Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

Kosovo, la carretera inacabable

Santi Benítez
Santi Benítez
jueves, 22 de febrero de 2007, 11:00 h (CET)
Cuando oigo decir eso de que Solana es un asesino de guerra, por parte de gente que lo más cerca que ha estado de Yugoslavia es a través de un mapa viejo de instituto, no puedo dejar de pensar en las miles de víctimas que murieron asesinadas en una limpieza étnica que los europeos no se veía en suelo europeo desde el esperpento de la Alemania nazi. Por no hablar de las violaciones sumarias, los asesinatos selectivos, bosques repletos de cadáveres de niños con el cráneo aplastado contra los troncos de los árboles y los ancianos con la mirada perdida en dos guerras mundiales y en la huida por una carretera que no parecía acabarse nunca. Y nada de eso hubiera acabado sin la intervención de la OTAN. Sin la intervención de la OTAN aquella pregunta de "¿Queda algún judío en Polonía?" se hubiese transformado en "¿Queda algún musulmán en Kosovo?".

La cuestión es que este pequeño y hermoso lugar es posible que se convierta en un enclave pseudo independiente bajo estricta supervisión internacional. Ya hoy día es protectorado de la ONU, es decir, de hecho hoy día es pseudo independiente, pero claro, que a los serbios les hayan dado para el pelo por sus atrocidades no significa que vayan a cejar en su empeño de apropiarse una tierra que, según ellos, es cuna de su identidad, aunque allí no hayan sido nunca más que una minoría siempre en pie de guerra. Las propuestas presentadas por Martti Ahtisaari sólo pretenden convertir algo que ya existe de hecho en una realidad de Derecho, preservando escrupulosamente los derechos de esa minoría serbia. Estas propuestas, aparte de ser valientes y, por una vez, reales con aquello que ya de por si existe, dejándose de florituras, no van a tener un camino fácil. En principio Serbia se opondrá con todas sus fuerzas, aunque esto era de prever, y Rusia "no va a apoyar" el paso a la independencia. Lo primero no es preocupante, de momento, los serbios dejaron de tener voz y voto en este asunto gracias a Milosevic, pero lo segundo sí lo es, porque Rusia tiene derecho a veto en la ONU, y cualquier resolución de Naciones Unidas precisa del voto afirmativo de los miembros con dicho derecho.

Con respecto a Rusia la UE sí tiene mucho que decir. Porque, tal y como bien expone Timothy Garton, si en algún sitio se violaron los principios que la UE dice defender, ese fue Bosnia, y resulta que la UE se mantuvo al margen (cosa que, por desgracia, es algo que suele hacer demasiado a menudo). Es evidente que una de las formas de pacificación efectiva de los Balcanes es la inclusión de los países que forman este territorio a la Unión, y mientras que Rusia no tiene ningún interés efectivo en la zona, la UE tiene mucho más fácil llegar a acuerdos de soberanía compartida que, por otra parte, obligaría a, por lo menos en esto, tomar un acuerdo común en política exterior - cosa de la que esta Europa nuestra adolece-. Es decir, es más una cuestión estratégica interna de cohesión a largo plazo que otra cosa. Y la deuda de la Unión con Kosovo no tiene duda, pero también con los serbios, porque si la UE se hubiese implicado desde el principio, cuando Milosevic llego al poder, se habrían salvado muchas vidas, aparte de haberse defendido de forma efectiva "la difusión de la paz, la libertad y el imperio de la ley...", que tanto cacareamos.

Está claro que si las propuestas de Ahtisaari han de tener algún tipo de final feliz tendrá que ser antes de la reunión del G8, y durante la presidencia alemana de la Unión. También está claro que, al final, se llegará a un acuerdo que no satisfará a ninguna de las partes, y eso significará que es un buen acuerdo. Esperemos que, por una vez, la UE sea capaz de demostrar que sirve para algo más que bonitas palabras y, ya que estamos, empiece a demostrar que existe algún interés en convertirse en una Unión más allá de haberse quitado lo de Comunidad Económica, a ver si colaba.

Suena de fondo "Shooting Star", de Dan Sawyer.

Buenas noches, y buena suerte...

Noticias relacionadas

Amigos para siempre

¡A saber cómo vamos a salir de esta!

Que viene, que viene. El ministro Catalá

Y llegó el ministro Catalá, con Lesmes, al desayuno de Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris