Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La viabilidad del negocio filatélico

Antonio Pérez Gallego
Redacción
miércoles, 21 de febrero de 2007, 13:41 h (CET)
Todos sabemos que, por experiencias pasadas, la liquidación de una sociedad no es la forma de conseguir el mayor beneficio para el rescate de nuestros ahorros.

También sabemos que, en una supuesta liquidación, nuestros créditos no serán preferentes y que las series filatélicas formarán parte de la masa a repartir si, como todo indica, el pronunciamiento de la Administración Concursal de Afinsa lo hace en la línea de lo expresado recientemente por los administradores de Fórum Filatélico.

Se ha comentado incisivamente que dejar la gestión del negocio en manos de quienes están imputados por un delito de, entre otras acusaciones estafa y administración desleal, no deja de ser una temeridad.

En este sentido, se hace necesario recordar que, después de más de nueve meses, las acusaciones vertidas contra los ex – directivos de la Empresa no han sido aún demostradas y que cabría plantearse una duda razonable sobre si las nuevas imputaciones realizadas por la fiscalía, no podrían ser una ofensiva necesaria ante la dilación y falta de pronunciamiento sobre el caso.

No obstante, cada cual tendrá un juicio formado sobre la culpabilidad o no de la gestión, muy loable y probablemente decantado hacia una de las partes. Discutible si atendemos a la falta de información y al más que probable interés de quienes nos han sumido en la actual situación.

Lo que no debe ser un obstáculo para coincidir en la búsqueda de una alternativa, diferente de la liquidación y que nos permita participar del proceso de comercialización de nuestras series filatélicas, como contrapartida a una liquidación apresurada en la que los precios caerían estrepitosamente.

En ese sentido, apelo al sentido común y a la reflexión sobre el Plan de Viabilidad presentado por la Empresa o por cualquier otro que pudiera ser presentado, en el convencimiento de que es la mejor de las opciones posibles.

Asunto diferente será el reconocimiento implícito del error cometido si se demuestra la viabilidad del negocio, aún a pesar de las actuales circunstancias.

Noticias relacionadas

Una guerra que nos ocultaron por ochenta y seis años

Hace ocho décadas estallaba una de las primeras guerras encendidas por la chispa del petróleo, que en las siguientes décadas encendería llamas de avaricia imperialista sin precedentes

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLII)

Lo que siguió a esto fue una querella criminal contra estos sacerdotes del Opus Dei

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris