones muchas se veces se reflejan en los trabajos editados, pero resulta que para llegar a ese tópico pueden jugar dos clases de senderos: por un lado está el golpe de suerte que te permite erigir un trabajo respetable, el cual te ayuda en el ya rementado exorcismo literario; y por otro, está el dar con él luego de muchos años de carrera y libros editados. Pues bien, a este segundo caso pertenece la penúltima novela del ya referencial escritor chileno Alberto Fuguet.

Beltrán Soler es un sismólogo que tiene que viajar a Tokio por razones laborales, haciendo escala en Los Ángeles, ciudad en la que pasó su infancia. En este trayecto conoce a una mujer a la que en principio trata con desdén al no prolongar una conversación de avión, y una vez en Los Ángeles experimenta un fortísimo temblor. Estos dos detalles: la mujer y el temblor, hacen que Soler pierda adrede su avión para Tokio. ¿Y qué es lo que hace Soler?, pues repasar su vida a través de las películas que lo marcaron. Cincuenta películas que de manera inconsciente han forjado su identidad como persona.

Las películas de mi vida se vale de la estructura clásica de la novela, como también de formatos de comunicación que aún no tienen mucha ascendencia en la tradición literaria, tales como la conversa telefónica y los mails. Justo, en este segundo soporte es por el cual Soler no deja de expresarle su gratitud a su compañera de viaje ya que es gracias a ella, a ciertas referencias cinematográficas que rompieron el primigenio hielo conversacional, que Soler se encierra a remembrar las películas de su vida.

Como era de esperarse, los lazos biográficos saltan, uno no deja de asociarlo con un ajuste de cuentas personales del autor, claro, dicho esto en tono de reconciliación con la vida misma. En este recuento de memoria vemos la infancia de Soler en el estado de California, su llegada a Santiago de Chile, el divorcio de sus padres, las vicisitudes de su hermana y amigos, pero ante todo, el encuentro con un nuevo idioma al que tiene que asir. En este proceso de asimilación lingüística es que entendemos la pasión de Soler por el cine y su creciente interés en la sismología.

Y no es extrañar, pero las influencias de Fuguet son más que nunca visibles, de ellas se destacan por su frescura y dosis de ternura la voz de J. D. Salinger. Hay pasajes que recuerdan mucho a Matías, personaje de su novela Mala Onda. Las películas de mi vida descansa en los factores del descubrimiento y la obnubilación. Muy ligado estos a la novela Alta fidelidad de Nick Hornby, en la cual la música está ligada a experiencias del protagonista, los mismo sucede en esta novela de Fuguet, pero con la ya mentada diferencia de que esta apunta al cine.

Como se podrá colegir, no existe novela perfecta. Y esta no romperá ese imbatible record. En algunos casos, la mirada de Soler es tan repetitiva que bien hubiese valido unos cuantos recortes de páginas, lo cual hubiera significado una mengua en las cincuenta películas citadas, claro, cortes que siempre son necesarios, pero que no se toquen jamás cositas tan entrañables como Melody, Aeropuerto, Willy Wonka y la fábrica de chocolates, Terremoto, Incendio en la torre, etc.

Como dije en el primer párrafo, Las películas de mi vida no solo es el libro de Fuguet, sino que es lo mejor que ha dado a la memoria de su legión de lectores, legión a la que no pertenezco, pero eso sí, me la pasé muy bien leyéndola.

Noticias relacionadas

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain

"Creemos que lo sabemos todo de todos y no conocemos nada de nadie"

Entrevista al escritor Miguel Ángel Hernández

Cómo combatir y prevenir el acoso infantil

Una obra fundamental para aprender a detectar el bullying y empezar a combatirlo

"Este libro es mi aporte fruto de mi compromiso con los venezolanos"

Entrevista a ​Álvaro de Lamadrid

Kolima publica "El sueño de Mimi", un cuento para iniciarse en el mundo del mindfulness

Inspirado en el “Camino de Samantha” una enseñanza fundamental budista
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris