Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Andalucía

Diego Contreras (Sevilla)
Redacción
martes, 20 de febrero de 2007, 13:08 h (CET)
“Nosotros vamos a Andalucía y a Extremadura a enseñar. No vamos a ver cómo fabrican parados, cómo se consigue una renta 20 puntos por debajo de la media europea o para ver en Andalucía la ineficacia de los servicios sanitarios. A aprender nosotros vamos a EE.UU., y también a enseñar”.

Estas han sido las palabras textuales del Presidente de la Comunidad Foral de Navarra, Miguel Sanz. Lo mínimo que nos puede provocar a cualquier andaluz es un sentimiento de absoluta indignación y perplejidad por tales manifestaciones. Quizás el Sr. Sanz desconozca como en los siglos XIX y XX acudían en masa los inmigrantes navarros (y vascos, y cántabros y valencianos…) a las por entonces prósperas ciudades andaluzas en busca de una vida mejor, a ganarse el pan tan dignamente como en posteriores décadas lo hicieran andaluces o extremeños por sus tierras. La diferencia es que cuando son unos los afectados, se les llama emigrantes, pero cuando son ellos, es que son emprendedores. Si no cree lo que le digo, dé una vuelta por las céntricas calles de Sevilla, donde aún perduran viejos comercios creados o regentados por navarros, o léase la guía telefónica de cualquier ciudad andaluza y deduzca sus propias conclusiones. A lo mejor el Sr. Sanz se cree con autoridad moral suficiente para criticar el nivel de renta andaluz, que es inferior a la media comunitaria, pero quizás desconozca que hasta hace pocos años el diferencial de renta navarro también lo era. A lo mejor, a los andaluces o extremeños no nos vendría mal un Convenio Económico con el Estado como el que han disfrutado, y disfrutan, los navarros desde la Ley Paccionada de 1841. Emulando al Presidente de China cuando vino a visitarle su homólogo singaporense, habría que decirle lo qué éste le espetó: “No me dé lecciones de economía por favor, si yo tuviera una población como la suya y un territorio tan pequeño, haría palidecer sus logros”. El Sr. Sanz habla altanero desde la posición que le otorga una Comunidad de tamaño y población similar a Huelva. Y todo ello sin recordar sus ventajas fiscales, contra las que sólo los vascos pueden competir por razón de fueros, aquellas por las cuales aún muchos andaluces, incluida parte de la aristocracia, pagan sus tributos a Pamplona y no a Sevilla. Le ha cegado la soberbia, Sr. Sanz, y ha hecho el más estrepitoso ridículo, que es demostrar públicamente la ignorancia de lo que se está hablando. Sin ánimo de ofender al pueblo navarro, me gustaría preguntarle al Sr. Sanz cuántos filósofos (Séneca o Averroes), premios Nobel (Juan Ramón Jiménez o Alexandre), o iconos universales de la cultura (Picasso o Lorca), tienen en la historia navarra, aparte de Miguel Induráin. Y nos nos diga que Ramón y Cajal era navarro, por favor. Como andaluz, sí que podría decirle lo que en el siglo XII decía el “Codex Calixtinus” acerca de los navarros, pero no es mi intención insultar a un pueblo que, al igual que el andaluz o el extremeño, tanto ha hecho por España. A lo mejor lo que tendría que aprender el Sr. Sanz es un poco de educación. Y pedir disculpas.

Noticias relacionadas

Catalunya, el árbol que no deja ver el bosque

El PP, con la Constitución tapa su corrupción

El valor y la valía

Se requieren gentes de valor que perseveren, dispuestos a plantarle corazón a esta escalada de contrariedades que nos dejan sin aliento

De la Constitución de 1812 a la de 1978

Hay que releer las constituciones derogadas antes de reformar la vigente

Turull y Rull

La viñeta de Carla

¡Aprovecha el instante! ¡Aprovecha el día!

Cada ser humano y cada alma es un microcosmos en el macrocosmos universal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris