Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Por comentar...   -   Sección:  

La mano izquierda de Rijkaard

Patxo Palacios
Patxo Palacios
sábado, 17 de febrero de 2007, 12:53 h (CET)
La rapidez con la que Begiristain y Rijkaard han solucionado el affaire Eto’o habla mucho y bien de los dos, en connivencia con los capitanes y resto de la plantilla.

Es evidente que hay ciertas disensiones en el seno de la plantilla, como las hay en cualquier empresa y que hay grupos o afinidades y antipatías personales. Es ley de vida y va en la naturaleza humana.

Pero lo que podía haber supuesto el primer eslabón de una crisis deportiva, tras la ocasionada por la salida del club de Rosell por las diferencias con su otrora amigo Laporta, ha sido sanado de raíz por la dirección deportiva del club de manera ejemplar.

Y mira si estaba claro quién era el culpable de la situación. Porque al goleador se le fue la olla pero bien, con clara desmesura e irracionalidad en sus palabras hacia Ronaldinho y al propio mister. Sin embargo, dado lo que hay en juego y la previsible aportación fundamental del jugador en la fase decisiva de Liga y Champions, los dirigentes deportivos del club han preferido limar asperezas, no castigar y reforzar al grupo, Eto’o incluido. Chapeau.

Comparaciones son odiosas, ciertamente, pero si el Madrid – con muchos menos motivos – hubiese optado por similar táctica en los asuntos Beckham o Diarra, habría podido contar seguramente con ambos y haber sumado más puntos de los que actualmente tiene. No suele ser aconsejable tirar piedras contra el tejado propio.

Los caprichos del camerunés, por otro lado, son una constante en su carrera. Samuel parece un tipo majo y sin duda un gran goleador; sin embargo, sus estridencias o salidas de tono personales se han dado ya en el Mallorca, con Luis Aragonés, en una celebración con el Barça insultando innecesariamente al Madrid, escupiendo a Expósito y negándolo a continuación, etc.

En fin, que problema solucionado, aparentemente. Pero que nadie se engañe, es seguro que ni Rijkaard ni Begiristain, ni el propio Laporta van a olvidar tranquilamente esta metedura de pata y este gesto claro de egoísmo del crack camerunés. El tiempo colocará a cada uno en su sitio.

Hasta entonces, que prime lo deportivo y que jueguen y ganen los mejores, tanto en España y en Europa. Tenemos a la vista una semana demasiado apasionante, con el Valencia-Barça del sábado y los partidos de Champions martes y miércoles como para desviar nuestra atención a otros menesteres.

Al tema.
Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris