Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Crítica Disco   -   Sección:   Revista-musica

Vast - "April" ( Elektra,2006) / Experimental

J.M. Vilches Alonso
Redacción
miércoles, 28 de febrero de 2007, 23:00 h (CET)



Portada de April

Cuarto trabajo del pequeño genio californiano John Crosby, en el que deja un poco apartado su lado electrónico y experimental para adentrarse en terrenos acústicos, siempre difíciles y viciados.

Sus dos primeros álbumes: “Visual Audio Sensory Theater” y “Music For People” tuvieron una gran repercusión y un notable éxito, recibiendo muy buenas críticas desde todos los ámbitos. Y sin embargo, debo decir que este “April” supera a los anteriores, porque emociona y consigue hacerse un hueco entre la enorme cantidad de discos que aparecen cada mes. Porque sin pretender sorprender te sorprende y logra que dejes de hacer lo que estés haciendo para tan sólo escuchar. No te deja realizar otra actividad mientras lo escuchas porque precisa de toda tu atención.

Pese a la debilidad reconocida de John Crosby por grupos como U2 o The Cure, creo que este trabajo se acerca más (y para que sirva de orientación) a los últimos Anathema, Antimatter y Nick Drake, un tipo poco conocido a nivel de gran público, pero que ha influenciado enormemente a muchas de las mejores bandas actuales.

Un gran comienzo con “You’re too young”, un tema pausado en el que el ritmo hipnótico de la guitarra se cruza con unas melancólicas melodías vocales, augura un trabajo muy cohesionado y homogéneo en sus 10 composiciones. La segunda pista, “Sunday I’ll be gone”, es quizás de los mejores cortes y de los más representativos del álbum, recordando ligeramente al genial “Judgement” de Anathema. En temas como “Tatoo of her name” podemos encontrar reminiscencias del folk americano de los 60 y 70, con un ritmo más intenso y bluesero.

Es éste un disco para escuchar y dejarse escuchar, en el que las canciones se van sucediendo de forma acompasada y con una languidez insinuante. Instrumentos de cuerda se superponen con fluidez entre las guitarras acústicas y los medios tiempos que planean en todo momento. Y sin embargo, ningún tema suena igual al anterior. John Crosby ha sabido conjuntar de forma magistral en este “April” algunas de sus composiciones más arriesgadas dentro de un formato acústico, apostando por la desnudez en un sonido muy orgánico y natural. Elegancia y mucha clase en todas las composiciones es lo que podemos encontrar en una colección para disfrutar en días solitarios y lluviosos.



Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris