Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

¡Viva el vino!

Pascual Mogica
Pascual Mogica
lunes, 26 de febrero de 2007, 11:19 h (CET)
Está claro que la derecha solo se mueve por motivos económicos. Tal es así que cuando según las estadísticas 700.000 adolescentes se emborrachan una vez al mes y el vino, que se integra dentro del célebre “calimocho”, es uno de los factores con contenido de alcohol que hace que muchos menores sufran serios trastornos por su consumo, a la derecha, a su presunto líder Rajoy, solo se le ocurre dar un “viva” al vino. Todo ello porque, y con su actitud lo han demostrado, el sector vitivinícola se ha puesto en pié de guerra contra la ministra de Sanidad que se ha visto obligada a retirar el anteproyecto de la ley antialcohol, muy posiblemente ello sea debido a que los productores de vino son conscientes de que el número de menores que consumen vino es importante y que la prohibición expresa de esta ley a que estos consuman bebidas alcohólicas puede suponer una notable disminución de sus ventas.

La verdad es que la ley es más que necesaria y que al margen de que hay otras medidas de tipo educativo, lo que se corresponde, como refuerzo a esa misión educativa que deben dar los padres a sus hijos, es que el consumo de alcohol por parte de los menores se regule por ley. Las leyes, como es el caso de este anteproyecto, no perjudican a nadie y si contribuyen a erradicar todo lo que pueda perjudicar a la salud de las personas, en este caso adolescentes, mucho mejor.

Pero el PP, como siempre, a la contra. Lo ha hecho con la Ley del Tabaco, que por cierto aprobó esta iniciativa del Gobierno de Zapatero, pero luego en las comunidades donde gobiernan, sobre todo en Madrid y Valencia, se la han pasado por el “forro” y han hecho su propia ley que no sirve para quebrantar la salud del Ejecutivo de Zapatero pero si para dañar la de los consumidores de tabaco y la de los que no lo son. Como siempre la derecha practica su oposición haciendo gala de una irresponsabilidad que raya en lo temerario. A ellos no les importa la salud de las personas y buena prueba de ello es que durante los ocho años de gobierno de Aznar se dedicaron a desmantelar el sistema sanitario público. Cosa que continúan haciendo en aquellas comunidades autónomas que ellos regentan.

Es muy posible, no sería de extrañar, que en lo sucesivo los mítines y manifestaciones del PP finalicen cantando a coro aquella composición de los maestros Arrieta y Camprodón, creadores de la célebre zarzuela “Marina” y que dice: “A beber, a beber y a apurar la copa de licor…”. O bien se decidan por la popular copla de Mano Escobar y canten aquello de: “Viva el vino y las mujeres”.

Yo creo que tanto la derecha como los productores de vino no han tenido en cuenta los beneficios que esta ley suponía para la salvaguarda de la salud de nuestros menores y sí han tenido muy presente sus intereses económicos. Si tanto vino consumen los adolescentes como para que los viticultores puedan considerarse económicamente perjudicados, la ley es más que necesaria.

Noticias relacionadas

Chomsky y el sueño americano

Chomsky es uno de los grandes filósofos en activo con análisis muy precisos sobre la realidad económica y social

La sombra de la corrupción

Todos sabemos que muchos interinos entraron de forma digital y llevan años trabajando en la administración

Políticos sin ética

Ética sin virtud es un cero a la izquierda

Afecciones del alma

La partitocracia se ha revelado como un problema para la democrática convivencia

Bienvenidas las iniciativas globales

Somos hijos del tiempo, pero también de la acción conjunta. ¡Aprendamos a organizarnos!
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris