Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mujeres de un metal menor

José Luis Palomera
Redacción
martes, 27 de febrero de 2007, 14:26 h (CET)
Sigue esta España fustigada de políticos enrabietados, que se muestran inquietos ante el temor de perder la confianza del ignorante pueblo, el cual pasa la lengua a la goma de los sobres cada cuatro años en precaución de blindar sus papeletas, antes de que la boca de la urna las engulla. Votos que no son otra cosa en este país y con estos políticos, que cheques en blanco para que los tres poderes, cual uno solo, hagan y deshagan a sus anchas.

Dicho esto que bien vale para enlazar, asistimos estos días a un incesante bombardeo mediático sobre el triste y desgraciado suceso, uno más, de una joven soldado que perdió la vida en sus labores profesionales. Esta joven ha sido condecorada a título póstumo con la Cruz al Mérito Militar con distintivo amarillo y demás honores en virtud de su supuesta valentía además de la perogrullada de decir eso de “dio la vida por la patria”

Esta joven como todos, eligió libremente el trabajo con el cual sustentarse, así de sencillo y lógico, qué sandez es esa de decir, dio la vida por la patria. Qué pasa con las otras mujeres que también mueren día a día, ¿acaso no se merecen condecoración, honor, y gloria?

En realidad, lo ocurrido no es otra cosa que una que joven perdió la vida en labores de su profesión, como lo han perdido y lo pierden todos los días cientos de profesionales.

Hoy día los que se alistan lo hacen como un medio de vida por el cual cobran un sueldo, y mientras no sean solicitados para salir en misión, sus labores incluyen jugar al parchís y otras diversiones, en virtud de matar el rato. Lógicamente en esta profesión, como en todas, uno puede tener un accidente. Ahora bien, al parecer el oficio de servir a la cartera propia a la vez que a la patria, para los que ordenan, mandan y hacen de la patria capa y sayo, bien merece salvas, bombo y platillo..

Coincidiendo con este trágico accidente, un infame loco asesino ha matado a una mujer después de atropellarla varias veces haciéndola sufrir su muerte a cada embestida. ¿Qué se la he ha reconocido a esta mujer? nada más que un trozo de tierra para el ataúd y el cariño de sus familiares y amigos.

Quién osa decirme la lógica por la cual una muerte vale honores, medallas y gloria y a otra, idéntica, nada más que entierro...

Qué ha hecho la mujer soldado que no hiciera la mujer que por oficio es ama de su casa, en el cual se incluye cuidar de sus hijos además de aceptar la misión de ser maltratada durante décadas, soportando los ataques de artillería de su terrorista compañero sentimental durante años hasta acabar siendo asesinada.

¿Qué diferencia ven ustedes? ninguna ¿verdad? ninguna, pero ellos, esos que gobiernan, los políticos, a cuenta de sus votos, cheques en blanco, no pueden dejar pasar la ocasión, si tristemente se da, para montar todo perifollo y honor que corresponde con su estamento, entre ellos, el ejército...

Siento la muerte de esa joven, al igual que siento la de tantas y tantas mujeres que son asesinadas cumpliendo con su deber. Cada una en desempeño de sus labores, tan dignas unas como otras, luego las mismas no han de conceder mayor o menos virtud, honor y gloria. También las mujeres cuya profesión es ser amas de casa, cumplen con su trabajo con total valentía y dedicación y a cambio sólo reciben, por honor y condecoración, en muchos casos, cien cuchilladas en sus carnes y un pequeño trozo de tierra para ser una más de las olvidadas víctimas de machistas asesinos.

Noticias relacionadas

Crisis política catalana

Las medidas aprobadas irán al Senado y se verá lo que sucede

Dos peligros al acecho: elecciones y contagio prematuro

“La verdad se fortalece con la inspección y con el examen reposado; la falsedad se aprovecha de la prisa y de la indecisión” Tácito

A vueltas con nuestra democracia

Unas modestas reflexiones sobre el poder y las leyes

Quien deja de aprender no puede madurar espiritualmente

¿Por qué y para qué hago esto y lo otro?

¿Llama la muerte a la puerta?

La muerte es un problema que preocupa pero que no se le encuentra solución
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris