Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Rumasa 24 años después

José María Moncasi de Alvear
Redacción
domingo, 25 de febrero de 2007, 11:26 h (CET)
Este próximo 23 de febrero nuestro país, España, conmemora un lamentable episodio en la historia de nuestra joven democracia y que fue el mayor atentado contra la propiedad privada. Me estoy refiriendo, claro está, a los 24 años de la expropiación de Rumasa, el mayor holding empresarial privado de nuestro país que daba empleo a más de 65.000 personas, constituido por más de 700 empresas y con un volumen de negocio de más de 350.000 millones de las antiguas pesetas.

Pues bien hoy, 24 años después, las gentes de este país siguen preguntándose ¿Qué sucedió realmente? ¿Se les ha devuelto a sus legítimos propietarios, los Ruiz – Mateos, las empresas expropiadas o se les ha indemnizado por semejante robo o tropelía?

A un servidor le resulta curioso que últimamente se hable tanto del ex presidente de Rumasa, el empresario Ruiz – Mateos, y su caso sea recordado no ya sólo por todos los ciudadanos españoles, sino también por periodistas y columnistas que escriben a diario en los medios de comunicación.

Pero lo que verdaderamente se merece el Sr. Ruiz – Mateos es que se le haga justicia de una vez por todas y se le devuelva lo legítimamente suyo o, sino, se le indemnice por sus empresas pero a valor de hoy. Hace un año aproximadamente les adelantaba los resultados de una encuesta sobre lo que opinan los españoles de Ruiz Mateos y la expropiación. Sus resultados no pudieron ser más clarificantes. Y es que resulta que 9 de cada 10 españoles consideran al de la abeja inocente y el mismo porcentaje piensa que Ruiz – Mateos debe de ser indemnizado por el Estado español.

La cuestión es que para la mayoría de los españoles, los últimos acontecimientos vividos y relacionados con el Constitucional han hecho renacer el fantasma del ‘caso Rumasa’, cuando un gobierno socialista violentó al Alto Tribunal. En aquel entonces el entonces presidente del TC, Manuel García Pelayo, recibió todo tipo de presiones políticas y ya saben que fueron tan brutales que inclinaron la balanza a favor del PSOE. Tal situación provocó el exilio intelectual de aquel jurista cuyo prestigio fue inútil ante el rodillo socialista.

¿Estaban contaminados los miembros del TC para acometer el estudio de semejante robo y decidir la expropiación de Rumasa? Si nos referimos a los votos, desde luego que sí pues se necesito el voto de calidad de García Pelayo para desatascar aquel bloqueo. Y si nos fijamos en la situación política de aquel entonces, el PSOE llevaba sólo cinco meses en el poder, pues también.

Y por esto precisamente es de admirar la labor eficaz y perseverante de José María Ruiz – Mateos por transmitir a la opinión pública que la expropiación de Rumasa sólo se podía entender desde un plano político, sólo desde una perspectiva política y no económica.

Y en este plano económico y visto que el Estado no le ha devuelto NI un euro NI se le ha devuelto empresa alguna, esta saga jerezana ha presentado un escrito a la Dirección General de Patrimonio del Estado solicitando la retasación de todos los inmuebles de ‘Galerías Preciados’, ‘Marcol’ y ‘Mantequerías Leonesas’ cuya valoración actual es de más de 6.000 millones de euros.

Es decir estamos hablando de más de 1 billón de las antiguas pesetas, sin contar con el fondo de comercio ni los intereses acumulados.

Recientemente también esta saga jerezana presentó otro escrito a la misma Dirección General solicitando la retasación de ‘La Almoraima’, una finca que sigue en propiedad del Estado. Pues bien su valor actual es de más de 310 millones de euros, es decir, en más de 51.250 millones de las antiguas pesetas.

Aquí, parece que no acaba la cosa, pues este asunto de la retasación va en serio y parece que la familia Ruiz – Mateos ya comunicó en su día al Estado que de ahora en adelante, cada cierto tiempo, seguirá solicitando nuevas retasaciones de todas sus empresas: Bancos, hoteles, bodegas, compañías de seguros, las Torres de Colón, así hasta la totalidad de las más de 700 empresas que componían Rumasa.

En fin, una última reflexión. ¿Hasta cuando seguirá esta injusticia? ¿Se dan ustedes cuenta, queridos lectores, que cuanto más tiempo pasa en resolverse este asunto, que es de Estado, más caro les saldrá la indemnización?

¿Es que no se dan cuenta que la Justicia le dio la razón al Sr. Ruiz – Mateos y que por cierto su hoja de penales está limpia como la patena?

____________________

José María Moncasi de Alvear es consultor de comunicación.

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris