Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Akelarre   -   Sección:   Opinión

Otegi en la onda

Rafa García
Rafa García
@rafagarciak
miércoles, 28 de febrero de 2007, 11:11 h (CET)
Batasuna ha responsabilizado al presidente del PNV, Josu Jon Imaz, de la contundente represión de la manifestación del pasado sábado en Bilbao por parte de la Ertzaintza, que acabó con varios heridos, y con la detención de uno de los dirigentes abertzales, Joseba Permach. Seguramente dice bien Batasuna. E incluso podría añadir que fue toda una lástima que en el proceso de sucesión de Xabier Arzalluz no resultara vencedor Joseba Egibar, en vez de ese ser tan circunspecto, de barba tan negra, y verbo tan blando.

Me alegra que el consejero de Interior, Javier Balza, acate sin rechistar las órdenes de la Audiencia Nacional, porque es un signo de normalidad democrática. Y me parece perfecto que también a Batasuna se le haga pasar por el aro, porque cierto es que durante muchos años los abertzales fueron los dueños de la calle, en la que camparon a sus anchas, haciendo y deshaciendo, casi, casi, con total impunidad. Recordemos que durante ese larguísimo periodo la kale borroka era algo parecido a una institución social.

Por lo tanto, reitero, las cosas han cambiado, y debemos celebrarlo. Pero no sé si no nos habremos pasado de rosca, porque debo reconocer que sentí un cierto repelús al ver a los hertzianas golpear y patear a los manifestantes de forma indiscriminada, hasta partirle literalmente la crisma a más de uno. Y lo digo, a sabiendas de que a Batasuna le gusta desafiar a todo el mundo, y llevar las situaciones al límite.

Por cierto, en la entrevista de La Vanguardia Otegi dio otro paso más en la buena dirección, al afirmar que el Estado español no habrá de pagar precio político alguno a ETA o Batasuna. Comprendo que el Gobierno diga que sigue siendo insuficiente, aunque el propio ejecutivo es consciente de que los abertzales se están moviendo mucho desde el atentado del párking de la T-4.

Primero pidieron a ETA que mantuviera el alto el fuego permanente, después habló Otegi de la aceptación de una entidad autonómica que englobara al País Vasco y Navarra dentro del Estado. Ahora Arnaldo asegura no pedir precio político. Hay que taparse los ojos con una venda, y apellidarse Acebes, para no darse cuenta de que hay movimientos internos interesantes en el seno de la izquierda abertzale.

Ahora únicamente cabe esperar que las musas democráticas sigan inspirando a Otegi, y que a no mucho tardar, éste proclame a los cuatro vientos su rechazo a la lucha armada. Imagino que ese día la AVT convocará una nueva manifestación para provocar el lucimiento del Partido Popular. ¿El motivo? Cualquiera es bueno, incluso ése que suena tan suave en catalán o valenciano: per collons.

Noticias relacionadas

Erradicar el virus

“Ni hierba en el trigo ni sospecha en el amigo” Autor Desconocid

Dinamitar para perseverar

“Muchísimo cuidado con quién pacta el PSOE, que los que han fusilado nacionalistas en la historia de este país, nos han fusilado a los progresistas también”

Más de 700 artículos

Escribir es un puro disfrute para la mente

Cuando los golpistas hablan de golpe de Estado

“¡Ahí está el detalle! Que no es ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario” Mario Moreno “Cantinflas”

Mayor toma de conciencia

Hay que educar para el respeto. Solo así podremos convivir
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris