Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Revista-musica

“Ahora existen muchos grupos, pero ¿De verdad son todos buenos o hay muchos niños jugando?”

ELECKTRA / Rock
Redacción
miércoles, 31 de enero de 2007, 23:00 h (CET)
Luciano Sabatini / Magazine Siglo XXI

Con sencillez, con sinceridad, sin engaños y sin perderle la cara al “planeta música” del este nuevo siglo que nos ha tocado vivir. Así habla Enrique Reyes de la aventura que le llevó desde una habitación compartida con amigos adivinando notas en la guitarra hasta grabar su tercer disco con el grupo que le ha visto llenar salas de conciertos, y con el que estaba destinado a encontrarse tras la ardua búsqueda, Elecktra. En la evolución constante de este grupo madrileño, y tras ofrecer sus primeros niños “Portrait” y “Dual”, y girar por España hasta la extenuación, el grupo da un cambio radical en sus planteamientos y con “Sin mirar atrás”, deja las lenguas extranjeras para cantar en castellano, un símbolo más de madurez de las ideas de este conjunto de metaleros. Con la inestimable ayuda y producción de Jorge Escobedo (Sober), no han dejado nada a la improvisación, no ha quedado gota en el tintero, ideas claras, directas y concisas llenan su nuevo disco. Enrique, junto a Jose, Parra, Pablo, Nacho y Jorge, forman el grupo con mayor proyección del metal español actual, Elecktra.




Elecktra


- ¿Cómo surge Elecktra?
- El grupo empezó en 1993, se llamaban “No Flowers Field”. De la formación inicial solo queda una persona, Jose (guitarra). El cantante era German, de Skun DF que abandonó el grupo cuando vio que era incompatible llevar los dos proyectos adelante. Entonces Elecktra empezó a buscar un nuevo cantante en 2002 y ahí entré yo.

- ¿Cómo habían sido los primeros pasos del grupo?
- Ellos ya llevaban girando por todos los locales de Madrid desde 1993 y ya se habían hecho un cierto nombre. Cuando llegué yo las cosas empezaron a ser más serias. Se grabaron dos discos, “Portrait” y “Dual” que se editaron y se vendieron en las tiendas. Hemos sido número uno de ventas en la FNAC durante varias semanas, por delante de Rammstein y de Marilyn Manson, aunque eso tiene sus trucos. Elecktra ha ido bastante mejor que cuando el grupo era “No Flowers Field” ya que evidentemente la mentalidad del grupo dio un cambio radical.

- ¿Qué trucos tiene eso de ser número uno de ventas en un tienda?
- Nada en la vida no es como te lo cuentan. Puedes ser número uno de ventas en la FNAC de Madrid, y es normal hasta que estés por encima de Marilyn Manson y de Rammstein porque eres de Madrid. Pero estás hablando de ser número uno en ventas en una tienda en concreto, mientras otros grupos como Manson y Rammstein puede ser que no vendan más discos que tú en esa tienda pero venden muchas veces más que uno ya que lo hacen en todo el mundo. Ellos venden en todo el mundo y Elecktra solo en España. Además nosotros somos fuertes en Madrid; puede ser que salga nuestro disco y en las primeras semanas todos los que estén interesados lo compren de golpe en nuestra ciudad, pero luego las ventas se paran. Mientras yo vendo 1000 discos en la FNAC de golpe, Rammstein vendió 300, pero otros 300 en Madrid Rock, y 300 más en la tienda de la esquina y así en todo el mundo.

- ¿De “No Flowers Field” a “Elecktra” cambió algo más que el nombre?
- Cuando yo llegué el nombre a estaba puesto, lo hizo el cantante anterior, Germán, antes de irse. Se buscaba un nombre más serio y representativo. La verdad es que “Elecktra” es un buen nombre por que a todo el mundo que le guste o no la música le suena; la gente no se para a pensar si le suena del complejo de Elecktra, contrapunto del de Edipo, de una compañía eléctrica o de lo que sea. Lo importante es que el nombre se quede en la gente.

- ¿Cómo ha sido el camino desde el 2002 cuando llegaste hasta el día de hoy cuando sacáis vuestro tercer disco?
- Elecktra nunca ha dado un paso atrás, siempre hemos intentado dar pasos adelante, y en su defecto, si no se podía hemos dado un paso al costado, pero nunca hacia atrás. Desde el 2002 hemos hecho cuatro video clips, dos giras por toda España, dos actuaciones en Festimad e infinidad de festivales en todo el país, hemos tocado en muchísimas salas, girado por todos los FNAC de España para hacer un Unplugged, y también conocido infinidad de grupos con los que hemos compartido escenario. Pero sobre todo mucho trabajo, muchas entrevistas, hasta llegar a ser grupo revelación en la cadena 40 TV. No hemos dejado de hacer nada de lo que estuviera en nuestra mano. Grabamos el primer disco en Madrid, el segundo en Vigo y este tercero en Murcia, cuando se ha presentado una oportunidad siempre la hemos aprovechado.

- ¿En dónde te fijas para no ir nunca hacia atrás?
- Te puedes fijar en muchas cosas. Esto es un continuo análisis: cualquier movimiento que hagas tiene unas consecuencias. Te puedes meter en un foro y ver si se habla de Elecktra; si no se habla tendrás que hacer algo para que la gente que escriba allí hable de ti. Si das un concierto, con la venta anticipada sabes cuantos van a ir a verte, tienes que ver si las canciones que has tocado funcionan, si la gente saltaba lo suficiente o no, si se ha comprado suficiente merchandising, si la gente llevaba tus camisetas y sino por qué era, si se han pegado carteles antes del bolo, si se a anunciado el concierto o no en la radio, la gente sabía que iba a haber ese concierto o no estaba enterada, si era el día adecuado para cada lugar. Hay muchos elementos para analizar, todo depende de dónde te quieras poner tú el límite. Puedes ponértelo en lo más sencillo y tocar sin más, o preocuparte de crecer continuamente. En el grupo cada uno lleva su sector concreto y entre todos formamos la unidad que es Elecktra.

- ¿Cuál es la motivación para el título del tercer disco “Sin mirar atrás”? - El nombre es perfecto, ha estado a punto de llamarse de cuatro formas diferentes, pero al final el título es el más acorde con nuestras ideas. Es un disco muy sincero por todos lados, las letras son sinceras, la música lo es, las estructuras de las canciones también. Los temas son directos, van hacia donde van y punto, no quedan recovecos para el adorno, las canciones lentas son lentas y las rápidas, rápidas. Somos un grupo que tenemos dos discos en inglés y vamos a sacar un tercero en castellano; si yo digo “sin mirar atrás” está claro lo que quiero decir, que los dos discos anteriores no vamos a volver a tocarlos, empezamos una nueva etapa. Hemos tenido un año y medio de preproducción y luego un mes de producción grabando en el estudio. Hemos dado muchas vueltas al disco y ha salido uno redondo.

- Sacar un disco debe ser como dar a luz un bebé, ¿No os da pena no volver a tocar temas de los anteriores discos?
- No vamos a volver a tocar esos temas en inglés por que nos parecía que era engañar al público. En los últimos conciertos que hemos hecho era un poco raro cantar en inglés durante hora y media, y luego cuatro o cinco temas para cantados en castellano que era un rollo totalmente diferente, el sonido era el mismo, pero las canciones eran mucho más serias, más compactas. Cuando te metes en esto tienes un mejunje de cosas en la cabeza, quieres hacer algo parecido a tal grupo o al otro, pero en general pasas de lo que la gente quiere oír, y eso es un gran error, por que al final cuando estés en un escenario los que tienen que escucharte son el público, y tienes que compenetrarte con ellos, sino toca en tu casa, en eslovaco y con palmas. Si vas a tocar en público tienes que pensar en ellos, una canción cañera para que la gente salte, una tranquila para que en algún momento del día signifique algo para el que la escucha. Cuando eres joven no cuentas con esas cosas; yo, por ejemplo, quería cantar en inglés y era un error. Ahora estamos contentos con el castellano y no vamos a volver a cantar en inglés por que nos parece no ser leales a lo que intentamos hacer ahora, ir hacia delante.

- ¿Estás cansado de que la gente a lo mejor no entienda tus letras?
- Cansado no. Los Red Hot Chilli Peppers llevan cantando “Under the Bridge” más de 20 años y no están cansados. Es más bien que me apetece hacer otra cosa ahora, y Elecktra ha dado un paso evolutivo hacia algo mejor, más directo, y yo creo que la gente lo agradecerá como hago yo cuando lo escucho, a mí me llena más. Además cuando sacas un disco lo promocionas, giras y tocas las canciones del nuevo disco más cuatro o cinco de otros discos; pues bien, para nosotros eso quedará en una anécdota, no vamos a tocar canciones de otros discos.

- ¿No da pena darle la espalda a los dos “hijos” anteriores?
- Sí, puede ser. Al fin y al cabo yo digo muchas cosas en esas letras, aunque hay gente que no las entiende. Ahora paso la hoja y diré cosas nuevas que las entenderá todo el mundo. Es un paso que siento que tengo que dar.

- ¿Qué temas serán punta de lanza del disco?
- Todavía no están decididos todos los que irán, pero por ejemplo, hay un tema que se llama “Nuestra vida”, que habla de la vida de los seis miembros de Elecktra, de cuando estás girando, metido en esto de la música, que por desgracia es un mundo que se va al garete.

- ¿Cómo ha sido el proceso de composición?
- Ha sido eterno. Con un montón de gente involucrada, y muchos a los que contentar. Todos queremos meter nuestro toque en el disco. El resto de componentes por primera vez han intervenido en las letras, y hemos contado con un productor involucrado desde el primer momento, Jorge Escobedo, guitarrista de Skizoo y antes de Sober.

- ¿Cuál esperas que vaya a ser el recibimiento de los fans?
- No lo sé. No espero que piensen nada, sino que lo que me traigan bienvenido será. El que se quiera sumar a Elecktra, perfecto, y los que se quieran retirar que disfruten de nuestros dos discos en inglés, que no los vaya a tocar más no significa que no existan, ahí quedan.



Enrique Reyes, cantante de Elecktra


- ¿No es importante el recibimiento que os vayan a dar?
- Sí claro. Pero cuando cantaba en inglés había mucha gente que me pedía en castellano, y ahora será en algunos casos al revés. La interacción con los fans es importante. Recuerdo una vez que toqué en Barcelona y vino un compañero al camerino a darme una nota de un fan que me pedía que en un próximo concierto en Teruel le dedicara “Reykjavic” a su novia, porque hicieron el amor por primera vez con esa canción. Así lo hice, para la chica en cuestión fue muy emocionante y para mí gratificante, esa es la parte buena. Pero también ha habido gente que me ha increpado por cantar en inglés, así que no puedes contentar a todo el mundo.

- ¿Dan vértigo los cambios que habéis hecho?
- Ahora estoy convencido pero al principio daban vértigo. La primera vez que nos reunimos con el grupo y pensamos en un tercer disco en inglés, vimos que habíamos madurado y nos sentíamos diferente. También hemos evolucionado musicalmente, concretado, simplificado e ido a terrenos más directos. Daba miedo, pero ya estamos en la fase final, a punto de parir. El disco está pensado para salir el 7 de Febrero.

- ¿Te ha costado menos componer las letras en tu idioma natal?
- Mucho más fácil en nuestro idioma. Cuando ves en una revista que se dice que la gente canta en inglés porque es más fácil, porque como el público no sabe inglés se puede decir lo que se quiera y no se va a entender, pero las cosas no son así. Serán más fáciles para el que quiera hacer algo cutre, pero para los que pretendemos salir de España y que un nativo que hable en inglés te entienda y no se ría de ti, es mucho más difícil. A mi los dos discos me han costado mucho dinero, tiempo y sudor; he tenido tres profesoras nativas que me corregían y daban vueltas a las letras una y otra vez y me corregían la pronunciación. Ahora cuando quiero escribir una letra me pongo y sale sólo, mucho más fácil.

- ¿Cómo dices una de las razones de cantar en inglés era para dar ese salto internacional?
- Dar el salto afuera era una intención, pero a medida que te vas metiendo en el mundo musical ves lo difícil que es. Ahora no renunciamos a ello, pero sé las de nuestras posibilidades y de las de los demás grupos, y soy más realista. Veo lo que le cuesta salir fuera a “El canto del loco”, por ejemplo, y sé lo que le costaría a Elecktra. España es un país muy peculiar, y la gente cuando empieza en esto tiene una idea equivocada; uno no para de mirar a Estados Unidos y a Europa. Aunque España esté en Europa está a mil años luz de Alemania, Reino Unido, que exportan música, mientras que nosotros no. Ahora tenemos los pies en el suelo y la cabeza nos indica que no es fácil salir fuera, lo inteligente es consolidarse. Es verdad que “nadie es profeta en su tierra”, pero como hagas mucho caso a eso te viene una muy gorda encima, todos tendríamos que mudarnos a EE.UU.

- ¿En que posición está Elecktra en el mundo del metal?
- Estamos bien, no está abajo para nada y tampoco arriba del todo. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de un subgénero dentro de otro subgénero. En España impera el pop latino, por debajo el rock latino y muy por debajo el metal. Los más grandes del metal eran Sober, que eran una excepción, casi una transición entre el metal y el pop, fueron doble disco de oro y no creo que nadie llegue tan lejos como ellos, luego Hamlet, muy arriba. Luego estamos los demás, que no llegamos a esas cifras de ventas.

- ¿Cuándo salga el disco cuál será el futuro del grupo?
- Grabar un par de video clips, cerrar todas las entrevistas para que salgan a la vez que el disco, y cuando lo estrenemos comenzar a girar, hasta sabe uno cuando. Mínimo un año y medio de gira. Quizá volver a Festimad, que es un gran escaparate; nosotros tuvimos la gran suerte de ganar el concurso de Móstoles y nos dieron la oportunidad de abrir Festimad hace unos años. Hemos sido un referente de lo que puede conseguir un grupo en Festimad, ya que a los dos años estábamos tocando casi de cabeza de cartel del festival, con un montón de público. Festimad recibe miles y miles de maquetas, es el único festival para grupos españoles de metal, es una lástima los problemas, los disturbios de la última edición, y esperamos que éste próximo salga mejor.

Hablando de Enrique Reyes a modo personal…¿De adolescente era un sueño ser cantante, cómo te surgió?
- Tú empezaste conmigo. La primera vez que canté casi se lo debo a Luciano Sabatini y a Héctor del Valle que me obligaron un poco a cantar una cancioncilla con dos guitarras; me saque la voz de “Fade to Black” de Metallica y la tocábamos en el dormitorio de Luki, un amigo. Fueron buenos tiempos, muy divertidos. Ahí estaba yo, con 15 añitos, empezando despacio, hasta pasar por no menos de 25 grupos antes de llegar a Elecktra donde por fin me quedé.

- ¿Cómo ha sido esa andadura?
- Fue muy difícil. Yo siempre he tenido las cosas claras, y no he podido estar en algo que no tuviera futuro. Estuve en un montón de “pre grupos” donde la gente no tenía las cosas tan claras como yo, que tenían una guitarra y un ampli, pero que no querían ensayar, gastarse dinero, ni crecer. He ido saltando escalones y buscando gente como yo que quisiera tomárselo muy en serio hasta que encontré a Elecktra. Hoy en día, con internet hay otra cultura, cualquiera puede tener un grupo, grabar lo que sea y colgarlo en Internet, todo es mucho más fácil pero peor para la música. Como se han abierto las fronteras y cualquiera puede tener un disco, hay muchos grupos que se creen tal, la gente puede bajar muchas canciones, y se pierde la magia. Antes era difícil llegar a grabar, ir a un estudio donde no todos podían llegar.

- ¿Conservas una idea más romántica de la música?
- Hay mucha gente que conserva esa idea del “disco” como objeto, con el libreto y el olor del disco. Yo creo que hay que moverse en un punto medio, Internet es bueno y es malo, pero no puedes luchar contra el tiempo y la evolución. Internet está ahí, te puedes bajar canciones y quizá nadie compre discos, pero aunque te bajes todos los discos del mundo lo difícil es tener criterio. Mucha gente baja música, discos enteros y los tiene en el escritorio del ordenador sin escuchar, porque tiene demasiada. A mí me cuesta mucho sacar estas diez canciones que hemos hecho, me cuesta un año y medio de mi vida, mucho dinero. El otro día fuimos a un concierto y el grupo que tocaba tenía en la mesa seis discos que se habían autoeditado con dos años de vida… ¡¿Pero esto qué es?! Con esas cosas no es que sea romántico, sino que soy cuerdo, hay que ponerle freno a esto de alguna forma. Abres una revista y no paran de salir grupos, que me parece genial, pero ¿De verdad son todos buenos o hay muchos niños jugando?

- Llegado a este punto, donde sacáis el tercer disco ¿Estas decepcionado o has cumplido tu sueño?
- Mis sueños siguen siendo los más grandes, pero cada vez que te despiertas todo es más complicado. Ya no surgen grandes grupos que puedan llenar estadios, como podía ser U2 o Michael Jackson, es evidente que el mundo de la música está cambiando y hay que adaptarse a él.

- ¿Con esto de que la gente pueda bajar las canciones de Internet y no se compren tantos discos, ha cambiado la meta de grupos como vosotros?
- Al contrario que muchos, yo no busco porcentajes ni royalties. Mi meta es que todo el mundo tenga mis canciones, me da igual en qué formato, que les guste lo que tocamos y que tengan ganas de ir a los conciertos que demos en su ciudad, que será donde yo puedo ganar dinero. Con los discos no se gana dinero, y menos ahora. En nuestra página (www.elecktra-x.com) no ofreceríamos nuestras canciones, porque no es necesario puesto que ya hay programas para compartir los archivos. Yo ofrezco el disco físico, que todavía es necesario, tiene que existir. Si Amaral vende 400.000 copias de su álbum, es que hay 400.000 personas que quieren un producto físico de ese grupo y eso te demuestra que todavía debe haber una discográfica que lo fabrique. El año que sólo se vendan 1.000 copias de un último disco las discográficas dirán que no.

- ¿Estamos yendo a que desaparezcan los discos?
- Eso es evidente, los discos físicos son una molestia ya. Yo voy con mi I-Pod y no con un discman, menos con un walkman. Igual que la cinta desapareció el Cd desaparecerá también.

- ¿Cómo subsisten grupos como Elecktra entonces?
- Con los bolos, con el merchandising, y algunas cosas más. Pero si tus sueños son muy grandes, por mucho que vendas ropa, discos y des conciertos, vas a tener que poner más dinero en el grupo. Un grupo es un niño tonto, no tiene límite. Puedes meterle la cantidad de dinero que quieras, hay miles de anuncios que pagar en miles de revistas, miles de videos para hacer, etcétera. El límite lo pones tú. Dónde quieres dormir estando de gira, en un hotel o en un hostal, quién te haga la producción, un productor grande o uno pequeño, si vas a tener ayudantes en el estudio, uno, dos o tres, si vas a grabar en un buen estudio o en la casa de un amigo, no hay límite, el grupo absorbe el dinero que quieras echarle.

- ¿Hasta donde puede llegar Elecktra?
- Tengo los pies en el suelo, pero de puntillas. Mi sueño avanza poco a poco. Ahora sería por ejemplo tocar en la sala Heineken, como el año pasado, pero que esta vez se quede gente sin poder entrar, y que haya que tocar dos veces. Me planteo pequeñas metas que pueda ir alcanzando.

- Puestos a soñar…
- Muse son el primer grupo que han tenido un contrato conservando sus derechos por si sus temas se tocan en el Sistema Solar, pensando en el futuro. Así que los sueños pueden llegar lejos. Puestos a soñar con cosas casi inalcanzables, me gustaría llenar estadios, vivir de esto de forma ostentosa y ridícula, crear mis canciones tranquilamente y que grabar un disco me lleve dos años y que sea un discazo, con canciones brutales, que realmente están camino de serlo, hoy son muy buenas. Si todo nos va bien el próximo álbum o el siguiente disco será un bombazo, y daremos un paso de gigante.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris