Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Crónica Concierto   -   Sección:   Revista-musica

Howe Gelb - Sala Neu! Club (Madrid, 3/2/2007)

Isaac Bayon
Redacción
miércoles, 28 de febrero de 2007, 23:00 h (CET)



Howe Gelb en Neu!Club / Foto: Beatriz Bartolomé


El concierto que el pasado 3 de Febrero Howe Gelb dio en Madrid bien puede pasar por uno de los momentos a recordar de este 2007, y no hay que entender que digo esto pensando en las tan traídas y llevadas listas de “lo mejor” y “lo peor”, si no por las buenas sensaciones que desde el primer minuto el artista norteamericano nos brindó; fue uno de esos conciertos de los que se sale con una gran sonrisa, de los que uno siempre guarda buen recuerdo y que por tanto se tiene bien presente.




Howe Gelb / Foto: Beatriz Bartolomé


La trayectoria de Gelb abarca ya más de 20 años, desde que a mediados de los 80 diera comienzo a Giant Sand publicando Valley of Rain, una experiencia la suya que queda bien a las claras cuando aparece por el escenario, lugar donde muestra ser alguien que se las sabe todas, exhibiendo un peculiar sentido del humor, y una actitud entre distante y socarrona que encandiló a los allí presentes, dando como resultado un ambiente de lo más familiar, una complicidad entre artista y público en la cual Gelb se encontraba como pez en el agua, cantando, bromeando, alternando piano y guitarra, o incluso usando ambos instrumentos a la vez en algunos temas.



Howe Gelb / Foto: Beatriz Bartolomé


El pretexto fundamental de esta visita era la presentación de su último disco, ese Sno Angel Like You donde de una manera tan acertada revisita parte de la tradición musical americana, en especial el soul. El repertorio no se quedó ahí y estuvo abierto tambien a sus clásicos con Giant Sand – como ese Shiver, solicitado de modo efusivo por una fan, que lo agradeció de manera bastante patente- además de estos, si algo llamó especialmente la atención fueron las versiones, donde Gelb exhibió una gran capacidad para llevar a su terreno temas ajenos, desde el The Desperate Kingdom of Love de PJ Harvey hasta el Ring of Fire, o ese Hey Jude de los Beatles que pareció sacarse de la manga de modo improvisado – el aire improvisado estuvo presente en muchos momentos, en las pausas entre tema y tema en las cuales parecía decidir qué sería lo siguiente, o dejando al público que lo decidiese- por no hablar de su especial homenaje al singular Daniel Johnston, para el cual se sirvió de un descacharrante efecto de guitarra –con el que se recreó en alguna que otra canción más, para desconcierto generalizado del personal- con el que a su manera simulaba el sonido de las canciones del gran Johnston.



Howe Gelb / Foto: Beatriz Bartolomé


Cuando el artista americano abandonó el escenario tras hora y media de concierto, el público aplaudió largo rato entusiasmado y encantado; no era para menos, había sido una noche en la que se pudo disfrutar de una modo pleno con la música sincera y poderosa de un creador que a lo largo de su trayectoria ha permanecido siempre en un segundo plano de la escena –sin portadas, sin grandes titulares…- desde el que ha realizado y sigue realizando una obra de un maravilloso valor, que no deja de enriquecerse y moverse hacia otros sonidos. Seguiremos atentos a él.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris