Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Un mar de banderas

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 23 de febrero de 2007, 11:29 h (CET)
Ya saben todos ustedes, amables lectores, que la carrera electoral para ocupar escaños en los Ayuntamientos lleva semanas en marcha. Estamos ahora en ese momento dulce en el que los políticos de uno y otro pelaje comienzan a hacernos promesas que muchas veces no cumplirán aunque las firmen ante el notario más pinturero de la localidad. Hace ya muchos años la actual alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, acudió a un notario con su programa electoral para que se diera fe de lo que haría si los valencianos la elegían. Entre aquellas promesas y haciendo un guiño a la gente joven se especificaba que los estudiantes tendrían billetes gratuitos para acudir a las Facultades. Algunos de los que por entonces todavía no iban a la Universidad han terminado la carrera y han seguido pagándose el billete cada día que cogían el transporte público. Y esto es tan sólo un pequeño ejemplo de cómo andan las cosas por esta ciudad en la que se gastan grandes sumas de euros de todos los valencianos en espectaculares eventos pero en la que los barrios periféricos y sus habitantes cada día están más resabiados con las autoridades que las urnas nos han deparado.

En Mayo tendremos elecciones para elegir un nuevo Ayuntamiento y todos aquellos valencianos que ya están hartos de sufrir el día a día municipal de una alcaldesa y un equipo de gobierno municipal que tan sólo se preocupa de los grandes eventos y de arropar con sus disposiciones al gremio del ladrillo están en pie de guerra. Valencia es la ciudad de los “salvem”. Me explico, ante la dejación de las autoridades municipales en la defensa de nuestro patrimonio ha tenido que ser la ciudadanía la que se organice para que no se nos expolie. Y así han ido naciendo diversas organizaciones bajo la bandera del “salvem”- salvemos- primero fue el Botánico, un precioso jardín al lado del cual se quería construir una mega-finca que con su sombra impediría el crecimiento de sus plantas, luego el Cabanyal, un precioso barrio marinero con casas modernistas al que nuestra alcaldesa quiere partir por la mitad para hacer una gran avenida que llegue al mar al tiempo que da cancha a sus amigos constructores, después la Tabacalera, una muestra de nuestra arqueología industrial que ha vendido no al mejor postor sino al mejor amigo... y así infinidad de bienes que van desapareciendo de nuestra vista día tras día.

Pero las gentes ya comienzan a estar hartas y pese a que hay entidades ciudadanas que le bailan el agua a nuestra ínclita alcaldesa una serie de valencianos se han amparado en la entidad “Acció i reflexió ciutadana per Valencia” con el fin de defender el modelo de ciudad que quieren, que muchos queremos. No queremos una ciudad monumental, queremos una ciudad en la que podamos pasear tranquilamente mientras admiramos sus viejos monumentos. No queremos una ciudad donde el coche sea el amo y señor, queremos andar por sus calles con ese paso tranquilo y sosegado del que pasea. No queremos un centro histórico derruido, queremos abrazar las mismas esquinas por las que Ausias March caminaba mientras meditaba sus impagables versos. No queremos una huerta llena de cemento, queremos poder continuar paseando en los bellos atardeceres valencianos por sendas y veredas entre los campos de cultivo.

Y para que todo esto sea posible muchos valencianos acudirán el próximo sábado desde las 10 de la mañana hasta la tarde para llenar la Plaza del Ayuntamiento de banderas con sus reivindicaciones. Los miembros de “Acció i reflexió ciutadana per Valencia” han convocado a las puertas del Ayuntamiento a todos los valencianos para que muestren sus reivindicaciones a las puertas del edificio desde el que Rita Barberá anda destruyendo nuestra ciudad. Miles de banderas- cuando escribo ya están previstas más de 30.000- inundaran la plaza donde dentro de unos días se celebrarán las “mascletas” falleras para que en cada bandera haya una reivindicación.

“Formula 1= más euros para Agag”, “Rita promete y luego arremte”, “El ayuntamiento juega al monopoly con la juventud”, “Cambio riñón por una vivienda”, “Queremos árboles, no macetas” “Regalo patrimonio, Rita”. Estos son algunos de los centenares de eslóganes que llevaran las banderas que se plantaran ante la Casa Consistorial valenciana. Cada cual puede llevar la suya, así que el próximo sábado todos los valencianos tenemos una cita en la plaza mayor de nuestra ciudad. Yo llevaré una que diga “Rita, incluso a tu pesar quiero a esta ciudad”.

Noticias relacionadas

¿Se atreverán a cometer la gran traición?

No te odio, sólo estoy decepcionado. Te has convertido en todo aquello que dijiste nunca serías. Autor Desconocido

Un caminante sin amor es como un río son agua

Vivimos en la necedad y en el engaño

Que no nos toquen los...

Los españoles somos indisciplinados, anárquicos, iconoclastas, broncosos, dejados, veletas… Aplaudimos a los mismos que denostamos; subimos a los altares a los que crucificamos. Somos… españoles

Descontrol total en Cataluña

Parece que el Gobierno sopesa aplicar una intervención mínima y espera que Puigdemont dé marcha atrás

El separatismo atrapado en el cepo. El Gobierno debe decidir

La incomprensible insistencia de Sáez de Santamaría en diálogo, diálogo, diálogo... no se entiende
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris