Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Antonio Burgos y los toros

Tomás Jesús Romano
Redacción
sábado, 3 de marzo de 2007, 21:15 h (CET)
Mientras busco “ONG’s” que no reciban dinero de la organización de festejos taurinos, encuentro un artículo de Antonio Burgos de hace dos años en el que dice que igual que en Cataluña quieren eliminar la “Fiesta Nacional”, él quitaría los festivales taurinos benéficos. Y estoy con él en eso. No sé por qué las “ONG’s” tienen que buscar financiación para paliar el dolor de hombres, mujeres y niños organizando festejos donde se tortura a animales. O sea, paliar dolor provocando dolor. Pero yo, Antonio Burgos, también quitaría los festivales taurinos no benéficos, es decir, yo, siendo más radical, aboliría la “Reyerta Nacional”. Sí, la llamo la reyerta, por que se me viene a la mente un caso de esos en que una pandilla callejera quiere linchar a alguien y el jefecillo dice: dejádmelo a mí, pero si veis que me da, no dudéis en echarse encima. Sí, esa es la cobardía que veo yo en una cuadrilla de toreros. ¿Poder a poder? Ja.

También coincido con él en lo que dice en la sinopsis de su libro “Gatos sin frontera”: “los gatos están en el mundo para desmentir la falsa creencia de que todas las cosas fueron creadas por Dios para servir al hombre”. En esa afirmación también me radicalizo y digo que no sólo los gatos, ahora que hablamos de toros, digo que los toros también, así como los demás animales.
A ver si te enteras, Antonio Burgos, que en pleno siglo XXI no se puede permitir que se sigan torturando animales ni personas.

Hace poco te decía tu amigo Paco Umbral que la reina no va a los toros ni tiene por qué ir. Digo yo que, siendo vegetariana y antitaurina, bastante tendrá con tener por marido a alguien que le gusten las torturas de toros y cazar incluso lobos y osos (aunque estos estén borrachos de vodka).

Sí, la reina es antitaurina, que lo dijo hace poco en Cádiz cuando, rompiendo protocolo, se acercó a unos manifestantes “antitauromafia” para decirles que estaba de acuerdo con ellos. Mientras tanto, la Teo, que, según Manolo Chaves, hasta el nombre tiene feo, se apartaba de ella y se pegaba a la pared. Sí, Teofila Martínez, la que se empeña en construir una plaza de toros en una ciudad donde no queda ni un metro cuadrado para construir viviendas. Se enterará alguna vez esta cántabra que en Cádiz los pasodobles que tienen que sonar son los de las chirigotas, comparsas y cuartetos y que las trompetas y clarines sonarán en Semana Santa. Ya llevo un tiempo lejos de Cádiz, pero a ver si es que esta mujer ha hecho como Guerra y no va a conocer Cádiz ni la madre que lo parió. Antonio, Cádiz ya no va a ser como la Habana.

Noticias relacionadas

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?

Libertad de la Manada: ¿Juicio o venganza?

La venganza no busca reparación, es una mala respuesta a la emoción

Por un transporte ferroviario para todos, ¡ya!

La falta de accesibilidad impide a las personas con la movilidad reducida desarrollar su vida con autonomía

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris