Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Doble moral de ETA-Batasuna

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
lunes, 5 de marzo de 2007, 10:59 h (CET)
Todos sabemos que las palabras de Otegi son propaganda nada más. Arnaldo y Permach se suben al árbol que ETA les indique y, si es preciso, se apuntan a un bombardeo. Estamos ante dos mamporreros de la banda, uno de los cuáles tiene pendientes varias comparecencias con la Justicia y busca el amparo del mundo abertzale. Una prueba de las palabras-trampa de Otegi a La Vanguardia es la continuación diaria de la violencia en las calles de Bilbao. En el mundo abertzale nadie condena la violencia; es más, tras el éxito de De Juana ante el Estado de Derecho, han comprendido que la perseverancia da sus frutos y los ‘borrokas’ recrudecerán los enfrentamientos. Son conscientes de que, llegado el momento, gozan del amparo gubernamental. La alegría existente en el mundo abertzale ha inundado estos días las salas de fiestas del País Vasco, donde se sigue celebrando el éxito de ETA sobre el Gobierno, el pago del precio político estipulado en la reunión de Vitoria (el 11 de abril de 2005) y el compromiso de excarcelación en los próximos meses de los presos aquejados por alguna enfermedad.

Seguimos observando que Rodríguez avanza en ‘piñón fijo’, habla con miedo y esconde su cobardía tras Pérez Rubalcaba. Por cierto, menudo ‘carrerón’ lleva: primero refrenda y defiende la LOGSE como ministro de Educación y Ciencia, aportando a la sociedad española el mayor bodrio de sistema educativo que ha conocido el siglo XX, hasta el punto que Rubalcaba tiene una importante deuda con la sociedad española. Y ahora se responsabiliza de la prisión atenuada de De Juana ¿Es que pretende extender la deuda a sus descendientes? Quien fuera considerado como el hombre fuerte e inteligente del Gobierno, resulta que no es más que el estafermo al que Rodríguez ha condenado a la hoguera política. La carrera política de Rubalcaba ha tocado a su fin. “Llora como fascista – dicen en las filas socialistas – lo que no has sabido defender como político”.

Hace mucho tiempo que Otegi, Permach, Barrena, Olano, Aranzábal y muchos otros juegan con la doble moral de ETA-Batasuna. Claro que, pensándolo bien, no es más que el típico engaño de alimañas resentidas. No hay más que ver la cuestión del asesino De Juana Chaos: mientras se difundían las imágenes de un esquelético sinvergüenza en la cama del hospital Doce de Octubre, en el diario “Berria”, sucesor de “Egunkaria”, se podía ver otra foto muy distinta, donde De Juana aparece en pie, con gesto chulesco hacia la cámara y con una camiseta reivindicativa en sus manos. La plataforma “Basta ya” ha aireado esa doble y ruin moral del entorno abertzale.

Al final triunfará la ciudadanía de buena fe, frente al socialismo claudicante. La sensatez y el honor hay que defenderlos hasta el final y, sin duda, resplandecerá. Decía Mark Twain que “el hombre que tiene una idea será considerado un loco hasta que ésta haya imperado”. En eso se basa la rebelión cívica. La medida con De Juana ha sido política, y solo política. El Gobierno está preso de ETA y la Justicia no debe permitirlo más tiempo o la ciudadanía deberá organizarse para asumir la responsabilidad que otros estamentos desprecian. También es cierto que, en palabras de Bertold Brecha: “Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse, tendrá que pasar al ataque”.

Noticias relacionadas

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?

Libertad de la Manada: ¿Juicio o venganza?

La venganza no busca reparación, es una mala respuesta a la emoción

Por un transporte ferroviario para todos, ¡ya!

La falta de accesibilidad impide a las personas con la movilidad reducida desarrollar su vida con autonomía

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris