Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Akelarre  

Traidores

Rafa García
Rafa García
@rafagarciak
domingo, 18 de febrero de 2007, 09:26 h (CET)
Rodríguez Ibarra reconoció esta misma semana que Zapatero lo ha despedido, a él, y a otros dirigentes territoriales del PSOE, los denominados barones. Y la verdad es que tienen lo que se merecen, por haber ido por libre, y haber desestabilizado constantemente a su propio partido. Junto al mandamás extremeño – por ahora – han caído en desgracia Pasqual Maragall, José Bono y Francisco Vázquez. Quizá otros sigan el mismo camino en el futuro más o menos inmediato, sobre todo cuando haya que elaborar las listas electorales. Roma no paga a traidores, y la biografía política leonesa del hoy presidente deja a las claras que ZP no perdona a los traidores.

También podría manejarse el vocablo traición a la hora de referirnos a la oposición que está ejerciendo el Partido Popular en España. Los de la calle Génova 13 tienen bien aprendido aquello de que “el fin justifica los medios”. Todo lo que no pueden ganar en el parlamento lo llevan al Tribunal Constitucional, y si ven que no se van a salir con la suya, desestabilizan al propio tribunal recusando a un magistrado, y echando por tierra la imagen de esa institución. Han recurrido en infinidad de ocasiones a los jueces para impedir que el Gobierno pudiera desarrollar distintas iniciativas en política antiterrorista, proclamando a los cuatro vientos que era ZP quien intentaba mediatizar la independencia judicial, mientras el PP se autoproclamaba adalid de la legalidad.

Pero todo es puro teatro: el PP sólo defiende a los jueces, y sus decisiones, cuando le son favorables. Grande Marlaska era Dios, pero Garzón, desde su vuelta, comenzó a ser sospechoso. Los jueces fueron independientes al impedir que De Juana Chaos saliera de la cárcel por escribir dos artículos, pero han dejado de serlo al reducirle la condena inicial. Y por supuesto, el PP ya ha dejado claro que si en el juicio por el 11 M no se consigue averiguar la verdad, habrá que buscarla en otros foros. Supongo que en El Mundo y la COPE.

¿Cómo se puede derrochar tanto cinismo? ¿Cómo pueden seguir dando clases de moral y ética sujetos como Aznar, Acebes y Zaplana, arrastrando la historia personal que arrastran? ¿Acaso no mintieron hasta la saciedad entre los días 11 y 14 de marzo de 2004?

Por cierto, hablando de la verdad, ¿sabe alguien qué fue lo que ocurrió en Terra Mítica?

Noticias relacionadas

Mucho después del ultimátum

Caminando sobre el alambre más largo de la historia

Donde se habla de un poeta, dispuesto cambiar el mundo

“El camino del Infierno está empedrado de buenas intenciones” Refrán español.

Proverbio árabe

Podemos lleva cuatro años atacado furibundamente por todos

La lista electoral como arma

​En el momento político actual, parece que en algunos partidos está ocurriendo lo mismo: La facultad-arma de hacer listas electorales condiciona todo

Torra burlándose del Gobierno, la Junta electoral y España. ¡Cáspita!

El señor P.Sánchez y su gobierno, con la señora Celaá de encubridora oficial de chanchullos, no han hecho, hacen ni harán nada para parar al independentismo del señor Torra. Tienen demasiado que perder
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris