Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Miss Cantabria y la vuelta al feudalismo

Raúl Santiago García López
Redacción
viernes, 23 de febrero de 2007, 21:37 h (CET)
Ya hemos llegado al esperpento más rancio y casposo de la España feudalista y ha ocurrido en Cantabria, una tierra como reza su lema: Infinita. Hemos visto como en pleno debate de la plena igualdad de la mujer, una vez más, un concurso trasnochado ya en su creación, ha vuelto a trasladarnos al medievo con la decisión de retirar a la ganadora del Certamen Miss Cantabria de su justa corona, por el simple hecho de ser madre, en definitiva, por tener un hijo. Eso pasa en la actualidad, cuando tenemos la lucha ganada por la mujer en las que los partidos políticos incluyen en sus listas cláusulas que garantizan la plena igualdad de sus miembros en la composición de sus listas a representar a todos los ciudadanos en nuestros municipios y comunidades autónomas.

Pues bien, con este increíble hecho, nos han devuelto a la realidad de lo que son los concursos de belleza: la Edad Media. Este increíble hecho, nos ha hecho ver que se siguen incumpliendo las leyes en ciertos certámenes, que además reciben patrocinio de administraciones públicas y privadas que en su política está la igualdad de género, la igualdad de oportunidades y la no discriminación, por raza, sexo, credo, genero o situación familiar.

Pues bien, desde esta tribuna pública expreso mi total disconformidad con la retirada de la corona a Miss Cantabria. Mi opinión y mi ética son contrarias a que este tipo de concursos del medievo lleven ningún tipo de patrocinio o subvención publica; de manera que solicito que se revisen todas las normas de estos concursos y se adapten a la Ley y a la Constitución Española, así mismo solicito que se sea totalmente beligerante con cualquier empresa, asociación, o entidad pública o privada que no cumpla con las normas y las leyes.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”

Milagros

Casi todo el mundo cree que los milagros son el resultado de aplicar fórmulas mágicas o de la intervención directa de Dios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris