Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Disforia de género

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 25 de febrero de 2007, 11:31 h (CET)
El Senado ha aprobado con el visto bueno de todos los grupos -incluido el PP- la Ley de Transexuales, por la que estos podrán cambiar de nombre registralmente y en carnés, sin operación alguna de cambio de sexo ni sentencia judicial. El principal requisito es el de que un médico diagnostique disforia de género, que para los profanos es algo así como la verificación de que esta persona se siente del sexo opuesto, además de otras razones hormonales o de otro tipo que puedan complementarlo. Conocidas otras leyes como las del aborto, en las que la salud física o psíquica de la madre es certificada por médicos sin enormes requisitos y protocolos para practicarlo, es previsible que el diagnóstico de disfora de género no sea de obtención dificultosa. El inconveniente que le encuentro a esto es si se ha estudiado realmente la incidencia psicológica futura, en las personas que darán estos pasos con una mayor facilidad. De mayor gravedad si se trata de menores que en su período de adolescencia, puedan utilizar este procedimiento legal como una búsqueda rebelde de nuevas formas y expresión. Las facilidades legales que pueden suponer positivo alivio para algunos, a la contra significan ausencia de barreras para transformaciones sustanciales a otras personas que si puede afectarles no positivamente en su futuro.

Nada se habla de financiar tratamientos clínicos que permitan tratar a personas sus disfunciones sexuales, que terapéuticamente no les deje lugar a duda ante tan atrevidos pasos. Principalmente cuando son adolescentes sin ejes educativos claros, donde lo biológico lo sustituyen por voluntarismo. En el mejor de los casos.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXIX)

El Opus Dei no es santo porque lo sea un miembro concreto. Ni viceversa

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris