Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El gran engaño

Miguel Massanet
Miguel Massanet
martes, 6 de marzo de 2007, 11:25 h (CET)
¿De qué arma secreta dispondrán los etarras para hacer que el Gobierno se pliegue sumiso a todas sus órdenes? La reciente liberación o 'prisión atenuada', que viene a se lo mismo, de De Juana Chaos nos ha demostrado hasta que punto el Ejecutivo de Zapatero se ve obligado, una y otra vez, a actuar al compas de los deseos de la banda, aunque ello le cueste un evidente deterioro político. No es normal ni razonable que Zapatero se vea humillado ante sus propios electores como consecuencia de actuaciones que van en contra del más elemental sentido común. Alguna explicación debe existir que se nos escapa al común de los mortales. Quizá sea que le chantajean con algo que pudo ocurrir antes de las pasadas legislativas; quizá que, bajo su aspecto de 'talantudo', se esconda un ser rencorosos, obstinado y despiadado que persigue a toda costa mantenerse en el candelero, pese a quien pese, o quizá sólo sea un sujeto iluminado, que se rige por corazonadas, que todo lo basa en la inspiración divina, uno que se cree que ha nacido para salvar al mundo de la malvada derecha. Sea por lo que sea, un individuo peligroso.

Pero analicemos el tema. Si queremos hacer caso a determinadas informaciones de última hora, si nos adentramos en las entretelas de este dramático proceso, la tan proclamada “legalidad” de la que se llena la boca la señora Vicepresidenta, está muy lejos de coíncidir con la realidad. Empecemos por lo del tercer grado, al que algunos se agarran para justificar la puesta en libertad de De Juana Chaos; son las opiniones de un miembro del CGPJ las que afirman que “un reo que no se arrepiente de sus crímenes, que entraña peligrosidad si es puesto en libertad, y que continua manifestando su pertenencia a la ETA” no puede optar a tal beneficio penitenciario. Por otra parte parece que el preso fue trasladado de módulo (el 4) en la prisión donde se hallaba internado para pasarlo a otro módulo. Explicación: en el primero la Junta de Tratamiento Penitenciario había votado en contra, por gran mayoría, de le excarcelación; en cambio, en el nuevo módulo, la Junta a la que le correspondía opinar estaba empatada, con la circunstancia de que el voto de calidad del Presidente inclinaba la blanza a favor de la excarcelación. ¡Viva la legalidad, señora Vicepresidenta! La manipulación, la mentira, el engaño a favor siempre del Gobierno del señor Zapatero.

La doble vara de medir del Gobierno es tan escandalosa que, en contraste con el trato 'exquisito' que se le ha dado al criminal 'autor de veinticinco asesinatos probados', que le han conducido a la libertad después de cumplir unos irrisorios dieciocho años en prisión; no encontramos con el luctuoso hecho de un hombre que agredió a otro a puñetazos ¡el 5 de octubre de 1995!, si señores no les engaño, hace de ello doce años; pues bien, ahora la Audiencia de Barcelona le condenó a tres años de prisión. Atención, en la propia sentencia la Audiencia recomendaba el indulto dadas las circunstancias. Pues bien, el Gobierno, el gobierno socialista de Zapatero, le denegó el indulto. Resultado el pobre hombre se suicidó. La diferencia entre el etarra y este infeliz que no se vio capaz de afrontar tres años de cárcel, es la que existe entre un sujeto que chantajea al Estado apoyado por ETA y, por qué no decirlo, por los que creen que lo mejor es ceder y humillarse antes de que ETA se enfurezca; y la de un sujeto corriente, un ciudadano cuya gran falta fue pelearse, hace doce años, con otro y romperle algunos dientes. Veinticinco asesinatos versus unos dientes y algunos morados. El primero vence y es puesto en libertad; el segundo pierde, se le deniega el indulto y se suicida. ¡Bravo por el gobierno del señor Zapatero! Supongo que la señora de la Vega diría que en este caso se 'ha cumplido escrupulosmente' la Ley.

Ahora nos podemos preguntar, señora Vicepresidenta, ¿cómo calificaría usted la conducta del Gobierno del que es usted partícipe destacada?, ¿la juzgaría justa o partidista? A la vista de los últimos acontecimientos, ¿se atrevería a repetir los epítetos que lanzó contra el PP? O se los aplicaría directamente a los suyos; porque, veamos, ya sabemos que el señor Rubalcaba mintió y que usted lo volvió a hacer en su rueda de prensa y, ya se sabe, 'quien miente una vez lo puede hacer más veces' ¿Quién se va fiar de ustedes en adelante? La ignominia y la obscenidad es lo que ustedes llevan practicando desde que inciaron la rendición ante ETA, muy señora mía.

¡Ah! No se nos olvide, ya parece que el ejemplo de De Juana Chaos, ha servido de referencia a otros presos que han encontrado la vía adecuada para que los excarcelen. No hay duda de que ETA está preparando el gran órdago a España para obligarla a baja la cerviz, cosa que tienen grandes posibilidades de lograr mientras se mantenga en la Presidencia del Gobierno el señor Rodriguez Zapatero. A todos nosotros nos corresponde impedírselo.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris