Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica literaria   -   Sección:   Libros

'Trayecto', de Ignacio Echevarría

Gabriel Ruiz-Ortega
Gabriel Ruiz-Ortega
martes, 17 de julio de 2007, 23:47 h (CET)
Bueno, a veces es un tanto complicado escribir reseñas, y esta dificultad se multiplica cuando tienes que comentar el libro de un reseñista implacable que hace no mucho dio una lección de ética al no prestarse a los juegos de poder existente entre todo grupo hegemónico con alcance.

Trayecto es, ante todo, una especie de antología de reseñas a través de las cuales Echevarría ofrece un panorama de la literatura española contemporánea. Son más de setenta reseñas –recogidas de un universo que supera las trescientas reseñas- marcadas no tanto por el halo laudatorio de las obras y autores escogidos, sino que la selección obedece al espíritu que demarca todo fenómeno literario, o sea, si una literatura pasa por un buen momento, esta está conformada por obras buenas, mediocres y malas. Así es que la selección de Echevarría no es para nada un acopio de encomios, pero sí una tajante prueba de su lucidez. Prueba de ello es la inclusión de la polémica reseña que hiciera de la novela El hijo del acordeonista, de Bernardo Atxaga
.
Entre los seleccionados de Echevarría se encuentran autores (a quienes he leído) como Rafael Chirbes, Antonio Muñoz Molina, Alejandro Gándara, Pere Ginferer (un maestro), Manuel Vázquez Montalbán, Arturo Pérez-Reverte (mi ídolo), Juan Bonilla, Eduardo Mendoza, José Ángel Mañas (en un futuro aparecerá una entrevista en Siglo XXI), Ray Loriga, Juan Marse, Luis y Juan Goytisolo, Enrique Vila-Matas, Francisco Umbral, Camilo José Cela, Rafael Sánchez Ferlosio, Luis Mateo Diez y Luis Landero.

Como se podrá colegir, la riqueza de esta, digamos otra vez, muestra de reseñas, tiene a la pluralidad como base, pero esta base, como señala Echaverría en el “pequeño” prólogo de más de cuarenta páginas señala un hito fundamental en el desarrollo de la narrativa española: La Transición. Es interesante lo que el crítico sugiere, ya que para él la no-aprehensión de este proceso histórico sirvió como marco o fondo de no pocos trabajos signados por el reciclaje temático, el coqueteo conceptual o el alejamiento total (en este caso, el rechazo a una posible influencia de los acontecimientos de La Transición está pautado por el conocimiento de causa que lleva a un alejamiento, en otras palabras: escoger un nuevo camino conociendo el otro).

Y el condimento no pudo estar ausente en Trayecto puesto que el colofón Calas es tan o más atrayente que el mismo prólogo. En Calas el crítico recoge una serie de artículos antes publicados con los que da forma a una serie de respuestas a quienes, en su momento, le espetaron ofensas debido a una mala reseña o a un punto de vista equivocado. Es muy atendible la respuesta que Echevarría le ofrece al escritor Antonio Muñoz Molina, quien salió en defensa de Rafael Chirbes luego de que el crítico le diera una soberana paliza crítica. Calas es un fresco despiadado de lo que es el mundo literario (no solo el español): una suculenta parrillada de egos. Podemos estar o no de acuerdo con esta sección, pero lo que sí es claro es que en estas páginas se respira el espíritu de la honestidad intelectual por sobre todo.

Trayecto es un libro de lectura obligada para todo aquel que está metido en la literatura. Sin embargo, no puedo dejar de expresar mi extrañeza al ver que no están nombres importantes como Juan Manuel de Prada, Montero Glez, Antonio Orejudo, Marcos Giralt Torrente, Juan Madrid, Javier Reverte y Javier Cercas. Pero bueno, el problema es que jamás habrá una selección que deje contentos a todos, todos quieren ser parte de una –aún así se les de con palo-, pero dejo en claro que cualquiera de los nombres acabados de mencionar pudo suplir tranquilamente a algunos nombres seleccionados que están de relleno.

Sin lugar a dudas, Trayecto es un libro que se deja leer y sentir, hasta se llega a aprehenderlo.

Noticias relacionadas

Deusto publica 'Leviatán. O la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil'

El libro más conocido de Thomas Hobbes, con traducción de Antonio Escohotado

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain

"Creemos que lo sabemos todo de todos y no conocemos nada de nadie"

Entrevista al escritor Miguel Ángel Hernández

Cómo combatir y prevenir el acoso infantil

Una obra fundamental para aprender a detectar el bullying y empezar a combatirlo

"Este libro es mi aporte fruto de mi compromiso con los venezolanos"

Entrevista a ​Álvaro de Lamadrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris