Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Aznar, preocupado

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 2 de marzo de 2007, 11:28 h (CET)
A José María Aznar, le preocupan muchas de las cosas que están ocurriendo en España, empezando por el ácido bórico, pasando por la marca de los explosivos que emplearon los terroristas en el atentado del 11-M y acabando con la actitud del Gobierno de Zapatero que, según Aznar, está instalado en la “deslealtad” hacia el “pacto de convivencia” que Aznar dice que se dio a la sociedad española.

Yo eso de la “deslealtad” hacia el “pacto de la convivencia” no lo percibo en la forma de actuar del Ejecutivo de José Luís Rodríguez Zapatero, más bien lo veo, y además muy claramente, en la actitud de la derecha que se dedica una semana sí y otra también, a sacar a la gente a la calle y esa gente no grita precisamente en pro de la convivencia, sino todo lo contrario. Sus símbolos, sus lemas, sus cánticos y sus insultos no contribuyen, en absoluto, a fomentar la convivencia.

Otra cosa que le preocupa a Aznar, y no tiene empacho en culpar al Gobierno de ello, es que este permite, según él, la reforma de la Constitución por la vía de unos estatutos como el de Cataluña.

Afirma Aznar, que “han cometido el inmenso error de poner en marcha una subasta insensata para ver qué comunidad autónoma es más nación y, por tanto, menos España”, criticando que cuando se ha llamado a los ciudadanos a las urnas, para votar sobre esos nuevos estatutos “calificados de históricos y de imprescindibles” la gente se ha quedado en casa. Se olvida Aznar de que Valencia y Baleares, dos de de las cuatro comunidades que han aprobado hasta ahora la reforma de sus estatutos están gobernadas por el Partido Popular. La de Valencia fue la más madrugadora. Las otras dos Cataluña y Andalucía lo hicieron también y como coincide que ambas tienen gobiernos responsables y de signo democrático que saben que su obligación es someter las reformas estatutarias a la aprobación del pueblo soberano tal y como manda nuestra Constitución, esa que según Aznar se pretende reformar solapadamente, convocaron y celebraron sus referendos y la asistencia a las urnas fue baja, pero eso sí, aplastantemente mayoritaria a favor de la reforma. Por lo visto en Valencia y Baleares, quiero pensarlo así, no creyeron conveniente convocarlos para evitar esa fuerte abstención que en modo alguna denota disconformidad, eso se demuestra votando no, otra cosa es que no creyeran necesario convocar a los ciudadanos a las urnas para que manifestasen su parecer, por lo visto al PP le importaba muy poco su refrendo. En ambos casos la postura es injustificable y viene a recordarnos que esta derecha es la misma de siempre: La que no tiene en cuenta la opinión de los ciudadanos. Ya lo demostró cuando la guerra de Iraq.

Noticias relacionadas

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad

​Bruselas tensa las relaciones con Trump, apoyando dialogar con Maduro

Las dudas y la debilidad de la UE condicionan un apoyo explícito a Guaidó, el único presidente legítimo de Venezuela

​La sonrisa de Casado

Los que no quieren que gane la derecha que no se queden en casa o voten en blanco

​Los actos oficiales de inauguraciones prohibidos a partir de marzo

La convocatoria de elecciones pone en marcha la normativa de la campaña

​Vuelve el debate del aborto

Josefa Romo Galito
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris