Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Crítica Disco   -   Sección:   Revista-musica

NoG - "Desde donde canto" (Autoeditado, 2006)

J.M. Vilches Alonso
Redacción
miércoles, 28 de febrero de 2007, 23:00 h (CET)



Portada del álbum


NoG es una banda Sevilla que lleva más de 10 años funcionando, con numerosos conciertos a sus espaldas, pero que aún no han conseguido dar el salto a la escena nacional. Dignos herederos del rock & roll más ochentero y español, han grabado un álbum de tan sólo cuatro temas y en la misma línea de su anterior entrega, pero que busca la evolución y ciertamente lo consigue. NoG no busca esconder sus influencias y escuchando este trabajo podemos comprobar fácilmente que su sonido está a caballo entre Platero y Tú, Extremoduro y Rosendo, pero que deja plasmar naturalmente los influjos de los grandes del rock (Ritchie Blackmore, Jimmy Page, Gary Moore e, incluso, Brian May) en diversos momentos y eso le otorga un carácter más imperecedero a su música.

NoG es un grupo que no pretende “romper moldes” ni “innovar” en lo musical, es un grupo que sólo (y no es poco) intenta hacer buenas canciones por lo que nadie debe esperar encontrar en su música sonidos densos, eternos, temas instrumentales de 8 minutos ni alardes innecesarios de técnica. Sin embargo, sí hay algo que hacen muy bien: canciones, algo que muchos olvidan en estos últimos años en los que parece que la mitad de los grupos españoles quieren sonar como Tool y la otra mitad a Iron Maiden.



Javier del Rey, vocalista, guitarrista y principal compositor


El tema que abre este trabajo “Desde donde canto” es sin duda de las mejores composiciones, con un comienzo impresionante: un riff muy setentero, que casi llega a sonar a los Rainbow más inspirados, y una gran letra. Las letras, un elemento demasiado olvidado en ocasiones en el panorama rockero de este país y que adquiere con NoG el protagonismo que merecen, sin caer en los tópicos más recurrentes. El álbum continúa con “Fueron Buenos”, un pequeño guiño a otros momentos con un gran trabajo de bajo y, sobre todo, del juego de guitarras que se doblan, funden y se conjuntan durante todo el tema. “Flores de Cristal”, el tercer corte, es quizás el que estuviera llamado a ser un single, por tener una gran melodía y un estribillo trabajado y muy pegadizo. Un tema que pide a gritos una versión en acústica más cercana a lo que hizo Fito Cabrales en su primer disco. Ahora que están de moda los trabajos acústicos no sería mala idea darle una nueva forma a estas canciones en formato “desenchufado”. El último corte, “Tiempo”, es un medio tiempo cargado de emotividad y que tiene uno de los mejores solos de los escasos veinte minutos que componen este trabajo.



El grupo al completo: Pablo, Fernando, Javier y Esteban (de izqda a dcha.)


Una formación que, a pesar de llevar muchos años rodando por infinidad de locales de la geografía andaluza y después de varios parones en los que sus miembros han desarrollado diferentes proyectos paralelos, parece que ha decidido poner fin a esta aventura con un último concierto en uno de los lugares con más solera y tradición de Sevilla: la sala Fun Club, el próximo 30 de marzo. Y es por ello por lo que creo merecen al menos un pequeño espacio en esta publicación. Porque el rock & roll, el rock de toda la vida, el que nos hace disfrutar, bailar, saltar y cantar en los conciertos, pierde una gran banda que no debería caer en el olvido.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris