Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Eh pues, cómo se bolean los chavistas!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 28 de febrero de 2007, 11:11 h (CET)
Si estamos hartos de soportar las “genialidades” del gobierno del señor Zapatero; si ya no podemos aguantar más ver a la señora vicepresidenta por TV poner cara de maestra de escuela regañando al discípulo díscolo que es, según ella, el PP o si no somos capaces de digerir ni un minuto más la podredumbre emanada del infecto diálogo con ETA; podemos dirigir una mirada al otro lado del Atlántico, para echarle un vistazo a lo que está ocurriendo en Venezuela. No se olviden de que el presidente de este rico país – rico en productos naturales y petróleo , el señor Chavez, es uno de los amigos predilectos de nuestro Presidente.

No sé si ha sido el señor Chávez quien ha tomado ejemplo del señor Zapatero o viceversa, pero el caso es que, ambos, van camino de conseguir que los dos paises se conviertan en los más directos aspirantes a sustituir a la Cuba de Fidel Castro, como máximo exponente del más rancio comunismo, al estilo del de los bolcheviques de la revolución proletaria de 1917.

Como ya hemos hablado largamente de nuestro Gobierno, vale la pena de que nos centremos, por unos momentos, en lo que está sucediendo en la república de Venezuela. Podríamos pensar que desde el advenimiento al poder del golpista señor Chávez ha desaparecido la corrupción que caracterizó a los gobiernos anteriores; se ha producido la redistribución de la renta, favoreciendo a los más pobres, y la prosperidad y el desarrollo industrial se han instaurado en aquel paraiso comunista. Pero vean ustedes por donde, sorprendentemente, nada de lo dicho ha tenido lugar. Porque, ¿saben ustedes que desde el advenimiento del chavismo han abandonado Venezuela más de un millón y medio de venezolanos? No lo digo yo lo dice el Laboratorio de Ciencias Sociales de la Universidad Central. ¿Pueden pensar que la colonia catalana en aquel país ha tenido que unirse?, para hacer frente al empobrecimiento a que se ven abocados a causa de la política adversa del nuevo régimen. Los estudiantes venezolanos asaltan las embajadas españolas para emigrar hacia España ante las nulas posibilidades de medrar en su país.

Es posible que ustedes se pregunten asombrados, ¿pero cuál es la causa de todo este estado de cosas? Yo les voy a responder: la corrupción; si señores, tal como lo oyen; los sicarios de Chávez, los militares que son los dueños de todos los resortes del Estado, se están forrando. Se habla que de una nueva casta, de una nueva élite social, la de los 'boliburgueses' los beneficiarios de lo que allí se denomina la 'robolución'. Se dice que el Banco Central de Venezuela ha transferido al extranjero la friolera de veintidós mil quinientos millones de dólares de los cuales más de doce mil millones se han esfumado en el aire y nadie sabe dónde se encuentran. Se dice, también, que la corrupción involucra a la mayor parte de la nueva sociedad venezolana. No se han enriquecido los pobres, que continúan siendo tan o más pobres que en los anteriores gobiernos, sino los nuevos ricos surgidos de la revolución chavista. Cada contrato que concede el Estado está gravado con un 'impuesto procesal' como se lo denomina, una 'mordida' como se conoce popularmente allí a este robo; que puede ir de un 15 a un 30 por ciento del importe del contrato. Se justifica como una especie de gravamen revolucionario para sostener la revolución (es sólo una expresión eufemistica para encubrir el verdadero destino de los sobornos: los bolsillos de los jerifaltes del gobierno de Chávez).

La directora ejecutiva de Transparencia Internacional declaraba que el gobierno militar considera actos contrarrevolucionarios cualquier denuncia que se haga contra tales prácticas abusivas. Vamos que, aunque parezca broma, los venezolanos han 'salido de Guatemala para entrar en Guatepeor' y todo esto bajo el yugo de una dictadura que gobierna a golpe de decretazos, que tiene amarrada y amordazada a la oposición y que se declara, según palabras de su Presidente como 'Patria, socialismo o muerte'. Si como socialismo se entiende el sistema totalitario y opresivo que se está imponiendo al pueblo venezolano, sin que de él los pobres consigan mejorar su posición (a pesar de los ingresos obtenidos de la inmensa riqueza petrolífera del país), para que los corruptos de siempre se llenen las faltriqueras; me gustaría que alguien me explicase - el señor Zapatero, por ejemplo -, ¿en qué se diferencia el socialismo del señor Chávez del régimen dictatorial del señor Pinochet o del anterior régimen del presidente Carlos Andrés Pérez? Puede que la alternativa 'muerte' no sea tan mala, visto lo visto.

Siempre me he preguntado, a la vista de los deseos de los hispanoamericanos de inmigrar a nuestro país, si, en realidad, fue una buena idea la de los caudillos independentistas, buscar la segregación de aquellos países de la Madre Patria. Si fuera hoy seguramente se lo hubieran pensado dos veces. Y hubieran hecho bien.

Noticias relacionadas

El buen pastor

Una persona si no es guiada por el Buen Pastor está expuesta a ser absorbida por un extremismo ideológico

Puigdemont no cede

La carta de Puigdemont a Rajoy es más de lo mismo

Puigdemont ignora el ultimátum del Gobierno

¿A qué viene este plazo extra, hasta el jueves? y ¿a qué se refiere Soraya Sáez con sus últimas declaraciones sobre la aplicación de la norma máxima?

702218-3

El apoyo de relevantes intelectuales a la causa independentista ha sido una de las cuestiones que han salido a la palestra

San Isidro, la gallina y Puigdemont

“San Isidro Labrador, pájaro que nunca anida, no le pegues más al niño, que ya ha aparecido el peine”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris