Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Proyectos nacionales: enfoque femenino

Olga Sobolevskaya
Redacción
martes, 6 de marzo de 2007, 16:50 h (CET)
La realización de los proyectos nacionales está llamada a crear en Rusia una “base estratégica para satisfacer las demandas fundamentales del ser humano”.

Lo manifestó en vísperas de la inauguración del foro “Mujeres en los proyectos nacionales. Recurso estratégico de la nación” una de sus organizadoras, Alexandra Ochirova, presidenta de la comisión para cuestiones del desarrollo social de la Cámara Pública de la Federación de Rusia.

El nombre del foro, que se desarrolló el 1 de marzo, responde a la realidad sólo en un sentido. Muchos de los problemas sociales, a los que se prevé dar solución realizando los proyectos nacionales (salud pública, educación, viviendas, agricultura), tienen la “faz femenina”. Pero las mujeres siguen siendo participantes “pasivas” de este quehacer. En ello están de acuerdo cuantos intervienen en el foro. Tatiana Portnova, diputada de la asamblea legislativa de Moscú y presidenta de la comisión de institucionalización y autoridades locales, subraya que se trata de un fenómeno puramente ruso: la mujer en Rusia todavía no percibe a sí misma como a una fuerza social y civil. Las rusas todavía no participan activamente en la realización de los proyectos nacionales, sólo tienen que hacerlo.

Los organizadores del foro hacen recodar un hecho conocido: las mujeres y los hombres tienen en Rusia iguales derechos (según la Constitución), pero diferentes posibilidades. En los círculos empresariales las cosas no van mal: más de la mitad de los managers de las compañías de diversos niveles son mujeres, dice Irina Gorbulina, presidenta de la Academia de la Libre Empresa de Rusia y jefa del comité organizador del foro. Las mujeres se muestran más flexibles y más enérgicas en el mercado de trabajo y más insistentes en lo que atañe a recibir instrucción superior, afirma la vicepresidenta de “Mediasoyuz”, Elena Zelinskaya. Al propio tiempo, ellas saben muy bien qué es el “techo de cristal”, o el tope artificial de su ascenso profesional, imposible de superar por el puro hecho de pertenecer al “sexo débil”. El salario femenino, como término medio, equivale al 70% del masculino (y la pensión, a un 40-50%). Y en cuanto a la participación de la mujer en la vida política, apenas se puede notar ni con la ayuda del microscopio, dijo Zelinskaya.

Se puede dar más ejemplos. En las estructuras de poder de Rusia, a las mujeres les corresponde menos del 10%. En cuanto al número de las diputadas en la cámara baja del parlamento, el país ocupa el puesto número 80 en el mundo. Entre los designados por el presidente a ser miembros de la Cámara Pública, las mujeres constituían la mitad. Pero definitivamente (cuando a los 42 miembros se unieron otros 84) resultaron ser el 20%. Ello es muy sintomático, porque la Cámara Pública se creaba como una institución de la sociedad ciudadana.

La “amorfía” política voluntaria de las rusas probablemente puede explicarse por “el miedo que está en la espina dorsal de todo ex ciudadano soviético, el que prefería no asomarse”, opina Elena Zelinskaya. “Rusia podrá ocupar un digno lugar en la palestra internacional sólo cuando nuestras mujeres se despierten”, afirma Irina Gorbulina.

Gracias a los proyectos nacionales ha surgido la esperanza de que en Rusia se forme una política de seguridad social, dice Alexandra Ochirova. Para que las mujeres rusas cumplan el encargo demográfico que les da el Estado y empiecen a tener más hijos, hace falta adoptar medidas tanto materiales como propagandísticas y en materia de salud, sostiene ella. “De momento a las rusas les faltan la salud y medios materiales para acometer el cumplimiento de las tareas fijadas en la agenda de la seguridad nacional. Debemos luchar contra la pobreza de las familias”, afirma Ochirova.

“En Gran Bretaña son siempre más numerosas las familias que constan de una persona”, citó la broma de la famosa heroína literaria Bridget Jones la coordinadora de los proyectos nacionales por Rusia Unida, Liana Pepeliaeva, añadiendo que las mujeres de Rusia están llamadas a dar una nueva vida a la familia como una institución.

____________________

Olga Sobolevskaya, RIA Novosti.


Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris