Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

En un país normal...

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
martes, 27 de febrero de 2007, 14:26 h (CET)
Sr. Director de La Razón: Tiene usted toda la razón del mundo para denunciar, como lo ha hecho, en su lúcida y antológica “La bitácora del director” (25/ 02/07), el cúmulo de incongruencias, incoherencias, atropellos y desastres, que se han dado y se dan a diario en un país como España, y que en modo alguno, se darían “En un país normal”…

La inmensa mayoría de españoles, con un mínimo de sentido crítico, patriótico y un tanto de sentido común, ante la triste realidad que nos ha tocado vivir, firmaríamos su exposición de principio a fin.

La conclusión lógica que se desprende de su tesis, y que resulta clara y evidente para los lectores, es que en muchos aspectos y sobre todo en el aspecto político, España, hace ya tiempo, que ha dejado de ser un país normal, para convertirse en un conglomerado de intereses partidistas, nacionalistas, anómalos, y disparatados. Se mire por donde se mire este país está en el punto de mira del desprestigio de muchos países de Occidente, de Europa, de América y hasta de Africa, por sus rarezas y extravagancias de todo orden.

Usted no se atreve o quizás, prudentemente, lo ha pospuesto para otra ocasión, en señalar al máximo responsable de esta situación. Su nombre, está en la mente de todos los españoles de bien. Hoy preside –que no gobierna- los destinos de esta gran nación que ha sido y es España. La Historia pondrá a cada uno en su sitio.

Noticias relacionadas

Crisis política catalana

Las medidas aprobadas irán al Senado y se verá lo que sucede

Dos peligros al acecho: elecciones y contagio prematuro

“La verdad se fortalece con la inspección y con el examen reposado; la falsedad se aprovecha de la prisa y de la indecisión” Tácito

A vueltas con nuestra democracia

Unas modestas reflexiones sobre el poder y las leyes

Quien deja de aprender no puede madurar espiritualmente

¿Por qué y para qué hago esto y lo otro?

¿Llama la muerte a la puerta?

La muerte es un problema que preocupa pero que no se le encuentra solución
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris