Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   Euroliga - Top 16   -   Sección:   Baloncesto

El Tau comienza con muy buen pie el top-16 ganando en Israel (68-79)

Los macabeos sucumbieron ante la defensa final y el acierto vasco
Redacción
viernes, 16 de febrero de 2007, 00:45 h (CET)
Seguro que Velimir Perasovic ha recibido una de las mejores medicinas para recuperarse cuanto antes de su angina de pecho. El croata puede estar orgulloso del partidazo disputado por sus pupilos bajo la tutela de su ayudante Natxo Lezkano en las lejanas tierras de Oriente Próximo. Además del valor de la victoria, vencer de esa manera a rival de semejante tamaño supondrá una gran dosis de moral para los baskonistas después de la Copa del Rey.

FICHA TÉCNICA
68- Maccabi Tel Aviv: Bynum (-), Jeretin (5), Burstein (13), Felix (2) y Vujcic (12). Sharp (9), Eliyahu (17), Arnold (7), Jasaitis (2), y Green (1).
79- Tau Baskonia: Prigioni (7), Rakocevic (19), House (9), Scola (8) y Peker (5). Arslan (3), Erdogan (14), Vidal (2), Teletovic (-) y Splitter (12).
Parciales: 24-30, 13-8, 17-19, 14-22.
Árbitros: Lamonica (Italia), Sutulovic (Serbia) y Christodolou (Grecia).(1). Sin eliminados.
Incidencias: 10.500 espectadores llenaron el pabellón Nokia Arena de Tel Aviv. Primer partido del Top-16 de la Euroliga.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Imagen
El Baskonia no se amilanó en un ambiente infernal y cuando peor pintaban las cosas dio la estocada definitiva al Maccabi.
Lo peor: el arbitraje
El trío arbitral sucumbió ante la presión de la afición amarilla y fue demasiado casero. Scola lo pagó y fue borrado del partido.
El dato:
El Baskonia ha roto una racha de catorce meses consecutivos del Maccabi sin perder en su cancha.

Jon Narváez / Enviado especial

Muchos eran los factores adversos al cuadro vitoriano en Tel Aviv. El infernal ambiente, el plantel de lujo al que se medían, la ausencia de su entrenador e incluso la casera labor arbitral no bastaron para hacer hincar la rodilla a un conjunto motivadísimo que supo qué hacer en los momentos decisivos.

El primer cuarto comenzó con un Baskonia simplemente superior al Maccabi. La mejor versión de Prigioni repartía el juego de manera muy inteligente y equilibrada entre el juego interior y exterior. Pronto se escapaba el equipo dirigido por Natxo Lezkano, 4-13 en el minuto 4. Spahija se apresuraba a pedir tiempo muerto y a sacar a uno de los mejores valores del baloncesto israelí, Lior Eliyahu, que anotaba dos canastas consecutivas.

En el minuto 6 se torcían algo las cosas para el Baskonia al cometer House su segunda falta personal y tener que ser sustituido por Erdogan, pero los vascos se mantenían gracias al acierto de Rakocevic, que anotaba 16 puntos en el primer cuarto. También Scola aportaba sus tantos a pesar de la extrema vigilancia a la que era sometido. Pero Vujcic y Eliyahu estaban muy metidos en el partido y recortaban la diferencia. Rakocevic cerraba el primer cuarto con un lejano triple, 24-30.

Con buenas sensaciones y sus tres turcos en pista iniciaba el Tau el segundo cuarto. Los dos primeros minutos tendieron a continuar la buena labor de los primeros diez minutos. Pero pronto iba a cambiar la tendencia al ajustar los macabeos su defensa. Arslan mandaba balones a Scola y enseguida veía el porteño todos los huecos cubiertos por tres defensores encima suyo. Algo parecido ocurría con Vujcic, que ante el acoso de Splitter y Teletovic doblaba numerosos balones bien a Eliyahu bien a Arnold, haciendo ver su prodigiosa capacidad para generar juego bajo tableros. Poco a poco la renta de 10 puntos alcanzada en el minuto doce por el Baskonia se reducía y, después de cinco minutos sin anotar, el Maccabi se ponía a tres puntos. Alentados por una afición incandescente, los amarillos ya respiraban en el cogote de los vitorianos al descanso, 37-38.

Y en los segundos veinte minutos comenzaba la auténtica batalla. Los de Tel Aviv apretaban en defensa de lo lindo y Eliyahu continuaba impartiendo su clinic. A ello le ayudó el casero arbitraje, que se encargó de sacar del partido a Scola y castigaba a Peker y Splitter. El Maccabi se marchaba y Burstein subía a siete puntos la máxima ventaja israelí, 50-43. Pero el Baskonia es un equipo que nunca se rinde y entre Erdogan y House devolvían la igualdad al encuentro e incluso los vascos asustaban al Nokia Arena situándose tres puntos arriba al final del tercer cuarto, 54-57.

Era el momento de los valientes, de quienes no se arrugan. El momento en el que se percibe la diferencia entre los buenos y los grandes jugadores. Después de unos minutos de intensísima lucha, en los que Splitter y Peker se imponían a sus pares rivales, un triple de Arslan ponía seis puntos arriba al Baskonia, 56-62. Comenzaba a entrar al miedo a los macabeos. Vujcic y Eliyahu fueron prácticamente borrados sobre todo por la defensa de Peker, sólido como una roca, y Sharp y Burstein intentaron, con arranques de orgullo, seguir la estela azulgrana. El arbitraje continuaba mostrándose demasiado severo con los visitantes, pero Eliyahu fallaba los tiros libres. La defensa vitoriana no se amilanó y sobre todo gracias a House y Peker la diferencia se mantenía en unos siete puntos de renta, 67-74. Las embestidas israelitas pronto obtendrían su fruto si los hombres de Lazkano no anotaban rápido y Rakocevic, en una jugada de equipo de mucha calidad, sentenciaba el choque a falta de poco más de minuto y medio con un triple. Al ver el público del Nokia Arena el 68-77 en el marcador, muchos desfilaron de sus asientos y otros optaron por presenciar, en silencio, cómo el Tau culminaba una merecida victoria. Un nuevo contraataque tras robo de Prigioni lo culminaba Vidal con un buen mate mientras el respetable silbaba a su equipo.

Después de esta victoria de peso el Baskonia deberá realizar otra visita, a la Lottomatica Roma, donde en caso de ganar podría dejar casi sentenciado su pase a los cuartos de final de la competición. Las victorias en cancha ajena son difíciles en extremo y el Buesa Arena es inexpugnable en la competición desde principios de la temporada pasada.

Noticias relacionadas

El Madrid gana en Fontes do Sar en un festival triplista

Récord histórico de triples en un partido de Liga Endesa

El fortín gallego prueba el liderato del Real Madrid

Los de Santiago todavía no han perdido en casa este año

Victoria balsámica de Unicaja ante el Khimki

Nedovic (21 puntos) lidera a los andaluces, que vuelven a ganar cinco partidos después

Con ustedes, el Rey Luka Doncic (Real Madrid – Barcelona: 87-75)

El ‘siete’ es la estrella de un vital triunfo europeo blanco cimentado en un tercer cuarto de los de antes, a base de una notable defensa y alto porcentaje desde el perímetro; así como una mención para el gran aporte anotador en los momentos cumbres, del director Campazzo (10 puntos), Reyes (14) y Thompkins (12), secundarios de lujo del esloveno (16).

El Betis Energía Plus por fin se estrena en la ACB (83-77)

Los sevillanos logran, a la undécima, la primera victoria de la temporada, frente al Monbús Obradoiro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris