Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   PSOE   VOX   Política  

​Mientras las ovejas balan, los lobos hacen su agosto

“Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas” Bertrand Russell
Miguel Massanet
lunes, 28 de septiembre de 2020, 08:37 h (CET)

Mientras nuestro ministro de Sanidad, señor Illa, nos muestra su faceta más autoritaria asumiendo el papel de inquisidor con respeto a lo que sucede en la comunidad madrileña con el coronavirus, amenazando, exigiendo, reprochando y cuestionando todo lo que hacen las autoridades locales a las que les ha caído el marrón de tener que apechugar, a la vez, con un rebrote inesperado y virulento de la pandemia del Covid 19 y, el tener que luchar en desventaja con la campaña de acoso que, conjuntamente, están llevando a cabo el Gobierno y los señores de Unidas Podemos que no dejan de soliviantar a los ciudadanos madrileños para que salgan a las calles a protestar, con razón o sin ella, de lo que es evidente que no está en la mano de nadie poderlo erradicar con facilidad. Al respeto conviene recordarles a los catalanes, que tan belicosos se han mostrado criticando lo que está sucediendo a los madrileños, que no pueden sacar pecho ni mostrarse como ejemplo en su lucha contra el virus ya que, precisamente, parece ser que, en estos últimos días, la situación en esta comunidad va haciéndose más complicada y va camino de entrar en una fase semejante a la que está padeciendo la capital del reino.

Claro que una cosa es predicar y la otra es dar trigo, como muy bien dice el refrán castellano. Es evidente que el belicoso presidente de Cataluña, señor Torra, en vísperas de un fallo que puede dejarlo fuera de combate por una temporada, haciendo uso de su inveterada costumbre de no dejar títere con cabeza, venga o no a cuento, se explayó hace unos días quejándose de que, en la comunidad madrileña, las autoridades actuaban de forma irresponsable y, todo ello, después de haber dicho recientemente que los españoles debían visitar Cataluña para promover el turismo interno que favoreciese los intereses de los catalanes; ahora, en un cambio repentino de criterio, se desdijo y pidió que los catalanes no fueran a Madrid pidiendo un confinamiento de la capital de España. No obstante, los hechos se han empeñado en poner en un apuro al fanático presidente de la Generalitat catalana cuando, las noticas que se están dando, es que de nuevo la pandemia está rebrotando con fuerza en Cataluña, de tal modo que las autoridades sanitarias de la región ya consideran que “la situación es preocupante”, algo que les impele a tomar nuevas medidas para intentar controlar la pandemia, entre ellas prohibir la reunión de más de seis personas y el pensar en la posibilidad de imponer el confinamiento en determinadas áreas urbanas.

Resulta impactante que ahora sea el propio consejero de Interior del gobierno catalán, Miquel Samper, el que en una entrevista que tuvo lugar en una radio catalana, tuvo que pedir prudencia a la hora de valorar la situación en Madrid puesto que, en Cataluña, se pueden reproducir los mismos o similares datos “en tres o cuatro días de mala gestión” añadiendo lo que se puede entender como una corrección a los aspavientos y acusaciones de Torra, “no pensamos ni que estamos tan bien ni que ellos estén tan mal, el virus tiene su propia vida y su velocidad”, considerando posibles “cierres perimetrales” en algunas ciudades de la comunidad si la situación del virus recomendase tomar semejantes restricciones.

En realidad, que el señor ministro, señor Illa, ahora pretenda mostrarse como el salvador del país, cuando es notorio y así se ha venido reconociendo en el resto de Europa, que su gestión de la pandemia del Covid 19 ha sido la peor de todas las que se han adoptado en el resto de países de la comunidad; como mínimo se puede calificar de poco oportuno, de un intento de cargar las culpas sobre la señora Ayuso sólo por el hecho de pertenecer al PP y con la intención de contribuir, con su postura sectaria, a esta cortina de humo que intentan los socialistas crear para evitar que sus desaciertos en el control de la pandemia y sus, cada vez más preocupantes, concesiones a las izquierdas y a los nacionalista (en un intento de aprobar unos PGE antes de que pase la fecha en la que debieran haberlos presentado ante la CE), provoque el que se quede sin el apoyo de Ciudadanos o de ERC para la presunta aprobación de los presupuestos; incluso que, si se consiguiera, sin necesidad de que votasen las dos, dejando a alguna de dichas formaciones políticas desencantada y fuera del acuerdo; no les restasen votos ante sus propios votantes, muchos de los cuales abominan de sus acuerdos con los separatistas catalanes y quisieran que sólo lo hicieran con el partido de la señora Arrimadas.

Y, en medio de semejante barullo, el señor Iglesias arreciando su campaña en contra de la monarquía, como si ésta fuera la mayor preocupación de los españoles; la misma táctica que emplearon con el show que montaron con la exhumación del general Franco para sacarlo del Valle de los Caídos y evitar, en un acto de mero ensañamiento, que sus restos fueran enterrados donde pedía su familia, en la catedral de La Almudena en Madrid y, mientras, la vicepresidenta del Gobierno, señora Calvo, entrevistándose con los de Bildu para asegurarse su apoyo a los presupuestos y, al mismo tiempo, adoptando esta actitud de intolerancia hacia los argumentos de la oposición cuando no tuvo inconveniente en “pedir tranquilidad” a la oposición, una petición absurda cuando lo que se debate en que siga respetándose la legalidad y la Constitución tan importante para el futuro de España y, señora Calvo, no olvide que, como usted dice, “cuando digo todos digo todos” lo que significa que usted misma y el gobierno al que representa también deben estar incluidos entre estos “todos” a los que hace alusión, algo que, desgraciadamente, no parecen entenderlo ustedes si es que debemos fiarnos de las graves irregularidades de la señora Fiscal General en cuanto a la forma de aleccionar a los fiscales que tiene bajo su mando. ¿Papel constitucional? ¿Cuándo, señora, su partido ha actuado con la oposición de forma “constitucional”? ¡Nunca! Porque lo que siempre han pretendido, cuando pedían unidad al resto de partidos, fue que la oposición se tragara íntegramente aquellas normas o leyes que ustedes habían pergeñado, sin consentir que se modificase ni una coma del texto que pretendían que se les ayudase a convalidar

Y, como ya se ha convertido en algo habitual en estos señores que nos mal gobiernan, para acabar de rizar el rizo, se sacan de la manga una humillación más a la que someter al Rey que, por cierto, parece que ha perdido el desparpajo, y que no se atreve a contradecir en nada al señor Sánchez, no sabemos si porque tiene la espada de Damocles pendiente sobre su cabeza de que, el propio Presidente, le amenace con ser quien dé el pistoletazo de salida para el inicio de una posible campaña junto a la de Unidos Podemos, en contra de la institución monárquica, algo que se está mascando desde hace bastante tiempo y, en especial, desde que al rey Juan Carlos se le sacaron los colores en relación a comportamientos poco edificantes de su pasado como rey. En efecto, la Moncloa ha impedido que, sin que se conozcan los verdaderos motivos de esta decisión del señor Sánchez y compañía, SM acudiera, como era costumbre inveterada, a Barcelona para la entrega de sus diplomas a los jueces que están a punto de jurar sus cargo (por cierto el 90% se van a quedar en Cataluña a causa de la desbandada que se ha producido entre los jueces que venían ejerciendo y residiendo en esta comunidad autónoma). ¿Falta de medios para garantizar la seguridad del monarca? ¡Es posible que alguien pueda creerse semejante absurdo!, o pudiera ser que, para que los catalanes no protestasen y los soberanistas no iniciaran otra campaña contra el Gobierno, en momentos en los que el señor Sánchez busca un acuerdo para sacar sus presupuestos, tanto tiempo enterrados en espera de ser rescatados a causa de la imposibilidad de obtener un consenso para poder convalidarlos, lo que pudiera acabar con un nuevo fracaso que les impidiese conseguirlo.

Pero no dejemos que los árboles nos impidan ver el bosque. Nadie piense que el señor Pedro Sánchez y sus huestes no saben lo que quieren conseguir y que, por mucho que se diga, no den puntada sin hilo. Todo al contrario, tiene un plan perfectamente trazado que, por desgracia, van siguiendo con puntualidad milimétrica y, vista la abulia que observamos en los partidos de la oposición y la desafortunada deserción propiciada por la señora Arrimadas que les ha puesto, a los socialistas, la posibilidad de sacar sus presupuestos, con el apoyo de Ciudadanos, con la excusa de que, en caso contrario, los iban a aprobar con el visto bueno de los soberanistas vascos y catalanes. Lo que no dice es que el señor Sánchez, con su habilidad proverbial, los emplea de señuelo para que, ni Ciudadanos ni ERC, se atrevan a exigir lo que no le gustaría tener que conceder al PSOE, debido a que cada uno de ellos sabe que, con el apoyo del otro, el señor Sánchez y el del PNV podría sacar adelante la aprobación de los PGE.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, nos cuesta ver qué clase de política está dispuesto a llevar a cabo el señor Casado, cuando se limita a amagar, criticar, preguntar e insistir en desacreditar al Gobierno, con todo el motivo del mundo, por cierto, pero no vemos que quieran pasar de ahí, quizá sea debido a haber escuchado las voces del bando que procede de los rajoyistas o de los partidarios de Santamaría, que recomiendan que sigan una estrategia prudente, que no enfaden a los posibles votantes procedentes de Ciudadanos o , lo más improbable, desertores de otras formaciones, como sería el caso del PSOE; un presunción que no parece que tenga posibilidad alguna de que se produzca. Sin embargo, cada día que pasa se va notando que viejos votantes del PP, fieles y leales durante años, están empezando a pensar que, en VOX, quizá puedan encontrar un mejor acomodo debido a que, sus propuestas y declaraciones, encajan mejor en quienes aferrados a nuestra moral y ética y viendo que España tiene su futuro comprometido, estamos hartos de seguir siendo el hazme reír del resto de Europa.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Paraguay: Escándalos Del Ministro Martínez Simón y Su Grupo en CSJ

En términos sencillos Abdo Benítez en concordancia con su Equipo de Ministros del Ejecutivo intentan por todos los medios evitar que todo el mundo se entere

Apaño Baltasar Garzón-Pedro Sánchez

El apaño se descubrió en La Sexta como se descubren los acomodos, avíos o conveniencias que extrañan cuando alguien copia

Carta abierta a Nadia Calviño

Antes de pasar a hacerle mi crítica, respetuosa y sensata, he de decirle que no consienta que el bolchevique de Galapagar le declare una absurda “guerra” de fanatismo, torpeza y engreimiento

Un millón de contagios

Los problemas económicos se pueden resolver con la colaboración de la Unión Europea y con otras medidas como los ERTES y diversos tipos de ayudas económicas y también con el salario social y el ingreso mínimo vital

El totum revolutum de la política

¿Hasta dónde nos llevarán las improvisaciones de Sánchez?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris