Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

Nueva polémica en Miss España

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
miércoles, 21 de febrero de 2007, 10:42 h (CET)
Al Instituto de la Mujer se le acumula el trabajo últimamente. Desde hace unos días por el caso de Ángela Bustillo, Miss Cantabria 2007, que fue desposeída de su título, y desde ayer por el nuevo anuncio de Dolce & Gabbana, a quien exige que retire un polémico cartel en el que aparece un hombre descamisado sujetando con violencia a una mujer.

Siempre he tenido la opinión de que hombres y mujeres deben ser iguales y disfrutar –y padecer- de los mismos derechos y deberes en cualquier ámbito; sea social, laboral, etc. Sin embargo, observo que a menudo algunas mujeres caen en contradicciones que no alcanzo a comprender.

Por ejemplo, Ángela Bustillo. Durante la última semana ha aparecido en todos los medios de comunicación denunciando su situación: ha sido elegida Miss Cantabria 2007 y sin embargo, la organización del certamen de Miss España –que va a polémica por año- le ha prohibido participar por el simple hecho de ser madre desde hace casi tres años. La problemática tiene distintos puntos de vista; el de la organización, que se rige en una cláusula que impide presentarse al certamen a las mujeres que son madres –algo que Ángela conoce bien, pues se ha presentado hasta en cuatro ocasiones-, y el de la desconsolada e impotente concursante, que después de pasar inadvertida anteriormente, ha decidido ponerse en pie de guerra y denunciar una norma machista donde las haya, pues a los hombres que son padres no se les impide participar.

A simple vista no cabe duda alguna: la organización de Miss España debería readmitir a Ángela Bustillo y eliminar normas tan absurdas y de otra época como ésta. Pero, ¿por qué denuncia ahora esta injusticia, y no antes, si ya conocía la situación?

Si finalmente consigue presentarse, habrá ganado la batalla de una guerra perdida. Podrá desfilar ante el público y acaparar votos de gente que valora la belleza de una mujer por su físico; podrá incluso ganar, por aquello de aprovechar el tirón y saber venderse mejor que el resto de concursantes, pero su lucha contra el machismo la habrá perdido. Estará siendo observada y juzgada por los ojos de una sociedad machista, formada por hombres y mujeres, que da preferencia a la imagen y no a la persona.

Noticias relacionadas

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris