Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tronera  

Arnaldo Otegi: monaguillo de ETA

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
domingo, 4 de marzo de 2007, 09:13 h (CET)
Arnaldo Otegi declara a La Vanguardia que "el Estado español no tiene que pagar un precio político a ETA ni a nosotros". ¿Pero quiénes sois vosotros? ¿Hay quien puede creer a este saltimbanqui de la violencia, con la que está cayendo? Bueno, sí, seguramente el presidente Rodríguez habrá realizado la genuflexión al oír esas palabras en boca de su ‘hombre de paz’. Menudo cencerro es este Otegi. Oír hablar a este personaje de ‘vías pacíficas y democráticas’ da repugnancia. La misma repugnancia que sentí el día que le hice la primera entrevista.

La seducción en vez de la confrontación fue una forma de preparar el camino de la prisión atenuada del asesino De Juana Chaos. Como lo fueron las declaraciones del bachiller ‘Pepiño’ o los desconcertantes titubeos de ‘Maritere’. Desde el Gobierno y desde el PSOE han allanado el camino para llegar a la actual situación, fruto de la cobardía de Rodríguez, la indignidad del Gobierno socialista y los infundados temores de Instituciones Penitenciarias.

Otegi no ha sido capaz de condenar aún el atentado de ETA en Barajas. Para él es un accidente sin importancia. Exactamente lo mismo que para el presidente Rodríguez. En ningún momento ha pensado la ciudadanía que la muerte del asesino De Juana pudiera complicar el escenario. Otra cosa bien distinta es que Otegi manifieste sus deseos en forma de amenazas. Desde hace unas semanas, precisa amedrentar al Gobierno; de ahí su reiterada exposición sobre la voluntad de la izquierda abertzale de presentarse a las elecciones. A eso se llama hablar claro, y no las patrañas y vericuetos que utiliza el asustado Gobierno de Rodríguez.

Arnaldo Otegi está convencido de que necesitan estar en las instituciones para que el proceso avance. Conocen al presidente Rodríguez. Le han ‘cogido las sobaqueras’. Y va más lejos el monaguillo de la banda etarra: asegura que si ETA-Batasuna no va a los comicios "no hay elecciones democráticas". Ahí es nada. Si dice esto con el anterior Gobierno se come esas palabras una a una; pero con Rodríguez en el Gobierno, sabe que esas palabras recibirán incienso, bendiciones y contrapartidas. Arnaldo no se corta ni un pelo. Solo le ha faltado pedir la medalla del trabajo y la constancia para la siniestra abertzale y la condecoración del sufrimiento por la Patria para el multiasesino De Juana.

Rodríguez ha dado su opinión de incauto y meritorio. Según él, en la entrevista de Otegi en 'La Vanguardia' hay "elementos distintos" a anteriores declaraciones. Cada vez da más miedo oír hablar al presidente, porque lo hace desde el deficiente asesoramiento y desde la ignorancia. Luego sucede lo que otras veces, que acaba metiéndose en la ‘boca del lobo’. El problema está en que aún no ha dicho cuáles son esos elementos distintos que observa.

El “discurso de paz” del presidente pone los pelos de punta. Iñaki de Juana Chaos disfruta ya en su tierra. Brinda por su triunfo ante el Estado de Derecho. Hace la peineta reiterada a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, con pedorreta incluida. No se priva de nada, al lado de su barragana, Iratí Aranzábal. Ahora mismo es el personaje más buscado. La sociedad vasca está crispada. De Juana sabe ser vengativo, aunque antes pudiera vengarse de él su propia banda. ¿Será quien abra la ‘noche de cuchillos largos’, aún pendiente en ETA?

Noticias relacionadas

Alborotos en los estadios

Las personas deben ser recreadas de malas a buenas

Todos mienten

“No se puede escapar de la responsabilidad del mañana evadiéndola hoy” Abraham Lincoln

¿Es usted uno que se extenúa trabajando gratis para Hacienda?

Muchos ciudadanos caen en la gran trampa preparada por la Hacienda Pública para convertir su trabajo del ciudadano en un medio fácil para llenar las arcas estatales

Indigestemos a la maquinaria neoliberalista capitalista

La irracional necesidad de acaparamiento nos sumerge en una carrera agotadora sin sentido”

Sin miedo a nada

“No hay mayor bienestar que gozar de un sano equilibrio interno, que me facilite poder dormir con entereza y despertarme con quietud”.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris