Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Primera División / Jornada 25   -   Sección:   Fútbol

El Nástic saca tres puntos de oro en San Mamés (0-2)

El Nástic vence con claridad a un pobre Athletic de Bilbao
Redacción
domingo, 4 de marzo de 2007, 20:11 h (CET)
Se jugaban tres puntos vitales en San Mamés, y los aprovechó el Nástic ante un Athletic de Bilbao muy pobre que ni siquiera pudo hacer frente a un equipo que jugó con diez cuarenta minutos. El Nástic coge moral mientras el Athletic empieza a temer por su futuro en primera división.

FICHA TÉCNICA
0- Athletic de Bilbao: Aranzubía (1); Expósito (0), Sarriegui (0), Casas (1), Amorebieta (1); Murillo (0), Iraola (1), Yeste (0), Gabilondo (0); Aduriz (0), Urzáiz (1).


2- Nástic de Tarragona: Bizarri (2); Calvo (1), César Navas (1), David García (1), Mingo (0); Morales (1), Chabaud (1), Cuellar (2), Pinilla (2); Rubén Castro (1), Portillo (2).


Cambios : Javi Martínez (1) por Yeste (min. 45). Matellán (1) por Rubén Castro (min.55). Etxeberría (1) por Casas (min. 57). Llorente (1) por Gabilondo (min.74). Irirzun (1) por Pinilla (min.82).


Goles: Portillo 0-1 (min. 36) y Pinilla 0-2 (min. 71)


Árbitro: Ramírez Domínguez (C. Andaluz) (1/3). Amonestó a los locales Javi Martínez (56´). Mientras en el bando visitante amonestó a Bizarri (79´) y expulsó a Mingo por doble amonestación (11´ y 53´).
Incidencias: 30.000 espectadores en San Mamés. Terreno de juego en buenas condiciones. Viento muy fuerte.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: La efectividad en ataque del Nástic de Tarragona


Incluso con diez hombres el Nástic pudo con Athletic con una gran efectividad en ataque: dos llegadas, dos goles.


Lo peor: El mal juego realizado durante todo el partido por el Athletic


Athletic de Bilbao demostró ayer por qué se encuentra en puestos de descenso. Mal juego y derrota contra un equipo que jugó cuarenta minutos con un jugador menos.
El dato: El Nástic jugó de amarillo.

Los catalanes estrenaron indumentaria amarilla y les sirvió para sacar su primera victoria en su historia en San Mamés.
Álvaro Macho / Redacción

El partido comenzó con el argumento habitual. Cuando dos equipos tocados de muerte se enfrentan, el factor campo, el ambiente, vale más que nunca. Así saltó ayer por la tarde el Athletic espoleado por su afición, con ganas, metiendo al Nástic en su área con más corazón que argumentos futbolísticos. No le hizo efecto. Pudo Sarriegui poner en ventaja a los de Bilbao pero marró el remate a la salida de un saque de esquina. Fuegos de artificio.

El partido se convirtió en una batalla desarrollada en la medular y de forma muy espesa. El Nástic cedía la iniciativa a un equipo que no desarrollaba el juego, sino que se limitaba a mandar el balón arriba, para que Urzáiz hiciera lo que pudiera. Pura tradición clementista. No funcionó y con el paso de los minutos el Athletic se desinflaba mientras el Nástic, por cierto con su indumentaria amarilla, se encontraba más cómodo: tocaba rápido el balón para salir a la contra y los dos delanteros puestos de inicio por Paco Flores (Portillo y Rubén Castro) daban un plus de peligrosidad a los catalanes. Su movilidad en el ataque complicaba la tarea de los centrales bilbaínos y así, llegó el gol.

En el minuto 36, Pinilla sirvió un gran pase en profundidad a Portillo que cogió la espalda a Expósito y, con la izquierda, no perdonó. San Mamés enmudeció. El fantasma de segunda rondaba por Bilbao.

La segunda parte dejaba a Yeste, duda por unas molestias durante toda la semana, en el banquillo por Javi Martínez y un comienzo calcado a la de la primera parte. San Mamés, convencido de la importancia del choque, rugía y el Athletic se vino un poco arriba y comenzó a apretar. Falsa alarma.

La expulsión de Mingo por doble amonestación dejó el partido de cara a los locales. Los leones empezaron a tocar el cuero ante un Nástic que, en inferioridad, no tuvo más remedio que echarse atrás e intentar controlar al rival a base de faltas, para en dos o tres toques salir a la contra cuando tuvieran la oportunidad. Y la tuvieron, sobre todo gracias a la pasividad y la indolencia de la defensa bilbaína.

Volvieron los pelotazos a Urzaiz y el Nástic, con una efectividad digna de elogio, sentenció con un gol de Pinilla. Corría el minuto setenta y el balance para el Nástic era inmejorable: dos llegadas y dos goles. El Athletic no lo superó y el resto del partido fue un continuo reflejo de la impotencia de los vascos, estrellándose una y otra vez con una defensa muy plantada.

Fruto de la impotencia San Mamés, como en un foro romano, dictó sentencia: buena parte del público abandonaba el campo antes del final y, con el pitido del árbitro, pitó a sus jugadores. Los vascos, siguen en descenso y el Nástic, coge aire y moral.

Noticias relacionadas

Brasil tampoco convence con su empate ante Suiza (1-1)

Petkovic: "Espero que nos empiecen a tomar en serio"

Croacia no se complica ante Nigeria

Sin brillo pero eficaces, los croatas lideran el Grupo D

El Valladolid de los 35 goles de Mata vuelve a Primera cuatro años después

Un éxito con varios nombres

Cristiano impide el debut perfecto de España

El triplete del '7' da el empate a Portugal en el 88'

Griezmann decide quedarse en el Atlético: "Quiero demostrar que no me he equivocado"

Lo anuncia a través de un documental emitido por Movistar
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris