Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ahora, toca Extremadura

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
miércoles, 21 de febrero de 2007, 13:41 h (CET)
Después del fiasco de participación del referéndum andaluz, ¿toca el extremeño?. El candidato a la presidencia a la Junta de Extremadura por el PSOE, Guillermo Fernández Vara, anuncia la reforma del Estatuto extremeño aunque no haya demanda. Todos a una como Fuenteovejuna deberá pergeñarse en el período post Ibarra.

El candidato del PP, Carlos Floriano, que no hace falta ningún Estatuto nuevo, en la misma danza practicada por Javier Arenas en Andalucía y el PP en toda la España autonómica. La realidad es que Extremadura está por debajo del 70% de la media europea del PIB, siendo beneficiaria de fondos comunitarios más le valdría una reforma europeizante para llegar a sus niveles económicos. De la que todos somos culpables, no sólo nuestros representantes, hay que decirlo. Le van a la zaga Andalucía, Castilla-La Mancha y Galicia, que no sé que listón prometen a sus ciudadanos. Lo que sí se que promete en Extremadura la Junta es que de aquí a unos años llegaremos a 75% del PIB medio. Mal de muchos consuelo de tontos deben decir algunos si consideramos que las incorporadas al UE, Rumania y Bulgaria, tienen un P.I.B. la mitad del extremeño. Como lejos me lo fiáis, por contra nuestra proximidad con la céntrica y próspera Comunidad madrileña con el más alto índice de las autonomías españolas, la hacen foco de emigrantes de esta tierra. Viviendo bien en Extremadura pero sin salir fuera por los índices económicos, no sería mala idea reforzar lazos económicos y laborales con Madrid . Ibarra siempre ha dicho que Extremadura ha prosperado con los socialistas y la democracia. Al ritmo económico que vamos desde luego la diferencia contextual económica con España, desconozco si será la misma que hace 30 años. Lo que sí está claro es la necesidad de impulsos como el ejemplo madrileño, que no se arreglan por muchos estatutos que hablen hasta en latín o sanscrito. La diferencia con Andalucía es que aquí no se podrá comprobar la participación, puesto que los ciudadanos extremeños ni siquiera refrendan sus reformas estatutarias.

Noticias relacionadas

La maldita enfermedad

A lo largo de la historia se han declarado pandemias que han diezmado la población de grandes zonas del mundo

Siempre quedará Valle

En tiempos turbulentos, en los que España parece un boceto de sí mismo, un esperpento, hay que reconstruir los cristales cóncavos de la Calle del Gato

Podemos, el cuarto en discordia

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris