Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

¿Sinvergüenzas con toga?

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 25 de febrero de 2007, 05:07 h (CET)
Por si la justicia no tiene ya bastante, y al decir la justicia me refiero al sistema judicial español y a todo y a todos los que alrededor de ella se mueven, ahora nos sale un abogado “listo” defensor de uno de los acusados y presenta una prueba falsa con la cual pretendía incriminar a ETA como autora o colaboradora en la matanza del 11-M.

Aquí, por lo visto viene cualquier sinvergüenza desaprensivo y cual tahúr, truhán o trilero intenta hacer trampas en un juicio que por sus características merece ser tratado con todo el respeto y la seriedad que las víctimas merecen. Nadie me va a negar a estas alturas, ni nadie se puede escandalizar, si digo que en la abogacía, como en todas partes, hay individuos que merecen los calificativos que anteriormente he señalado. Uno pasa por eso de que un abogado aún siendo consciente de que su defendido es culpable de lo que se le acusa, intente conseguir que sea absuelto, toda persona tiene derecho a ser defendida, pero de ahí a falsificar o presentar pruebas falsas, eso, si ya no lo está, debería ser tipificado como delito y condenar a quien comete semejante acto.

Evidentemente en España la falta de respeto a la justicia, y sobre todo a los que la representan, aunque hay que reconocer que más de un funcionario de la justicia se está ganando alguna que otra crítica por su actuación, es algo que hay que solucionar y reconducir a sus justas posiciones enmarcadas dentro del orden constitucional.

Lo ocurrido con este abogado tan “despabilado” hace que me plantee dos preguntas. La primera de ellas es si se le va a aplicar algún tipo de sanción o si por el contrario entra dentro de sus prerrogativas como abogado, el poder tomarle el pelo al tribunal. La segunda es si se va a averiguar de donde sacó o quien le entregó la prueba falsa al “espabilado” abogado y si han tenido algo que ver en ello todos aquellos que están intentando involucrar a ETA en el atentado del 11-M. Creo que se debería abrir una investigación. Esto no ha sido una simple argucia empleada por el “avispado” abogado. Esto puede ser más serio y más profundo de lo que a simple vista parece.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris