Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Andalucía ya es realidad nacional

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 20 de febrero de 2007, 10:14 h (CET)
Ayer se votó. ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? Pero… ¿es que ayer hubo elecciones? Bueno, pues, aunque no se hayan enterado, sí. En un día en que desde CC.OO. su líder, José María Fidalgo, criticaba abiertamente la trasnochada política energética de Rodríguez Zapatero 'contrario, cual jovencito hippie, ideologizado e indocumentado de mayo del 68, a la energía nuclear (a la que están volviendo por motivos de eficiencia, calidad y medioambientales todos los países desarrollados del mundo)- mientras éste celebraba en un mitin en Vitoria en el que dejaba claro que piensa seguir con eso que él llama paz y que no es más que la claudicación ante la banda terrorista ETA, se celebró en Andalucía el referéndum para la aprobación del estatuto andaluz; el de la bochornosa 'realidad nacional'. El de la coartada para el Estatuto catalán. El de la apertura de la puerta de entrada al artificial nacionalismo andaluz. El estatuto en el que se afirma en su artículo 67 algo tan estrambótico como que el conocimiento, conservación, promoción, investigación y difusión del flamenco es competencia exclusiva del cortijo que preside desde hace décadas -y lo que te rondaré, morena mientras el PP siga apoyando este tipo de barbaridades- Manuel Chaves.

Todo ello teniendo en cuenta que si la clase política andaluza hubiera sido inteligente y hubiera tenido algún principio más que el querer ocupar el poder ad eternum y se hubiera opuesto al “café para todos” y al sometimiento acomplejado ante los enemigos de la nación española, el auge de los separatismos hubiera sido, sencillamente, imposible. Puestos a cuantificar la responsabilidad por cuanto está aconteciendo en España, que no es más que la culminación del fracaso de la transición, sin duda, Manuel Chaves y su cuadrilla no se irían, precisamente, de rositas.

Así que ya saben: desde ayer se acabó eso de la rumba catalana de Peret o Los Manolos. Y se terminó -¡qué se creían!- eso de abrir escuelas de sevillanas sin el beneplácito de Gaspar Zarrías, el amigo de la Pantoja, la novia de Cachuli.

Pues bien, a primeras horas de la mañana la clase feudal dejaba claro cuál era el objetivo del día: superar el patético 46% de participación que se alcanzó en el referéndum del Estatuto catalán. Claro que a las dos de la tarde la participación no llegaba a un vergonzante 19% y a dos horas del cierre se mantenía en un bochornoso 29%. Vamos, que el estatuto andaluz, que dirán los políticos demostrando, una vez más, que no sienten respeto alguno hacia las personas a las que ellos consideran súbditos (en políticamente correcto dígase ciudadanos), ha sido, como convendrán conmigo, un verdadero clamor social.

En bares, casas, cines, restaurantes, teatros, mercados, plazas y calles desde hace años sólo se oye una reivindicación: 'queremos un estatuto'. Ni el paro, ni el terrorismo, ni la vivienda, ni el analfabetismo funcional, ni la compra de votos vía PER, ni la mala calidad de la educación o de la sanidad preocupan en absoluto en el reino andalusí. 'Es el estatuto, estúpidos'. Y Javier Arenas,o, lo que es lo mismo, el Partido Popular, asintiendo y consintiendo. Y Maite Zaldívar, que no se presentó, presidiendo una mesa electoral en Marbella. 'Arsa, arsa'. Ya tenemos estatuto.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXIX)

El Opus Dei no es santo porque lo sea un miembro concreto. Ni viceversa

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris