Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Crítica Disco   -   Sección:   Revista-musica

Aeropuerto - "Sesiones Panorámicas" (Autoproducido , 2006) / Space Rock

Stefano Moriarty
Redacción
miércoles, 28 de febrero de 2007, 23:00 h (CET)
Aeropuerto son una banda atípica dentro de la escena de la ciudad condal. Fanáticos de las influencias psicodélico-espaciales y obsesionados por una producción extremadamente cuidada, pese a no tener todavía sello nacional que les apoye, han fichado por Naked Man Recordings para editar en UK en formato vinilo 7”.




Aeropuerto


A finales de 2005 y principios de 2006 se consolida la banda con la llegada de Miguel al bajo y Oscar a la batería, ambos procedentes del grupo pop Brian Duerme y Oscar de Holland Park. Durante los primeros meses graban este "Sesiones Panorámicas", producido por la propia banda y Eloi Caballé (La Rabia del Milenio, Selenitas y Minema) con la ayuda de Héctor Xiqués (No Neo). El EP se masteriza en los estudios escoceses SKYE Mastering por Denis Blackham.

Cuando oímos el primer corte del CD “Anestesia”, ya nos queda claro por dónde van a ir los tiros; es como si Pete Kember y Jason Pierce hubieran nacido en Barcelona y cantaran en castellano o como si Mercury Rev se hubieran pasado a la Lengua de Cervantes y camparan a sus anchas por nuestra piel de toro.
Guitarras hipnóticas, tempo pausado, deliciosos arreglos de viento a lo Beatles con una voz que me recuerda (excesivamente) a la de David Baker y que sin ser un portento cumple perfectamente con su cometido.

El segundo tema “Destellos” es puro space rock, con ese colchón del principio y esa guitarra sacada de fase al estilo Spiritualized (lo siento, no pude evitar que saliera este nombre). Preciosos arpegios con trémolo e intensidad increscendo en energía y detalles, sin llegar al subidón de, por ejemplo, Sigur Ros.

Les sigue “El viaje de Shackleton”, un tema que hubieran firmado Rollerskate Skinny y que cumple con la consabida norma de seda-cera-seda a la perfección, en ese juego que tanto me gusta de pasar de la calma a la tempestad constantemente. Arpegios de Rhodes y válvulas al rojo vivo, fantástico.

Cierra este trabajo la magnífica “No sé dónde iré” con una intro psicodélica que se desmarca del resto del disco muy en la onda de Can.
De nuevo Hammonds y demás teclados retro, bellas guitarras arpegiadas e infinidad de detalles sonoros en forma de ruiditos analógicos, metales y hasta algún sample vocal.

Tengo que decir que esta banda sin ser un derroche de vanguardismo ni descubrir la aspirina, simplemente hacen música pop - sin tener que apuntarse a ninguna moda o llevar flequillo y chapas en la camisa - , aún a sabiendas de que su estilo no tiene mucho mercado (por desgracia) en nuestro país.

Aeropuerto, que en ningún momento oculta sus influencias - clarísimas, por otro lado - nos ofrecen su personal interpretación de una fórmula que es sinónimo de calidad y de buena música y se erigen en claro exponente del Space Rock nacional. Pop rock con mayúsculas.

Si te gustan Spiritualized, Mercury Rev, Spacemen 3, Mazzy Star, Spectrum, Slowdive,
y en general el buen pop pausado y psicodélico deberías escuchar este disco inmediatamente.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris