Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-zonajoven

Etiquetas:   ARTÍCULO   -   Sección:   Revista-zonajoven

Acoso en el aula

Yolanda Téllez
Redacción
miércoles, 28 de febrero de 2007, 23:00 h (CET)
Como podemos ver en los medios de comunicación, el acoso escolar se ha convertido en un tema de interés general, ya que en los últimos años se han dado numerosos casos de acoso en contextos escolares no sólo en España, sino en el resto de países. Sobre todo europeos y americanos, donde los distintos gobiernos intentan tomar medidas y poner freno a este problema.

Pero la información que circula sobre este problema, en la mayoría de los casos sólo se queda en cifras y nunca se señala realmente cuáles son los factores que pueden favorecer la aparición del acoso escolar, o cuáles son las medidas que se pueden tomar para prevenirlo.
Diferentes estudios llevados a cabo en España señalan algunos de estos factores, que en ningún caso son causa del acoso directamente, sino que son factores de riesgo que pueden favorecer la aparición del acoso en el aula. Entre estos estudios encontramos el informe "Cisneros X" sobre el acoso escolar, llevado a cabo por el Instituto de Innovación Educativa y Desarrollo Directivo en España, o los realizados por el Defensor del Pueblo sobre el acoso en secundaria en los años 1999 y 2007.
Estos estudios muestran datos diferentes o contrapuestos, pero parecen señalar algunos rasgos comunes que favorecen el inicio del acoso en el contexto escolar.
En primer lugar, los estudios señalan que el acoso escolar se da mayoritariamente entre niños de sexo masculino. Los niños varones son más propensos al acoso escolar que las niñas aunque la diferencia es poco notable. Esto se debe a que los varones suelen tener rasgos físicos más fuertes y por tanto tratan de mostrarse más dominantes.

Parece existir, además, una relación entre el acoso escolar, la edad y el nivel de formación. La mayoría de los casos se registran en los primeros cursos de primaria, mientras que según se va avanzando, los niveles van disminuyendo. Además, la mayoría de los niños son acosados, o bien por niños de su misma clase, o por niños de cursos superiores.

Por otro lado, los estudiantes de otras nacionalidades se siente más excluídos por sus compañeros, aunque el acoso se da entre niños de cualquier nacionalidad. No obstante, parece que los estudiantes extranjeros reciben conductas racistas por parte de sus compañeros.

En cuanto al entorno donde viven los niños, ya sea urbano o rural, no se han encontrado relaciones directas que favorezcan el acoso en los centros escolares. Según el informe Cisneros X, que recoge datos sobre el acoso en las comunidades autónomas, Andalucía, País Vasco, Navarra, Cantabria y Asturias son las que reflejan una mayor tasa de acoso escolar, seguidas de Madrid, Castilla y León, y Cataluña.

Otro de los aspectos que no muestra una relación directa con el acoso escolar, aunque sí con la violencia es el status socioeconómico familiar. Los estudios no señalan una relación directa entre este y el acoso escolar, pero existen estudios anteriores que señalan que hay una cierta relación entre el status socioeconómico y la violencia. Estos señalan que en aquellos entornos donde existe una mayor pobreza puede favorecerse la aparición de la violencia.

El ámbito escolar también muestra una relación directa con el acoso escolar: continuos cambios de colegio, sistema demasiado disciplinario, problemas de aprendizaje o problemas de integración pueden favorecer la aparición del acoso.

En el ámbito familiar y social también se pueden encontrar algunos factores de riesgo: relaciones sociales y familiares distantes, niños con falta de atención, alumnos que han sido o son maltratados por familiares, dificultades de integración, etc. Además también influyen los valores que se encuentren en la sociedad así como los medios de comunicación o los videojuegos.

En cuanto a los centros educativos, como lugar donde se da este tipo de acoso, parece que el acoso escolar se produce más en centros privados que públicos. El motivo es la implantación de un sistema educativo mucho más rígido y disciplinario.

La personalidad de los niños también parece estar en relación con el acoso escolar tanto en el caso de los agresores como en el de las víctimas. Aquellos niños con una personalidad más fuerte y dominante son más propensos a acosar mientras que los que muestran una personalidad débil son más propensos a ser acosados, aunque esto no quiere decir que siempre sea así.

Por último, hay que señalar que también el aspecto físico de los niños puede ser un factor de riesgo, ya que en la mayoría de los casos los niños o niñas que agreden tienen un aspecto físico fuerte, mientras que los que son agredidos se muestran más débiles y pueden poseer características físicas que son objeto de burla.

Podemos concluir a través de estas investigaciones que existen factores de riesgo que pueden favorecer la aparición del acoso escolar, aunque ello no quiere decir que siempre que se den esos factores se vaya a producir el acoso. Influyen en la mayoría de los casos la edad y el nivel de formación, el ámbito escolar, social y familiar, la personalidad o el aspecto físico. En menor medida hay otros factores que no se encuentran especialmente como determinantes del acoso: status socioeconómico familiar, la nacionalidad, o el centro educativo

Ahora tan solo queda que los Gobiernos den un importante paso al frente, y pongan freno a esta situación que cada vez está más al día en nuestra sociedad.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris