Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Micro abierto   -   Sección:   Opinión

Cartas con remite, buzones sin nombre

Pelayo López
Pelayo López
martes, 13 de febrero de 2007, 10:45 h (CET)
Hace no demasiado tiempo, una intentona ministerial trató de edificar un proyecto consistente en la puesta en el mercado inmobiliario de pisos de 30 m². La propuesta trataba de ser una alternativa a una complicada -y parece que irresoluble- situación, la del acceso a la vivienda, sobre todo, para algunos colectivos específicos. Lejos de entrar a valorar si la idea pudiese ser lo suficientemente digna desde puntos de vista como el constitucional –mucho me temo que la mente pensante de semejante elucubración no viva entre cuatro paredes que delimiten una superficie de esas dimensiones-, lo cierto es que un recurso como el planteado no debería estar en la primera posición de una lista de posibles soluciones. Ahora, cuando el río parece haber vuelto a su cauce, cuando las numerosas voces que clamaron contra la adopción de esa medida, la Ministra, instigadora, primera y/o última, vuelve a intentar llevar adelante una iniciativa similar, en este caso, parece que algo más afortunada en el espacio, y las miras: 35 m² y unos 200 €/mensuales para universitarios. No es que sea algo descabellado, incluso tiene su punto de necesidad. Habrá que comprobar hasta qué punto es así y si los estudiantes, verdaderos beneficiados, tienen algo que decir.

Quienes han dicho no, y de manera contundente, son numerosos cordobeses que han rechazado las viviendas de protección oficial conseguidas por sorteo. Llevan en la ciudad andaluza dos años intentando conseguir moradores para numerosos pisos de esta calificación. Los beneficiarios de las mismas han declinado su premio argumentando el entorno en el que éstas se ubican, un entorno al parecer conflictivo y en el que la mezcolanzas de razas y modos de vida es una realidad. Es curioso que, cuando se antoja tan difícil acceder a una vivienda, cuando a uno le toca la lotería, decida no hacer uso del premio. Es curioso y, al tiempo cuestionable. Es cuestionable y, al tiempo, comprensible.

De ningún modo resulta comprensible, por otro lado, el comportamiento de un cartero mejicano que ha sido detenido. En su propiedad se encontraron los agentes más de 10.000 cartas procedentes de los Estados Unidos, unas cartas que, en su interior, contenían la posibilidad de una vida digna para numerosas familias. El dinero contenido en las misivas servía para sufragar su día a día, mismo día a día que a este cartero le sirvió para ir acumulando una pequeña fortuna a costa de la desesperanza de sus vecinos. Entre posta y posta, cartas con remite y buzones sin nombre.

Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris